Enlaces accesibilidad

El príncipe Enrique y Meghan Markle se dan el "sí, quiero"

  • Se han casado en la iglesia de San Jorge, en el castillo de Windsor
  • Ambos han estado muy sonrientes y visiblemente nerviosos, sobre todo él
  • Miles de personas han recibido a los novios y a los invitados entre vítores
  • La reina Isabel II otorga al príncipe Enrique el título de duque de Sussex

Por
Así ha sido la boda del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle

El príncipe Enrique y Meghan Markle ya son marido y mujer. Ambos se han dado el "sí, quiero", se han intercambiaron los votos matrimoniales y los anillos ante una congregación de 600 personas, entre ellas miembros de la familia real británica y personalidades del mundo del espectáculo y la sociedad.

La ceremonia ha tenido lugar en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor en la que ha sido la decimosexta boda real que se ha celebrado allí desde 1863 y ha sido oficiada por el deán de Windsor, el reverendo David Conner, mientras que el arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia de Inglaterra, Justin Welby, ha sido el encargado de casarles.

El intercambio de anillos entre Harry y Meghan y la bendición del sacerdote

Welby les ha proclamado marido y mujer después de que el primado de la Iglesia Episcopaliana de Estados Unidos, Michael Curry, pronunciara un discurso en el que ha destacado que "hay poder en el amor. El amor puede ayudar y curar cuando nada más puede hacerlo", ha asegurado el reverendísimo afroamericano.

La exactriz no ha prometido "obediencia" a su maridosexto en la línea de sucesión al trono británico -tras su padre, su hermano y sus tres sobrinos-, imitando el ejemplo de su cuñada, la duquesa de Cambridge, y Diana de Gales, que tampoco lo hicieron cuando contrajeron matrimonio con sus respectivos esposos. 

La novia, acompañada al altar por el príncipe Carlos

La novia llegó puntual a la iglesia. A las 12:00 hora local (las 13:00 hora peninsular española) bajó del automóvil, un antiguo Rolls-Royce Phantom IV, que la había llevado desde el hotel Clividen hasta el templo.

Meghan Markle ha vestido de la diseñadora británica Clare Waight Kelleractual directora creativa de Givenchy. El velo, sujetado con una tiara prestada por la reina Isabel II y que data de 1932, tiene bordado la flora característica de cada uno de los 53 países de la Commonwealth, tal y como había pedido la novia, informa Kensington Palace.

Meghan Markle se dirige a la iglesia de San Jorge para su boda con el príncipe Enrique

Markle entró en la capilla acompañada por diez niños que han hecho de damas de honor y pajes, entre ellos el príncipe Jorge y la princesa Carlota, hijos de los duques de Cambridge.

El príncipe Enrique, nervioso ante la llegada de Meghan Markle a la iglesia

Después, el príncipe Carlos la tomó del brazo para conducirla hasta el altar donde le esperaba Enrique, vestido con el uniforme del regimiento de caballería Blues & Royals del Ejército británico junto a su hermano, el príncipe Guillermo. El anillo de Markle ha sido diseñado con oro de Gales por la joyería Cleve & Company y Enrique, por su parte, lleva una alianza de platino.

Cientos de invitados a la boda

Horas antes habían ido llegando los invitados, entre los que se encuentran -entre otros muchos- el actor George Clooney y la abogada Amal Clooney; el cantante Elton John; David y Victoria Beckham, y los compañeros de la serie Suits donde trabajó Markle. En total han sido invitadas más de 2.600 personas, entre las que no figuraba ningún político en activo, pero sí 1.200 "ciudadanos de a pie" procedentes de todos los rincones del Reino Unido.

Los invitados a la boda real británica del príncipe Enrique y Meghan Markle han llegado a la iglesia de San Jorge, en Windsor, donde se celebra en enlace.

Posteriormente, el matrimonio hizo un recorrido en carroza -tirada por cuatro caballos blancos y escoltada por un destacamento del regimiento de caballería de la Guardia Real- por los lugares destacados de la villa de Windsor, decorados para la ocasión y donde fueron aclamados por miles de personas, algunas de las cuales han esperado durante horas para poder verlos. 

Muchos han llenado desde primera hora del día los trenes que llegaron a la estación de Windsor procedentes de Londres desde las 05:00 horas. Los más previsores, sin embargo, decidieron acampar en los alrededores del castillo desde hace varios días y han aguardado el paso de la comitiva provistos con mantas y comida para resistir el frío y el hambre.

Boda real británica: enlace del príncipe Enrique y Meghan Markle

Boda real británica: enlace del príncipe Enrique y Meghan Markle

anterior siguiente
35 Fotos 1 / 35 ver a toda pantalla
  • El príncipe Enrique y Meghan Markle abandonan la Capilla de San Jorge tras su enlace

    Boda del príncipe Enrique y Meghan Markle

    El príncipe Enrique y Meghan Markle abandonan la Capilla de San Jorge tras su enlace.

    REUTERS
  • La gente sigue con mucha expectación la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle

    Boda del príncipe Enrique y Meghan Markle

    La gente sigue con mucha expectación la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle.

    REUTERS

Unas 120.000 personas han acudido a este pueblo del condado de Berkshire, al sudeste de Inglaterra, según la policía. Además, más de 5.000 periodistas de todo el mundo se acreditaron para cubrir el compromiso matrimonial del hijo menor de Diana de Gales. Según los medios locales, unas 79 cadenas internacionales de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda o Japón han informado del enlace desde Windsor.

El príncipe Enrique, duque de Sussex

Este mismo sábado, y horas antes de que contraer matrimonio, la reina Isabel II ha concedido el título de duque de Sussex al príncipe Enrique, según ha informado el palacio de Buckingham. Tras el enlace, Meghan Markle será "su alteza real duquesa de Sussex".

Este título es uno de los pocos que aún estaba vacante y su origen se remonta a 1801, cuando el entonces rey Jorge III (1738-1820) otorgó el ducado de Sussex a su hijo Augusto -uno de sus 15 hijos-.

Además del ducado, la soberana británica ha decidido conceder a su nieto los títulos de conde de Dumbarton y barón Kilkeel.

Noticias

anterior siguiente
-->