Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Las empleadas domésticas piden cobrar el paro y medidas de protección

Por
Las empleadas de hogar denuncian que no tienen paro y piden material de protección

Trabajan dentro de las casas y apenas se las ve, aunque estos días están intentando hacer oir su voz ante la crisis del Coronavirus, que las afecta especialmente. Por un lado, sus tareas de limpieza y cuidados de personas vulnerables las ponen especialmente en riesgo. Por otro, sus condiciones laborales hacen que su situación económica sea especialmente frágil y preocupante

El gobierno está estudiando medidas adicionales para protegerlas de los efectos de esta crisis. Así lo ha confirmado hoy el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en rueda de prensa. Desde hace días, sindicatos y asociaciones de trabajadoras del servicio doméstico venían denunciando su desprotección. 

Son entre 600.000 y 700.000 y la inmensa mayoría, un 98%, son mujeres. Los sindicatos calculan que sólo 400.000 están dadas de alta en la seguridad social y cerca de un tercio trabaja en la economía sumergida. Si a esto se une que casi la mitad son inmigrantes, aparece la tormenta perfecta de la precariedad y la inestabilidad laboral. Pero hay más. Aunque estén dadas de alta, ellas no tienen los mismos derechos que el resto de los trabajadores.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Un tercio de las empleadas del hogar, como mínimo, sigue trabajando 'en negro'

Menos derechos, más precariedad

Las empleadas domésticas pertenecen a un régimen especial y, por ejemplo, no tienen derecho a paro ni se les aplica la ley de riesgos laborales. Sus empleadores disponen del llamado "derecho de desistimiento", que facilita enormemente su despido. Desde hace años, llevan pidiendo que España ratifique el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, lo que implicaría el derecho a una prestación por desempleo. Con esta crisis se está despidiendo a muchas de estas trabajadoras que se encuentran en la calle sin ningún tipo de ayuda por desempleo.

Desde CCOO se señala que el Real Decreto de medidas extraordinarias del gobierno no contempla ninguna que se pueda aplicar a estas trabajadoras. "CCOO de Construcción y Servicios ha solicitado al Gobierno que se adopten medidas extraordinarias para las trabajadoras del hogar, particularmente el establecimiento de una compensación equivalente a la prestación por desempleo para aquellas que se hayan quedado sin ingresos como consecuencia de la crisis del COVID-19 u otro tipo de ayudas similares", explica Pilar Expósito, secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO de Construcción y Servicios. 

UGT también ha pedido que se asimile la protección de estas empleadas con el resto de trabajadores y recuerda la especial vulnerabilidad en la que se pueden ver las trabajadoras de origen extranjero y ha pedido a la Secretaría de Estado de Migraciones que tenga en cuenta la preocupante situación que genera el cese de la expedición de documentos.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Empleadas de hogar y cuidadoras: "Nos dejan el cuidado de la vida y estamos precarizadas"

En primera linea ante la enfermedad

Y es que la amenaza del despido pesa sobre muchas de estas empleadas, a las que se está sometiendo a jornadas maratonianas. Carolina Elías, presidenta de la Asociación por un Servicio Doméstico Activo (SEDOAC), denuncia que les están llegando casos de trabajadoras internas a las que sus empleadores no dejan salir por miedo al contagio: "Sus empleadores les han prohibido salir de los hogares hasta que se levante la alerta. Esto provoca en la población trabajadora, aislada en las casas de lunes a viernes, además de ansiedad y angustia, explotación laboral e imposibilidad de poder hacer su propia conciliación familiar".

También denuncian la falta de medios de protección de las empleadas, tanto para evitar ser contagiadas como para no contagiar ellas mismas a sus propios empleadores. Una situación especialmente sensible es la de las cuidadoras de mayores y otro tipo de personas vulnerables. Por eso piden que se les proporcione material de protección adecuado para el correcto desarrollo del trabajo de cuidados, que a veces deben desarrollar con personas contagiadas por el COVID-19.

SEDOAC llama la atención sobre otros posibles abusos: "Hay que vigilar y frenar las prácticas abusivas de las empresas de intermediación laboral y plataformas webs que ofrecen servicios de cuidados con descuentos del 50% que al final se traduce en menos salarios para las cuidadoras". También piden que las empleadas del hogar que también cotizan en la Seguridad Social puedan solicitar bajas por cuidado de menores como el resto de trabajadores y recibir exenciones fiscales como población especialmente afectada por e  coronavirus.

Noticias

anterior siguiente