Enlaces accesibilidad

Comité Federal

Sánchez eleva el poder de la militancia en un nuevo modelo de PSOE hecho a su medida

  • El PSOE celebra en Aranjuez un Comité Federal que renovará los estatutos
  • El espíritu del 39º Congreso, que dio el poder a las bases, quedará plasmado
  • Habrá ausencias importantes como la de Susana Díaz o Javier Fernández
  • Los militantes decidirán casi todo: candidatos, investiduras y pactos poselectorales
  • Se acota el poder de los 'barones' y el líder sólo podrá ser revocado por las bases

Por
Pedro Sánchez, en un acto con militantes en Murcia.
Pedro Sánchez, en un acto con militantes en Murcia. EFE

"Los militantes deben ser el centro de todo, sólo me debo a la palabra dada a las bases". Con estas palabras, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cogía de nuevo las riendas del que denominó "nuevo PSOE" en junio de 2017. Un espíritu con el que quiso dar la vuelta al partido, dominado hasta entonces por el aparato federal y los regionales, y que quedará este sábado plasmado en el nuevo Reglamento de Estatutos, que regulará todo el funcionamiento interno socialista y fijará el cómo, el cuándo y el quién de las primarias. Los militantes decidirán prácticamente todo.

El Comité Federal del PSOE sale de Ferraz, quizá para evitar malos recuerdos, no tan lejanos, y celebra su reunión en Aranjuez (Madrid), en la Casa del Gobernador de la Universidad Rey Juan Carlos. Poco dado a la paz interna, el PSOE celebrará este comité en un ambiente de calma inusual.

No estarán algunos de los que fueron principales rivales de Sánchez y la ausencia más destacada será, sin duda, la de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que estará en un acto institucional en Jaén. "Yo estoy en la defensa de mi tierra", dijo esta semana, preguntada por su importante falta en el principal cónclave socialista entre Congresos. El repliegue de la 'baronesa' socialista es absoluto, por el momento.

Pedro Sánchez y Susana Díaz, durante las primarias de 2017.

Pedro Sánchez y Susana Díaz, durante las primarias de 2017. EFE

Pero tampoco verán cómo Sánchez le da la llave a la militancia de casi todas las puertas quien fuera presidente de la Gestora, Javier Fernández, o el líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig, ambos defensores de la andaluza. Hay otras ausencias como la de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en este caso una de las valedoras de Sánchez. 

El número uno del PSOE lidera el partido con tranquilidad y trata de recomponer puentes con la vieja guardia. Esta semana cenó con el expresidente del Gobierno Felipe González, con el que mantenía una relación gélida, según adelantó El Confidencial y confirmaron fuentes socialistas a varias agencias.

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, fue el encargado de presentar esta semana el borrador de estos nuevos estatutos que concentran el poder por arriba y por abajo, es decir, en la dirección federal y en las bases; y relegan a casi observadores a los órganos intermedios y cúpulas regionales.

Ya lo dijo el actual portavoz, Óscar Puente, en el 39º Congreso Federal: "La etapa de los barones es historia en el PSOE".

El número tres del PSOE afirmó el miércoles en 'Los Desayunos de TVE' que ningún 'barón' ha planteado reparo alguno con el nuevo modelo de partido.

Ábalos: el nuevo Reglamento del PSOE da mucha tranquilidad a los barones

Sánchez quiere evitar otro Comité como el del 1 de octubre

Sánchez culminará este sábado un proceso de empoderamiento absoluto del militante y con algunos de las artículos que quedarán fijados en los Estatutos del PSOE se evitarán, precisamente, algunas de las situaciones que él vivió en el pasado reciente.

El fatídico Comité Federal del 1 de octubre, en el que entró como secretario general y salió 'dimitido', ya no volverá a repetirse. El cese del líder deberá llevar, a partir de ahora, la rúbrica de los militantes. Hasta ahora el 50% de la Ejecutiva podia presentar una 'moción de censura' al secretario general, medida a la que se agarró el 'susanismo' para promover la salida de Sánchez. Ahora las bases tendrán la última palabra.

Tampoco la dirección de una gestora podrá alargarse como lo hizo la comandada por Fernández, que duró más de ocho meses. En los nuevos estatutos queda regulada la duración máxima de las gestoras a 90 días.

Se reduce el número de avales que necesitarán los candidatos para optar a las diferentes secretarías generales, en todos los niveles. Así, si antes era necesaria que una candidatura estuviera avalada por el 5% de la militancia en el ámbito federal, ahora sólo se precisará el 1%. Además, se limitan los avales por arriba a un máximo del doble de los exigidos, para evitar la guerra de firmas que libraron Sánchez y Díaz en las pasadas primarias. Los nuevos estatutos también regulan un sistema de elección del líder a doble vuelta.

El PSOE obligará, a partir de ahora, a los candidatos que concurran a las primarias a suspender sus cargos orgánicos mientras dura la competición en aras de la igualdad de condiciones y para eliminar la ventaja que otorga el cargo. Así, Díaz tendría que haber suspendido su Secretaría General del PSOE andaluz mientras duró la contienda con Sánchez y Patxi López.

Una Comisión de Primarias, de la que formarán parte representantes de todas las candidaturas, velará por la imparcialidad del proceso y los líderes de todos los niveles podrán mantenerse en cargo orgánico o institucional un máximo de tres mandatos consecutivos.

Las bases elegirán a un tercio de los miembros del Comité Federal y del resto de comités, y participarán en la elección de miembros de las conferencias políticas.

El poder de las bases: deciden pactos de Gobierno e investiduras

El poder de la militancia no será sólo orgánico, sino que será consultada obligatoriamente sobre el sentido del PSOE en la investidura de un presidente de otro partido y sobre las alianzas poselectorales.

El PSOE implanta como importante novedad el derecho de iniciativa política de la militancia: el 20% puede obligar a los órganos del partido a debatir y posicionarse sobre un determinado asunto.

Las primarias para elegir al candidato a La Moncloa se abrirán a los simpatizantes socialistas y, en el caso de los candidatos a presidentes autonómicos o a alcaldes de municipios de más de 50.000 habitantes, se hará a petición de la ejecutiva autonómica o por decisión de la ejecutiva federal.

Incluso aunque en el momento de celebrar las elecciones, el presidente del Gobierno, los presidentes autonómicos o los alcaldes sean socialistas, éstos deberán concurrir a las primarias si así lo decide el comité respectivo o un 30% de las bases a nivel federal, un 40% a nivel autonómico y un 50% a nivel local.

El nuevo reglamento avanza en el voto telemático en los procesos de primarias e incluye un código de buenas prácticas en redes cuyo incumplimiento podrá conllevar la expulsión del partido. Fue Patxi López quien planteó este código en su campaña de primarias. Apela a que los afiliados expongan en las redes sus opiniones de forma "constructiva y no destructiva", "dentro de los márgenes de la libertad de expresión", "reduciendo tensiones" y "quedando prohibida cualquier manifestación de odio, insulto y vejación".

Calendario de primarias 'personalizado y a la carta'

En la presentación esta semana del nuevo Reglamento de Desarrollo de Estatutos Federales, que quedará aprobado este sábado, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, anunció que el proceso de primarias que se abrirá para elegir a los candidatos previstos para 2019- elecciones europeas, municipales y autonómicas- será "personalizado" para cada territorio, en función de los intereses electorales. 

Se decidirá, por tanto, un calendario muy abierto con fechas diferentes, aunque algunos procesos de elección de cabezas de lista serán simultáneos. Unos se elegirán antes de este verano y otros, después.

En cualquier caso, en el Comité Federal de este sábado no quedará cerrado ese calendario, que se decidirá en futuros cónclaves.

Noticias

anterior siguiente