Enlaces accesibilidad

Cae 10 puntos el pesimismo por la situación política tras la investidura de Sánchez, según el CIS

  • Se duplica el porcentaje de ciudadanos que creen que la situación es "buena" o "muy buena"
  • No obstante, casi el 70% de los encuestados sigue pensando que es "mala" o "muy mala"

Por
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una comparecencia en el Congreso
Los ciudadanos que piensan que la situación es "buena" o "muy buena" ha pasado del 2,1% al 4,6%. EFE/Ballesteros

La opinión de los españoles sobre la situación política general ha mejorado en el último mes coincidiendo con el cambio de Gobierno, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Así, se ha duplicado el porcentaje de ciudadanos que piensan que la situación es "buena" o "muy buena" -del 2,1% ha pasado al 4,6%- y ha bajado diez puntos el porcentaje de los que la califican de "mala" o "muy mala".

El sondeo se hizo a partir de 2.487 entrevistas presenciales en domicilio a vecinos de 256 municipios de 48 provincias entre los días 1 y 10 del pasado mes de junio, justo después de la llegada del socialista Pedro Sánchez al Palacio de la Moncloa por el triunfo de la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy.

No obstante, los ciudadanos que piensan que la situación es "mala o muy mala" siguen siendo una abrumadora mayoría: el 66,9% de los encuestados, si bien en mayo opinaba eso un 76,8%

Leve mejora de la valoración de la situación económica

Algo similar ocurre con la situación económica general. El 6,6% de los sondeados creen que es "buena" y un 0,1% que es "muy buena" (6,7% entre ambas), mientras que un 33,6% la ven "mala" y un 16,1% "muy mala" (49,7% entre las dos), porcentajes que en el sondeo anterior eran 6,1% y 53,8%, respectivamente.

Sobre el futuro de la situación política, un 11,7% cree que se presenta mejor ahora que hace un año, un 43,4% que la perspectiva es igual, y un 36,8%, que es peor.

A un año vista, los españoles son más optimistas y casi se duplica el porcentaje de los que creen que irá a mejor, un 22,5% frente al 12,7% de mayo. Los que creen que la situación seguirá igual bajan del 43,5% al 30,3% y los que piensan que irá a peor, caen del 28,2% al 23,1%.

En cuanto al futuro de la situación económica, el 22,4% opina que es mejor que hace un año, el 54,3% que es igual y el 21% que ha empeorado.

Sobre cómo será dentro de un año, el 20,8% cree que habrá mejorado, el 37,9% que permanecerá igual y el 20% que habrá empeorado.

El paro y la corrupción se mantienen como problemas más importantes

En cuanto a los problemas que los ciudadanos señalan como más importantes, el paro y la corrupción se mantienen en cabeza, aunque el barómetro del CIS refleja un ligero descenso de ambos porcentajes respecto al sondeo de mayo.

Así, cuando se pide a los ciudadanos que señalen los tres principales problemas de España, un 62,4% indica el paro, un 39,2% la corrupción y el fraude y un 24,5% a los políticos en general, porcentajes que en todos los casos son ligeramente inferiores a los del sondeo anterior (63,3%, 39,6% y 25,4% respectivamente).

En la lista de preocupaciones sube de forma relevante la inquietud por la falta de acuerdos y la inestabilidad política, que pasa del 1,7% de mayo al 4,2% del mes pasado, aunque no entra entre los problemas más mencionados.

En esa lista de problemas, los de índole económica son señalados por el 21,9%, seguido de la sanidad (11,9%), la calidad de empleo (10,9%) y las pensiones (10,6%) y la educación, que con un 8,8%, sube más de un punto.

La independencia de Cataluña preocupa al 7,1%, una décima menos que en el barómetro anterior, mientras que cae a la mitad la inquietud por la Administración de Justicia (3,1%), que en el anterior barómetro escaló hasta el 6,8% -su máximo histórico- coincidiendo con la sentencia de La Manada.

Como los tres principales problemas que más les afectan personalmente, los encuestados apuntan el paro (para el 31,6%), seguido de los de índole económica (21,8%), las pensiones (14,2%), la calidad del empleo (11,6%), la corrupción y el fraude (11,3%) y la sanidad (11%). La independencia de Cataluña baja en esa lista y solo es señalado por el 2,2%.

Noticias

anterior siguiente