Enlaces accesibilidad

Coronavirus

EE.UU. supera a España en número de muertos y registra casi 2.000 fallecidos por segundo día consecutivo

Por
Un equipo paramédico translada a un paciente en Nueva York
Un equipo paramédico translada a un paciente en Nueva York EFE/EPA/Peter Foley

Estados Unidos ha registrado por segundo día consecutivo casi 2.000 muertes relacionadas con el nuevo coronavirus, según el recuento local de la Universidad Johns Hopkins. Este es una vez más el peor número de muertes diarias en el mundo desde el comienzo de la pandemia.

Este nuevo récord (1.973 muertes), ligeramente superior al del día anterior (1.939), eleva a 14.817 el número total de muertes registradas. La primera potencia mundial supera ahora a España (14.792 muertes), pero sigue estando menos afectada que Italia (17.669).

EE. UU. por sí solo representa más de una cuarta parte de los casos notificados oficialmente en todo el mundo, que supera ya  los 1,5 millones de casos y más de 87.000 muertos. Desde mediados de la semana pasada, EE. UU. ha estado informando de más de 1.000 nuevas muertes al día, a pesar de las medidas de contención que se han puesto en marcha progresivamente estado por estado.

Trump insiste en la reapertura de la actividad económica

El presidente de EE. UU., Donald Trump, ha dicho este miércoles que le gustaría reabrir la economía del país con un "big bang", pero que el número de muertos por el coronavirus tiene que descender antes de que eso suceda.

El mandatario ha dicho que el país podría reabrirse económicamente en fases, pero que "sería bueno abrir con un big bang", pero a la hora de ejecutar la decisión se tendrá en cuenta la evolución de la pandemia y a los expertos. El presidente estadounidense no ha dado un plazo exacto, pero su principal asesor económico, Larry Kudlow, dijo el martes pasado que era posible que sucediese dentro de cuatro a ocho semanas.

Trump, que busca ser reelegido como presidente el 3 de noviembre, quiere que la economía vuelva a funcionar lo antes posible, pero sus asesores instan a la cautela por la preocupación de que el intento de volver a la normalidad antes de tiempo produzca un nuevo brote.

Tanto el mandatario como su equipo se han sentido alentados por las cifras de decesos, que parecen estar por debajo de las proyecciones que esbozaron la semana pasada, cuando indicaron que podrían morir entre 100.000 y 240.000 personas. "Nos adelantamos a lo previsto", ha dicho Trump en una reunión informativa de la Casa Blanca, a lo que ha añadido que confiaba en que podría "hacerlo mucho mejor" de lo que indicaban las proyecciones.

Nueva York aplana la curva

El estado de Nueva York es el principal foco de la epidemia del país con 6.268 decesos. Ha registrado un nuevo aumento récord en las últimas 24 horas con 779 nuevos fallecimientos, pero la situación allí parece estar estabilizándose, ha dicho el gobernador Andrew Cuomo.

"Si el ritmo de hospitalizaciones sigue bajando de la forma en que lo está haciendo, el sistema debería estabilizarse en estas próximas dos semanas, lo que minimizará la necesidad de capacidad extra que hemos construido", ha explicado en su conferencia de prensa diaria.

Cuomo ha asegurado que los datos demuestran que las medidas de confinamiento y de parón de la actividad económica están funcionando, pero ha avisado de que los fallecimientos pueden seguir aumentando durante los próximos días, a medida que perecen personas que llevan semanas luchando contra la enfermedad.

Noticias

anterior siguiente