Enlaces accesibilidad

'The mystery of the Pink Flamingo', el irresistible encanto del flamenco rosa

  • Una película que mezcla documental y ficción para desvelar las claves de ese icono Kistch
  • Con la participación de Meneo, John Waters, Allee Willis y Eduardo Casanova
  • Está participada por RTVE e iba a presentarse en el Festival de Austin, que se ha suspendido por el coronavirus

Por
Rigo Pex (Meneo) en 'The mystery of the Pink Flamingo'

The mystery of the Pink Flamingo es un sorprendente documental de los Hermanos Polo Japonica Films que juega con las convenciones del género y que iba a presentarse esta semana en el prestigioso Festival South by Southwest, en Austin (Texas). Pero el certamen ha sido suspendido por el coronavirus. Aún así hemos querido saber más sobre esta sorprendente película que está protagonizada por Rigo Pex (Meneo) y que cuenta con la participación de RTVE.

Un documental que nace de una curiosa obsesión de su director, Javier Polo: "El flamenco rosa es un animal que siempre me ha dejado estupefacto. Tiene algo maravilloso y misterioso a la vez, que te atrapa y puede incluso llegar a obsesionarte. Si lo observas con detenimiento, su sinuosa figura, sus enigmáticos ojos, su desproporcionado cuello en forma de S, sus abruptos movimientos y los extraños cantos que emite, pronto te da a entender que podría ser un extraterrestre. No es de extrañar por tanto, que como a mí, a muchas otras personas, culturas e incluso civilizaciones, les haya servido de inspiración para desarrollar leyendas, mitos y hasta su propio arte".

"La idea del documental -continúa Javier- viene de esa obsesión que yo en primera persona he tenido con los flamencos rosas y que ya tiene también casi toda la gente que me conoce, je, je, je. Es como el coronavirus que te infecta y se expande pero en este caso la película es el antídoto. La verdad es que me he sentido perseguido por ellos, es como una especie de broma pesada, pones el foco en ellos y te los vas cruzando por todas partes, como cuando te das un golpe en un dedo del pie y de repente todos los golpes van a esa zona, o un conocido se va de viaje a un país exótico y no paras de ver noticias y cosas de ese país, la vida se ríe de ti de alguna forma. En esta fase, comencé a preguntarme por qué estaban por todos lados, de donde venía toda esta fiebre y lo que comencé a investigar y me fascinó y empecé a tirar del hilo y me fui encontrando con personajes estrafalarios e historias alucinantes que son las que por suerte podemos ver en el film.

"Con la película -añade- tratamos de contar un viaje liberador para encontrarse a uno mismo, el argumento central es la búsqueda de la identidad. Queremos plantear esa cuestión -¿Quién eres?- e invitar al espectador a ser él mismo. A través del viaje de Rigo Pex, conoceremos a diversas personas que han afrontado esa pregunta y la han resuelto de la misma manera, encontrándose. Aunque todas estas respuestas son muy dispares".

Rigo Pex (Meneo) en 'The mystery of the Pink Flamingo'

El protagonista es Meneo

El protagonista del documental es Rigo Pex, a.k.a. Meneo, un musicólogo, performer y presentador guatemalteco afincado en Madrid, del que nos habla Javier: "A Rigo tuve la suerte de conocerlo en mi anterior documental Europa en 8 Bits, y de él aprendí mucho de su forma de vivir la vida, es un alma completamente libre e inspiradora. Es por eso precisamente por lo que me decidí a proponerle que se uniera a esta aventura, quería que aportara esa espontaneidad, ese torbellino tropical, latino y divertido que es Meneo".

"El reto fue sobretodo trabajar para contener a Meneo y desarrollar el personaje ficcionado que arranca la película, que es justo lo contrario a lo que es él. Rigo es el vehículo que nos ayuda contar la historia, es él en primera persona quién emprende el viaje y va convirténdose en Meneo conforme avanza la película, se va encontrando a sí mismo. Fue una experiencia muy enriquecedora para todos y hemos quedado muy contentos con el resultado".

Rigo Pex (Meneo) en 'The mystery of the Pink Flamingo'

Traspasando los límites del documental

Destacar que no estamos ante un documental formal, sino ante un experimento que busca romper los límites del género: "Desde el principio nos planteamos que no queríamos hacer un documental clásico -asegura Javier-, me interesa mucho experimentar con los géneros y romper los convencionalismos y este proyecto era perfecto para ello porque tratábamos ya de por si un tema muy atípico. No teníamos muy claro como iba a funcionar, pero al final hay que dejarse llevar por tu instinto y cuando crees en una idea y la trabajas y te lanzas a por ella, las cosas salen. Teníamos referentes muy variados en el mundo del documental como Borat Exit Through the Gift Shop y en la ficción como El Gran Lebowsky o Miedo y Asco en Las Vegas, pero ninguno de estos casos es exactamente como nuestra película, así que el propio proceso también ha sido también un viaje muy excitante. Por otro lado, la experiencia de Yago Muñiz en la edición ha ayudado mucho también a conseguir narrar y apoyar a la dramatización".

"Uno de los elementos que es muy difícil ver en los documentales es el humor -añade-, y aquí hemos tratado de incorporarlo siempre que hemos podido, tanto en el guion, como en el rodaje, en el montaje y en la posproducción. Los personajes que aparecen en el documental son en su mayoría individuos que han decidido en la vida optar por transgredir y tener una postura irreverente y rebelde, buscando su propio camino alejado de lo que hacen los demás. La película trata de apoyar esta postura y tiene un punto gamberro y divertido que sin duda afectará en el espectador".

Rigo Pex (Meneo) en 'The mystery of the Pink Flamingo'

El triunfo de lo Kitsch

Por eso lo kitsch juega un papel fundamental en el documental: "El kitsch está presente en el film en todo momento -confiesa Javier-, el pink flamingo es el icono kitsch por antonomasia y por ello teníamos que reflexionar y teorizar sobre el kitsch. Es un tema que todos conocemos pero que no se estudia a menudo, estos fenómenos sociológicos siempre me han interesado y hemos tenido la suerte de viajar a varias colecciones de kitsch de las más importantes del mundo, como la de Allee Willis, la de Brian Antoni, la de Cindy Dunlow, la Pink Lady o la de Eduardo Casanova. Entrar en sus casas ya era toda una aventura".

Destacar también la excelente fotografía que juega mucho con los colores: "La fotografía a veces se descuida un poco en el mundo documental, igual que el diseño gráfico y la estética en general, porque se busca la realidad, y la realidad muchas veces es bruta y salvaje -afirma Javier- este caso nosotros queríamos hacer algo elegante, fino y que tuviera un empaque global muy definido. Por ello trabajamos cada departamento de una forma más cercana al mundo de la ficción o el mundo de la publicidad, aunque sin los medios de éstas. En la composición de planos y el planteamiento visual hicimos muchas pruebas previas porque el esquema de cámaras que ideamos para las entrevistas era muy complejo y mi hermano Guillermo Polo, el director de fotografía, le ha dedicado mucho empeño en mantener la misma línea visual en todos los fotogramas de la película". 

"La paleta de colores y la labor de dirección de arte de Carla Fuentes -continúa- también ha complementado a la perfección la fotografía, siempre hemos buscado otorgar un especial tratamiento del color rosa y de los tonos turquesas, que nos trasladan un poco a la estética pastel de los años 50. También hemos cuidado esto en el etalonaje con Moncho Sánchez, que habrá soñado con el color rosa el pobre, cansado de hacer correcciones selectivas para resaltarlo. Las ilustraciones de Carla Fuentes para el cartel y para la animación de los créditos de inicio de Device, el diseño gráfico de Lawerta, y las animaciones de Jonathan Cremades, Pepe Ábalos, Fenómena y Javier Santaella, también ayudan a mantenernos siempre en el mismo universo estético".

"El color rosa es el gran protagonista, todo el documental rezuma a rosa y no podía ser de otra forma al hacer un documental sobre los pink flamingos. Hemos tratado siempre de tener elementos rosas en set y hemos encontrado y conseguido algunas localizaciones increíbles bañadas de color rosa. La gestión de todos sus permisos por parte de la directora de producción María García ha sido estupenda y nos ha facilitado mucho las cosas" -concluye-.

Destacar también el original uso del sonido. Y es que el protagonista de la pelícual se dedica a estudiar y coleccionar sonidos. "El sonido es otro personaje más en la película, el mundo de Rigo Pex es el mundo de los sonidos, y a través de ellos el personaje viaja a otros lugares y a otros estados emocionales -nos comenta Javeir-. Nos ayudan mucho a ejemplificar el significado del film y la evolución del personaje. Tanto en la captación de los sonidos en rodaje por la jefa de sonido Leticia Argudo como en el diseño de sonido de Victor Cuadros del estudio de posproducción de Barcelona Lastcrit, han cuidado hasta el último detalle y han entendido lo que queríamos narrar y se puede apreciar mucho esa conexión".

Eduardo Casanova y Rigo Pex en 'The mystery of the Pink Flamingo'

Han contado con el mismísimo John Waters 

Uno de los protagonistas del documental es John Waters, el director de clásicos de culto como Pink flamingos, Cosa de hembras, Hairsray o Cry Baby. "Pink Flamingos y John Waters es lo primero que le viene a mucha gente a la cabeza cuando les explicas el proyecto. Fue una película que marcó un antes y un después en la historia del cine y es una película de culto por ser rebelde y transgresora, pero sobretodo, por su carácter grotesco y salvaje. Esa actitud frente a la vida, de remar a contracorriente, de investigar terrenos desconocidos e incómodos para la sociedad, es lo que la hace única, y sin duda esa posición que adoptó John Waters frente a la vida y a través del arte, tiene mucho que ver con nuestra historia".

"Costó un poco convencer a John Waters para que participara -añade-, mucha gente quiere entrevistarlo y creo que ya está un poco cansado de hablar de su película Pink Flamingos. Pero nos puso en contacto con él y nos ayudó mucho Gabriela Martí en conseguir animarle y una vez nos dio una fecha (a 3 meses vista), su actitud fue muy participativa y cariñosa y se volcó con el proyecto".

Y llegó el momento de conocerlo: "La verdad es que estábamos un poco nerviosos, no podíamos permitirnos un error -confiesa Javier-. Teníamos solo 2 horas y sabíamos lo importante que era para la película, era nuestra gran carta bajo la manga cuando vendíamos el proyecto y tenía que salir perfecto. Y salió muy bien. Llegamos una hora antes a su casa, preparamos el set y una vez estaba listo apareció. John Waters es un genio: se sentó y empezó a hablar. Y no paró durante las dos horas. Me da mucha lástima haber tenido que cortar algunas reflexiones para que el documental no durara 5 horas, pero sus pensamientos sobre el buen y mal gusto, los procesos creativos, la identidad propia y su visión del mundo en general son únicos. Nos sentimos muy afortunados de haber podido compartir una experiencia así con él y esto nos lo llevamos para siempre".

John Waters en 'The mystery of the Pink Flamingo'

Allee Willis, Eduardo Casanova y otros entrevistados

El otro gran nombre del documental es Allee Willis, la famosa compositora, artista y directora de arte que compuso el tema principal de Friends y que falleció a finales de 2019. "El día 24 de diciembre nos enteramos por sorpresa de su muerte y fue un duro palo para todo el equipo -confiesa Javier-. Era una persona maravillosa, nos abrió las puertas de su casa en Los Ángeles y estuvimos allí dos días completos rodando. Se volcó en todo momento con el proyecto y nos enseñó cada centímetro de su casa, que es una obra de arte en sí misma. La verdad que para mí es el personaje que mejor representa la tesis de la película. Era una mujer avanzada a su tiempo, que ha cosechado innumerables éxitos en su carrera y ha vendido más de 60 millones de discos. La verdad es que merece un documental para ella sola, era una mujer muy valiente y muy creativa, de las personas más inspiradoras que conoceré sin duda. El primer corte que hicimos de su entrevista duraba 45 minutos, nos costó mucho reducirlo tanto porque cada frase que decía era mejor que la anterior".

"No se por qué lo hice exactamente -añade-, pero fue a la única persona que decidí manderle el documental antes de terminarlo, seguramente porque tenía muchas ganas de compartirlo con ella, y lo puedo ver finalmente y le encantó. Nos mandamos varios correos muy bonitos y al menos ahora puedo estar tranquilo en este apecto".

En cuanto a los otros protagonistas del documentall Javier asegura que: "Además de las entrevistas de Allee Willis y John Waters, que son verdaderamente mágicas, destacaría sin duda las de Eduardo Casanova y Brian Antoni. La del primero porque es soprendente el discurso de rebeldía que tiene y lo bien que lo expresa, le plantea varias cuestiones a nuestro personaje sobre el mal gusto, el kitsch y el color rosa, que después tendrá que ir descubriendo por si mismo. Y la de Brian, porque aún siendo una persona desconocida para el gran público, es de las entrevistas más emocionantes y refuerza la idea global del documental de abrazar los cambios y liberarse, encontrar tu manera de ser feliz y ser tú mismo".

Allee Willis en 'The mystery of the Pink Flamingo' cropper

Una producción complicada

Hacer el documental no ha sido fácil, como n os comenta Javier Polo: "Como en todas películas independientes, el proceso ha sido (o está siendo, mejor dicho) largo y arduo. El desarrollo siempre es lo más complicado ya que estás prácticamente solo frente al peligro y necesitas conseguir la financiación para dedicarte únicamente a ello. Pasé así 2 años, dándole vueltas a la idea, buscando el equipo, y comencé a trabajar con Sixto García en el guion para obtener la ayuda de desarrollo, que nos permitió rodar el teaser que a la postre fue clave para conseguir el resto de financiación".

"Tras varios acercamientos con distintas productoras, de repente un día me llamó mi hermano, que también estaba desarrollando un largometraje, y me dice que ha encontrado una productora joven de Barcelona que le da buen feeling. Nos pusimos en contacto y el flechazo fue prácticamente instantáneo. Así entró Japonica Films al proyecto, de pura casualidad. La verdad es que hicimos un equipo muy bueno junto con la productora creativa, Merli Marlowe, que ha ayudado en todas las decisiones creativas desde el primer momento y tiene pinta que este vínculo a tres bandas perdurará en el tiempo. Hicimos varios pitchings en mercados como el de Sunny Side of the Doc, donde ganamos el premio a mejor pitch de arte y cultura, el Festival de Cine de San Sebastían y Docs Valencia. Y pronto conseguimos que entraran las televisiones nacionales y la ayuda de producción de Valencia".

"Y después vino el rodaje, que fue toda una aventura -continúa Javier-. Comenzamos la parte en España y después volamos a Estados Unidos, donde nos hicimos la costa este de sur a norte en furgoneta, desde Miami hasta Boston y luego ya volamos a otros lugares como Chicago, Los Ángeles o Las Vegas. A USA viajamos los justos para llenar una furgoneta de gente y material de rodaje, y en España se quedó medio equipo de producción para preparar las jornadas de rodaje aprovechando que nos sacaban 7-8 horas de diferencia. Lo negará, pero sé que Gerard, el otro productor, voló a Los Ángeles solo para ir a grabar la secuencia de Las Vegas y estar en la fiesta final de rodaje".

El esfuerzo mereció la pena solo por ser selecionado por el prestigioso festival South By Southwest, pero el coronavirus les reservaba una desagradable sorpresa: "El viernes 6 de marzo, por la noche, nos enteramos de que el festival se cancelaba por el coronavirus, la verdad que estamos devastados con la noticia, era un sueño hecho realidad poder estrenar la película allí e íbamos a ir a Austin 10 personas del equipo. En fin, lo que no está en tu control no puedes manejarlo, así que no nos queda otra que esperar a ver qué pasa con los próximos festivales que nos han seleccionado, porque corre el riesgo de que se vayan cancelando todos y eso sería un auténtico desastre, pero bueno, somos más películas en la misma situación e imagino que se buscarán soluciones".

"La idea que teníamos -añade- era estar alrededor de 6 meses estrenando la película en festivales y salas de cine y después de esto, en España la película estará disponible en Movistar Plus, RTVE, TV3 y Àpunt Media. El haber sido seleccionados al SXSW sin embargo sí que nos ha servido al menos para firmar un acuerdo con la agencia de representación americana Gersh, que ha llevado películas como It Follows o Whiplash y seguro que hace un buen papel para venderla a plataformas y moverla. En Europa hemos cerrado un acuerdo con The Party Film Sales, que ya llevaron nuestro anterior documental y queremos que se vea en muchos países".

"Ahora mismo -concluye- estamos acabando de decidir si vamos a Austin, pero parece que sí que vamos a ir ya que aunque no podamos participar en el festival, puede ser un punto de conexión con muchos otros productores, distribuidores y artistas que no podemos desaprovechar y que están en la misma situación que nosotros. Al final de las cosas malas siempre salen cosas buenas y la gente se une y se ayuda y saca lo mejor que tiene, así que buscaremos soluciones".

Cartel de 'The mystery of the Pink Flamingo'

Noticias

anterior siguiente