Enlaces accesibilidad

El exasesor de Trump Roger Stone, condenado a tres años y cuatro meses de prisión por las escuchas rusas

  • En total se le imputan siete cargos relacionados con la trama por la supuesta interferencia rusa en las elecciones
  • Cinco de falso testimonio, uno de obstrucción del proceso judicial y otro de manipulación de testigos

Por
Tres años y cuatro meses para Stone por la trama rusa

Roger Stone, un estrecho excolaborador del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha sido condenado este jueves a 40 meses (tres años y cuatro meses) de prisión, tras haber sido declarado culpable de siete cargos relacionados con la llamada trama rusa, en un caso en el que el mandatario ha presionado a favor de su exasesor.

La sentencia fue leída después de semanas de luchas internas dentro del Departamento de Justicia y no parece que vaya a ser el punto final de esta causa, ya que Trump ha lanzado pistas de que podría indultar a Stone, al considerar que ha sido tratado injustamente.

El estratega enfrentaba cinco delitos de declaración falsa, más uno de obstrucción de procedimiento oficial y otro de manipulación de testigos, todos vinculados a la investigación sobre la trama rusa.

La sentencia es menor a la solicitada en un primer momento por la Fiscalía, que había pedido entre siete y nueve años de cárcel.

Críticas de Trump

Esta causa ha ganado relevancia después que Trump criticase públicamente el proceso judicial contra su exasesor. La polémica creció aún más cuando el fiscal general de EEUU, William Barr, emitió una recomendación en la que instaba a rebajar la petición de condena, lo que provocó la renuncia de cuatro fiscales encargados de ese caso.

Stone, que trabajó hasta agosto de 2015 en la campaña electoral de Trump y después mantuvo contacto regular con él, fue detenido por el FBI el pasado 25 de enero en Fort Lauderdale (Florida, EE.UU.).

Según la Fiscalía, el exasesor actuó como enlace entre la campaña de Trump en 2016 y la plataforma WikiLeaks, que difundió correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata que eran "perjudiciales" para la campaña de la candidata presidencial de ese partido, Hillary Clinton.

El equipo del fiscal que dirigió la investigación de la trama rusa, Robert Mueller, aseguró entonces que tenían pruebas de que Stone se había comunicado con la plataforma WikiLeaks durante su ataque al servidor de los demócratas en 2016.

Noticias

anterior siguiente