Enlaces accesibilidad

El sindicato de trabajadoras sexuales rebate al Gobierno que la prostitución es un "trabajo" y pide su dimisión

  • OTRAS critica al Ejecutivo por querer anular el sindicato y dice que merecen "los mismos derechos laborales"
  • UGT y APRAMP denuncian que la prostitución "no es un trabajo" y la trata es un "delito" 

Por
El Gobierno ve fácil anular el sindicato de trabajadoras sexuales

Las promotoras del sindicato de Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) que el Gobierno quiere anular han reivindicado este viernes desde Barcelona su organización sindical porque dicen que merecen "los mismos derechos laborales que el resto de la sociedad española", a pesar de que la prostitución no está regulada como empleo. 

El Gobierno desconoce que el trabajo sexual es trabajo

En España, la prostitución se encuentra en una situación de alegalidad, aunque es castigada en los casos de proxenetismo y trata. De hecho, el sindicato UGT ha pedido al Gobierno abolir la prostitución porque "la prostitución no es un trabajo, es explotación".

La "vía rápida" para anular el sindicato

En un comunicado leído ante la prensa, la secretaria general de OTRAS, Conxa Borrell, ha pedido la dimisión de todo el Ejecutivo, que el jueves reconoció que le habían "metido un gol por la escuadra" en el Ministerio de Trabajo al dar luz verde al sindicato y publicarlo en el BOE. Sus razones, que Moncloa "no entiende qué es legal y qué no es legal" y "desconoce que el trabajo sexual es trabajo". 

El Gobierno reconoce que le han "metido un gol" con la creación de un sindicato de trabajadoras sexuales

Las impulsoras de OTRAS siguen así adelante con su sindicato a pesar de que la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado tras el Consejo de Ministros que la Abogacía del Estado ya está estudiando las vías para impugnarlo y optará por "la más rápida" porque no aceptan "de ninguna de las maneras que haya un sindicato de trabajadoras del sexo".

La disposición del sindicato va también en contra de las asociaciones de mujeres como la Plataforma por la Abolición de la Prostitución que ha asegurado que "en nuestro Derecho no es posible el trabajo que consista en ser explotadas sexualmente", o la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP), que recuerda a RTVE.es que las mujeres en situación de marginalidad "son las explotadas por madames y explotadores".

APRAMP y UGT: "La prostitución no es un trabajo"

Concha Carballo, que pertenece a la asociación Aprosex, que ofrece cursos de prostitución, ha asegurado que son "mujeres y hombres trabajadoras" como cualquier otro y que, por tanto, merecen "bajas laborales por maternidad o vacaciones". Sin embargo, la presidenta de APRAMP, Rocío Nieto, incide en que "no son situaciones iguales, sino de violencia de género" y se pregunta "qué pasa con las niñas" que son obligadas a ejercer la prostitución.

La trata no es un problema, es un delito en España

Nieto, que aplaude "la rapidez y el gesto increíble de Valerio para rectificar", explica que en su asociación atienden diariamente a 180 mujeres "que no quieren ejercer la prostitución, a las que no dejan llamar por teléfono y viven encerradas". Por eso, insiste en que "hay que incidir en las redes y puteros porque si no hay demanda, no hay oferta" y no comparte "reglamentar la prostitución como en Holanda".

La presidenta de APRAMP ha destacado además que "formar mujeres y niñas para esto no está dando resultado, porque la trata no es un problema, es un delito en España". Coincide UGT, que pide evitar "normalizar" un negocio en el que "la mercancía es el cuerpo de seres humanos, principalmente de mujeres".

En torno al 80% de las mujeres que ejercen la prostitución en España lo hacen en contra de su voluntad según datos de la Fundación Anesvad. 

Noticias

anterior siguiente