Enlaces accesibilidad

La Ley de Amnistía cumple 40 años sin acallar a quienes piden que se derogue o modifique

  • Afectaba a los delitos de intencionalidad política, de rebelión o sedición
  • La ley cerró la puerta a investigar delitos cometidos por cargos franquistas
  • Organizaciones como Amnistía Internacional defienden suprimir ese precepto

Por
Miembros del Gobierno de Adolfo Suárez aplauden, de pie, tras haber sido aprobada la proposición de Ley sobre Amnistía
Miembros del Gobierno de Adolfo Suárez aplauden, de pie, tras haber sido aprobada la proposición de Ley sobre Amnistía en octubre de 1977. EFE

La Ley de Amnistía, que abrió la puerta de las cárceles a los condenados por delitos políticos durante el franquismo y el comienzo de la Transicióncumple 40 años, aunque sin acallar a quienes exigen que se modifique o derogue para que puedan ser investigados los crímenes franquistas.

El Congreso de los Diputados alumbró el 15 de octubre de 1977 por una amplia mayoría -solo se abstuvo Alianza Popular- una ley impulsada, entre otros, por el Partido Comunista, que se consideró clave en la reconciliación entre españoles.

Después de que en los meses previos se avalara en referéndum la Reforma Política, se legalizara el PCE y se celebrasen las primeras elecciones democráticas, la Ley de Amnistía fue el siguiente hito en el proceso de consolidación democrática.

El perdón concedido por ley completó la amnistía aprobada el 30 de julio de 1976, que excarceló a unas 330 personas, y la de mayo de 1977, que liberó a alrededor de 4.000 personas sumando los indultados con otro decreto paralelo.

La ley cerró la puerta a investigar a cargos franquistas

La norma aprobada por las Cortes en octubre afectaba a delitos de intencionalidad política, también de rebelión o sedición, cometidos hasta el 15 de junio de 1977 -cuando tuvieron lugar los comicios-.

Pero el texto también beneficiaba a los delitos y faltas cometidos por "autoridades, funcionarios y agentes del orden público", lo que cerraba la puerta en un futuro a investigar a los cargos franquistas con crímenes a sus espaldas.

Transcurridas cuatro décadas, organizaciones como Amnistía Internacional (AI) defienden la supresión de ese precepto al suponer un tapón para juzgar delitos contra la humanidad perpetrados en la Guerra Civil y durante la dictadura que no prescribirían a ojos del derecho internacional.

Esta entidad ha presentado esta semana 205.000 firmas ante el Ministerio de Justicia para suprimir la ley o, al menos, modificar el artículo en el que se escudan los tribunales españoles para no esclarecer desapariciones y torturas que hubo en la dictadura. Asegura AI que, en sus 40 años de vigencia, ha permitido archivar más de 114.000 casos de crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo.

En 2015, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas solicitó a España la derogación o enmienda de la Ley de Amnistía de 1977 para que se puedan investigar todas las violaciones a los derechos humanos cometidas durante el franquismo.

Noticias

anterior siguiente