Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Edad, problemas de coagulación y sepsis: definidos los principales factores de riesgo del coronavirus

  • Un estudio en China ha realizado el seguimiento de 191 pacientes con COVID-19 en estado grave o crítico
  • Describen dos factores que podrían permitir identificar a los pacientes con un mal pronóstico desde etapas tempranas

Por
 Imagen Covid-19 a microscopio
Imagen Covid-19 a microscopio ISTOCK

La edad, los problemas de coagulación y la sepsis o septicemia (una infección generalizada por un patógeno) ​son los principales factores de riesgo de muerte por coronavirus, y que ha sido descrito por primera vez tras el seguimiento del cuadro clínico de 191 pacientes con COVID-19 que habían sido ingresados en dos hospitales de la ciudad china de Wuhan y cuyos resultados han sido publicados en la revista The Lancet esta semana. 

[¿Qué es el coronavirus?]

De los 191 pacientes en estado grave que forman parte de este estudio, 137 fueron dados de alta y 54 murieron en el centro hospitalario. Entre las personas que fallecieron, la media de edad era de 69 años mientras que la de los dados de alta fue de 52 años. El equipo ha subrayado que la mitad de los pacientes - 91 en total - tenían además condiciones crónicas subyacentes, siendo las más comunes la hipertensión y la diabetes, aunque han señalado que el tamaño de la muestra podría limitar la interpretación de los resultados. 

"Los peores resultados en las personas mayores pueden deberse, en parte, al debilitamiento del sistema inmune relacionado con la edad y al aumento de la inflamación, que podría promover la replicación viral y respuestas más prolongadas a la inflamación, causando daños duraderos en el corazón, el cerebro y otros órganos", ha explicado el coautor del estudio, el doctor Zhibo Liu del Hospital Jinyintan.

[¿Qué hacer si tengo síntomas de coronavirus?]

Según han explicado, además de los factores de riesgo, los investigadores han señalado dos factores técnicos que podrían permitir a los médicos identificar a los pacientes con un mal pronóstico desde etapas tempranas. Uno de ellos es tener unos niveles altos de puntuación en la escala SOFA (mide el estado del paciente durante su ingreso en unidades de cuidados intensivos) y tener valores altos en la prueba del dímero D que supone problemas de coagulación sanguínea.

Una descripción completa del cuadro clínico del coronavirus

El estudio describe el cuadro completo de la progresión del coronavirus y concluye que la duración media de la fiebre fue en los pacientes de unos 12 días en aquellos que sobrevivieron, un período similar en los fallecidos. Sin embargo, la tos puede durar mucho tiempo: el 45 % de los pacientes aún tenían la tos al ser dado de alta, según este estudio que también pone de manifiesto que en los supervivientes la disnea -ahogo o dificultad en la respiración- cesó después de unos 13 días, pero duró hasta la muerte en los que no sobrevivieron a la enfermedad del Covid-19.

Con relación a la excreción del virus, el trabajo indica que la duración media de esta fue de 20 días en los supervivientes y que el coronavirus fue detectable hasta el final en las personas fallecidas; la excreción prolongada del virus sugiere que los pacientes todavía pueden ser capaces de propagar el Covid-19, por ello no recomiendan darles de alta hasta que la prueba resulte negativa en coronavirus.

[Mapa del coronavirus]

El estudio también ilustra el momento de la aparición de diferentes complicaciones, como sepsis, síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), insuficiencia cardíaca aguda, insuficiencia renal aguda y la infección secundaria.

Liberación del virus

Los investigadores han aportado en este estudio nuevos datos sobre la diseminación (dispersión) del virus en la que la duración media de la liberación es de 20 días en los supervivientes (de 8 a 37 días), mientras que se detectó el virus hasta su muerte en los 54 que fallecieron.

Respecto a esto han puntualizado que la expulsión viral está influenciada por la gravedad de la enfermedad, y han recordado que en el caso de este estudio se trataba de dos tercios de la muestra con afecciones graves o críticas.

El coautor principal del estudio, el profesor Bin Cao del Hospital de Amistad China-Japón y la Universidad Capital Medical de China, ha explicado que la liberación viral que han observado en el estudio es importante para guiar las decisiones sobre las precauciones a tomar durante el aislamiento y el tratamiento antiviral en pacientes con COVID-19, y añade que "el tiempo de liberación viral no debe confundirse con la guía de autoaislamiento para personas que puedan haber estado expuestas al virus pero que no tienen síntomas, ya que esta guía se basa en el tiempo de incubación del virus".

Recomiendan pruebas negativas de COVID-19 antes de que los pacientes sean dados de alta

El investigador ha insistido en que las pruebas de COVID-19 sean negativas antes de dar a los pacientes de alta en el hospital y ha advertido en evitar el uso de tratamientos antivirales retrasados "prolongan la duración de la liberación del virus, y juntos, estos factores ponen a los pacientes infectados en riesgo de morir", pero que un tratamiento antiviral eficaz puede "mejorar resultados".

Durante el estudio, los investigadores chinos compararon los registros clínicos, los datos de tratamiento, los resultados de laboratorio y los datos demográficos entre las personas que sobrevivieron y las que no.

[Sigue el minuto a minuto del coronavirus]

Además, analizaron los cambios en los resultados de laboratorio durante la hospitalización (por ejemplo, exámenes de sangre, radiografías de tórax y tomografías computarizadas), además de usar modelos matemáticos para examinar los factores de riesgo asociados con la muerte en el hospital.

Noticias

anterior siguiente