Enlaces accesibilidad

El presupuesto de Trump para 2020 recorta la ayuda exterior y aumenta el gasto en la construcción del muro fronterizo

  • El presupuesto para defensa se elevaría en un 4%, hasta alcanzar los 750.000 millones de dólares.
  • Los recortes en ayuda exterior se reducirían en 1300 millones de dólares.

Por
 El presidente de EE.UU. Donald Trump
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presentado este lunes en el Congreso su presupuesto fiscal para el año 2020, que recortará el gasto en ayuda exterior y aumentará el gasto destinado a defensa y a la construcción del muro en la frontera con México.

Entre los programas que verían reducidos sus fondos figura el Medicare, el sistema de sanidad para la tercera edad, que incluiría una rebaja de 845.000 millones de dólares en la próxima década; y una reforma del Medicaid, diseñado para los ciudadanos con menores ingresos.
También se verán afectadas gran parte de las agencias federales, que sufrirían recortes en sus partidas, como la Agencia de Protección Medioambiental (un 31 %) y el Departamento de Educación (un 10 %).

"No se trata de que los estadounidenses paguen demasiados pocos impuestos, se trata de que Washington gasta demasiado", ha explicado un alto funcionario de la Casa Blanca en una rueda de prensa telefónica para desvelar el nuevo plan para el año fiscal 2020, que arranca en octubre de este año.

Por contra, Defensa es la única categoría que ve incrementados sus fondos hasta los 750.000 millones de dólares, un 4,7 % más que el pasado año. 

Solicita 8.600 millones de dólares para la construcción del muro

Trump insiste también en su polémico muro fronterizo, al solicitar 8.600 millones de dólares adicionales para su construcción, de los que 5.000 saldrían del presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional, mientras que los otros 3.600 millones restantes procederían del Departamento de Defensa.

Este proyecto es más una declaración de prioridades que un verdadero plan presupuestario, ya que apenas cuenta con posibilidades de salir adelante ante un Congreso dividido, donde los republicanos controlan el Senado y los demócratas la Cámara de Representantes. Los líderes demócratas advirtieron el domingo a Trump en contra de lo que denominan como una "actuación repetida" de la guerra de financiación del año pasado, que llevó a un cierre del gobierno federal de cinco semanas.

Este dibujo de prioridades, sin embargo, sirve al mandatario para remarcar sus intenciones políticas de cara a la campaña electoral para las presidenciales del próximo año.

Los demócratas cargan contra el plan de Trump 

Los demócratas ya han mostrado su rechazo frontal a Trump. "El plan presupuestario dado a conocer esta mañana refleja la separación de la realidad de la Administración de Trump", ha dicho el "número dos" de los demócratas en la Cámara Baja, Steny H. Hoyer, en un comunicado.

En una línea similar se ha expresado el senador Bernie Sanders, que ya ha lanzado su campaña para lograr la candidatura presidencial demócrata en 2020, quien ha alertado de que "es un presupuesto para el complejo industrial militar, para los ejecutivos de Wall Street y los millonarios".

"No necesitamos miles de millones de dólares para un muro que nadie quiere. Queremos uno que funcione para todos los estadounidenses, no solo para Donald Trump y sus multimillonarios amigos en Mar-A-Lago", ha dicho Sanders en referencia a la lujosa residencia privada del mandatario en el sur de Florida.

El plan se basa en unas proyecciones económicas optimistas, con un crecimiento estimado del 3,2 % este año y del 3,1 % en 2020. El primer cálculo oficial de actividad económica en 2018 situó la tasa de expansión en el 2,9 %. Estas estimaciones contrastan con las de la Reserva Federal (Fed), el banco central de EE.UU., que prevé una progresiva ralentización económica del crecimiento para este año hasta el 2,3 % y del 2 % para 2020.

Noticias

anterior siguiente