Enlaces accesibilidad

El año 2017, camino de convertirse en uno de los tres más calurosos de la historia a nivel mundial

  • El periodo 2013-2017 será el quinquenio más cálido jamás registrado
  • Son datos de la Organización Meteorológica Mundial, agencia de la ONU
  • La OMM también alerta del repunte de emisiones de gases contaminantes

Por
Brotes verdes salen de la tierra resquebrajada por la sequía.
Brotes verdes salen de la tierra resquebrajada por la sequía. Getty Images/iStockphoto Thinkstock

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), agencia de la ONU especializada en el tiempo, el clima y el agua, ha señalado que es "muy probable" que 2017 vaya a ser uno de los tres años más cálidos jamás registrados, similar a 2015 y solo por debajo de 2016Así lo ha afirmado en un estudio presentado este lunes con motivo del arranque de la Cumbre del Clima en Bonn (Alemania).

En la versión provisional del documento Declaración sobre el estado del clima mundial, la OMM también destaca los "numerosos episodios de efectos devastadores" de este año -como huracanes e inundaciones, olas de calor y sequías- y alerta del repunte de los principales indicadores del calentamiento global a largo plazo, como las emisiones de gases contaminantes o la subida del nivel del mar.

"Como consecuencia del intenso episodio de El Niño, es probable que el año 2016 continúe siendo el más cálido del que se tenga registro, con 2017 y 2015 en segundo y/o tercer lugar, respectivamente. El período de 2013 a 2017 será el quinquenio más cálido jamás registrado", asegura el informe de la Organización Meteorológica Mundial.

"Los últimos tres años han estado entre los tres años más cálidos en cuanto a registros de temperaturas. Es parte de la tendencia al calentamiento a largo plazo", ha asegurado el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado recogido por la OMM. En el mismo documento, recogido por Efe, se señala que de enero a septiembre de 2017 "se registró una temperatura media global de aproximadamente 1,1 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales".

Destaca el gran número de huracanes e inundaciones, olas de calor y sequías

"Hemos sido testigos de fenómenos meteorológicos extraordinarias, temperaturas que han llegado a más de 50ºC en Asia, huracanes sin precedentes en el Caribe y en el Atlántico que han llegado hasta Irlanda, devastadoras inundaciones monzónicas que han afectado a muchos millones de personas y una sequía implacable en África oriental", ha señalado el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, .

Taalas ha apuntado, además, que "muchos de estos episodios -y los estudios científicos detallados determinarán exactamente cuántos- aportan señales reveladoras del cambio climático ocasionado por el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero resultantes de actividades humanas".

En el mismo comunicado, recogido por Servimedia, la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Patricia Espinosa, ha subrayado que estos datos ponen de relieve "los crecientes riesgos para las personas, las economías y el propio tejido de la vida en la Tierra si no se consiguen encarrilar los objetivos y las ambiciones del Acuerdo de París".

Por eso, ha instado a países e industrias a avanzar hacia un "nivel más alto de ambición" en el recorte de emisiones de gases contaminantes, con el objetivo de "reducir el riesgo del futuro" y "maximizar las oportunidades" del desarrollo sostenible.

Huracanes, fuertes lluvias, sequías y olas de calor

El estudio, según recoge Efe, señala la intensidad de la temporada ciclónica en el Atlántico Norte y destaca por su violencia, su impacto y el corto intervalo de tiempo en el que se sucedieron los huracanes HarveyIrma y María.

Además, señala que el huracán Ophelia, que azotó Irlanda, se registró mil kilómetros más al norte que ningún otro y sus vientos asociados contribuyeron a provocar incendios de gran magnitud en Portugal y España.

La OMM considera que, si bien no existen pruebas concluyentes de la influencia del cambio climático en los huracanes, es "probable" que el calentamiento global provoque que "las precipitaciones sean más intensas" y "que el actual aumento de nivel del mar acreciente los efectos de las mareas de tempestad".

El documento recoge asimismo las fuertes lluvias que provocaron deslizamientos en Suráfrica y Colombia, con más de 500 y al menos 273 muertos respectivamente, y las importantes inundaciones que dejaron más de 1.200 víctimas mortales en India, Bangladesh y Nepal, y 75 en Perú.

Asimismo subraya que en zonas del sur de Europa, África oriental y la parte asiática de Rusia se sufrieron "temperaturas máximas sin precedentes", puntos donde también se han producido fuertes sequías.

Por último, el texto incide en las olas de calor que se han producido este año en Chile, Argentina, California (EE.UU.) y España, algunas de las cuales han creado las condiciones propicias para que se desatasen grandes incendios forestales.

Noticias

anterior siguiente