Enlaces accesibilidad

Jeff Lemire, la importancia del guion en los cómics

  • Se publican nuevos títulos del guionista de Black Hammer
  • El canadiense acaba de ganar un Premio Eisner por su nueva serie: Gideon Falls

Por
Viñeta de 'Doctor Star'

Siempre hemos defendido que lo más importante de un cómic es un buen guion. Y la mejor prueba es el canadiense Jeff Lemire (Ontario, Canadá, 1976) uno de los mejores escritores del cómic norteamericano actual, como demuestran sus múltiples Premios Eisner 2018, el último conseguido hace apenas unos días por su nueva serie: Gideon Falls

Uno de los mejores guionistas de los últimos años, que triunfó en las grandes editoriales norteamericanas con Sweet Toth, Animal Man, Trillium y Green Arrow (DC Comics) y Old Man Logan (Marvel). Pero que, a la vez, creó sus propios proyectos como su trilogía rural Essex County (Astiberri), que fue destacada en 2011 como la mejor novela canadiense de la década.

Precisamente estos últimos años se ha centrado en sus propios poryectos con los que no deja de cosechar premios y nominaciones, como la serie Descender (Astiberri) o el Universo de Black Hammer (Astiberri). Hace un año ya os comentamos algunos de sus mejores trabajos y ahora vamos a recomendaros los últimos que se han publicado en España, empezando por el que se ha llevado el premio Eisner a la mejor serie nueva.

'Gideon Falls'

Portada de 'Gideon Falls'

Lo bueno de Jeff Lemire es que no tenemos que rebuscar sus obras por varias editoriales, porque Astiberri está publicando todos sus títulos de estos últimos años, en los que demuestra su dominio de géneros tan distintos como los superhéroes, la ciencia ficción o la serie negra (Black Hammer, Descender, Sherlock Frankenstein, Plutonia, Un tipo duro…) Con Gideon Falls: El granero negro, con la que ha conseguido el Premio Eisner 2019 a la Mejor Serie Nueva, nos demuestra que también es un maestro del terror.

Un cómic sobre la leyenda de un granero negro, un edificio sobrenatural que se aparece a la gente sembrando la locura y la muerte a su paso. Ahora su aparición unirá el destino de dos personajes, un joven ermitaño obsesionado con encontrar piezas del granero en la basura (que le permitan reconstruirlo) y un cura católico, con un pasado alcohólico, que busca su redención (y su fé) en un pequeño pueblo que oculta numerosos misterios. Un cómic realmente inquietante que trata temas como la obsesión, la fe y las enfermedades mentales. Y que tiene una atmosfera aterradora, gracias a los dibujos del genial Andrea Sorrentino.

'La era quantum'

Portada de 'La era quantum'

Con Black Hammeruna carta de amor a los superhéroes protagonizada por seis exsuperhéroes atrapados en una misteriosa granja de la que no pueden escapar, Jeff Lemire ganó el Premio Eisner a la Mejor Serie Nueva en 2017 y, desde entonces, se ha dedicado a ampliar ese universo con Spin offs imprescindibles como Sherlock Frankenstein (2018) y los dos que os recomendamos hoy: Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos y La era quantum

La era Quantum (Astiberri) está ambientado en el mundo de Black Hammer pero la acción se sitúa cien años en el futuro, cuando los protagonistas de la serie principal ya se han convertido en una leyenda que inspira a los nuevos superhéroes. Precisamente los protagonistas son un nuevo grupo de jóvenes héroes (algunos incluso han heredado poderes de los originales) que tendrán que enfrentarse a un tirano todopoderoso. Además tendrán que averiguar qué pasó con esos los grandes héroes del Siglo XX que los han inspirado. Un cómic en el que el tema central son los saltos espaciotemporales, que son uno de los ejes del trabajo de Jeff Lemire, y en el que las sorpresas son constantes. Como siempre, lo mejor de sus historias son que consigue que sus héroes, por muy poderosos que sean, derrochen humanidad. Destacar los dibujos de Wilfredo Torres, que es capaz de llevar al papel el alucinante mundo futurista de Lemire.

'Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos'

Portada de 'Doctor Star'

El tiempo vuelve a ser el protagonista de Doctor Star y el reino de los mañanas perdidos (Astiberri) otro Spin off de Black Hammer en el que Jeff Lemire usa una doble narración en paralelo para contarnos la historia del Doctor Star, un maduro justiciero que fue muy popular en la Edad de Oro de los superhéroes y que combatió con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Pero un error de cálculo en una de sus heróicas misiones le llevó a perder lo que más quería: el amor de su esposa y de su hijo. Empeñado en recuperar a su familia, descubrirá que manejar los sentimientos es mucho más complicado que pelearse con los villanos de turno.

El cómic más emotivo del Universo Blackhammer, que explora temas como la familia, la obsesión y la penitencia, y que tiene un precioso final de esos que humanizan a los superhéroes y te llegan al corazón. Porque volvemos a repetir que para Lemire lo más importante son sus personajes. Destacar que, con apenas unos títulos, el guionista ha construido todo un universo casi tan rico como el que Marvel y DC tardaron décadas en levantar. Estos héroes de la Edad de Oro, como los de Black Hammer, vuelven a ser un homenaje a otros clásicos, como Hawkman. Y nos encanta el dibujo del argentino Max Fiumara, conocido por sus colaboraciones con Mike Mignola en AIDP o Abe Sapien, que dota de gran expresividad a los personajes y construye mundos alucinantes llenos de detalles. 

'Royal City'

Portada de 'Royal city'

Si para estos proyectos de ciencia ficción y fantasía Lemire busca a los mejores dibujantes disponibles, en sus obras más personales prefiere encargarse tanto del guion como del dibujo, como en la mencionada trilogía Essex County o la novela gráfica Un tipo duro. Su última obra como autor completo es Royal City (Astiberri), en la que se centra en una familia y los fantasmas que la atormentan. Una historia que se adapta como un guante a su estilo gráfico, agresivo y descarnado, y que es un regreso a sus inicios temáticos y literarios de Essex County.

El amor, la familia, los sueños rotos y la pérdida son los temas principales de esta historia protagonizada por una familia con diversos problemas que vive en una ciudad que está a punto de desaparecer. Cuando el patriarca de la familia está a punto de morir, los hijos se reúnen para despedirlo, pero a todos les persigue la sombra del hermano que perdieron y, a cada uno de ellos, otros problemas personales. Por ejemplo, uno de los hermanos es un escritor que no consigue volver a escribir y que está a punto de divorciarse; y la hermana quiere destruir la fábrica que da trabajo a los habitantes de la ciudad, incluido su esposo, para construir un resort de vacaciones con campo de golf incluido. Una obra en la que Lemire consigue dotar de vida a unos personajes acosados por sus fantasmas personalkes y a los que solo les falta respirar. 

Títulos tan variados como imprescindibles y que nos demuestran que da igual de qué trate la historia, lo importante es que los personajes nos conmuevan y nos emocionen. Y en eso Lemire es un maestro. 

Noticias

anterior siguiente