Enlaces accesibilidad

El diplomático español Fernando Arias será nombrado director de la OPAQ

  • Su nombramiento será ratificado por la asamblea de estados partes
  • La OPAQ recibió el Nobel de la Paz en diciembre de 2013

Por
Logo de la Organización para la Prohibición de Armas Quimicas
Logo de la Organización para la Prohibición de Armas Quimicas. EFE/Evert-Jan Daniels

El Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha propuesto al embajador de España en Holanda, Fernando Arias González, como próximo director general de la organización, cuyo nombramiento será ratificado por la Asamblea de Estados Partes a finales de noviembre.

El Consejo Ejecutivo de la OPAQ, que normalmente toma sus decisiones por consenso, ha llegado a esta decisión después de que siete países presentaran a sus candidatos: Dinamarca, Hungría, Lituania, Burkina Faso, España, Corea del Sur e Irak.

La organización ha necesitado tres rondas de votaciones, a diferencia de las cinco que celebró en 2009, para proponer a Arias González como su nuevo director general. El candidato de Corea del Sur quedó segundo y el danés, tercero, según han explicado fuentes diplomáticas a Efe.

El propio Arias ha explicado en una entrevista con Efe que España comenzó una campaña en marzo que fue "larga, rigurosa y dura", para la cual el diplomático viajó a países como China, Rusia, Estados Unidos o Irán, donde explicó su visión de futuro sobre la organización.

En esa campaña también participaron las embajadas de España en el extranjero con actividad en distintas capitales pidiendo el voto, ha apuntado. 

Terminar con las armas químicas en Siria

La OPAQ, que se creó en 1997 y ganó el Premio Nobel de la Paz en 2013, tiene como misión la eliminación de todo tipo de armas químicas en el mundo.

Uno de los grandes desafíos a los que se enfrentará Arias será la situación en Siria, en donde el último año se han producido 45 incidentes con armas químicas, según datos de la propia OPAQ.

El diplomático español Fernando Arias en una imagen de archivo tomada el 4 de marzo de 2013

El diplomático español Fernando Arias en una imagen de archivo. EFE/Miguel Rajmil

De hecho, el reto de Siria es, según Arias González, el de mayor importancia para la organización, un reto que conoce "bastante bien" y al que piensa dedicar "muchísimo tiempo" con el deseo de que "la guerra termine pronto", aunque ha reconocido que los intereses opuestos de las potencias implicadas hacen "más compleja" la situación.

La OPAQ que va a dirigir Arias González mantiene "contactos estrechos con las autoridades sirias" y envía misiones para investigar cada vez que hay un caso en el que alguien haya alega un posible uso de armas químicas, porque no hay que olvidar, ha señalado, que en Siria hay terroristas que están usando armas químicas".

La rapidez y la alerta constante es una de las claves en la acción de la OPAQ. "Hace menos de un año sacamos de Libia toneladas de productos químicos peligrosos" que podían ser utilizados "para hacer armas", ha explicado.

"Lo hicimos con urgencia" y en colaboración con algunos países "por temor" a que pudieran caer en manos de miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI) "que estaban a sesenta kilómetros" de donde se encontraban dichas sustancias, ha asegurado.

Convención sobre Armas Químicas

El otro desafío al que se enfrenta el nuevo director de la OPAQ es la universalización de la Convención sobre Armas Químicas, ratificada por 192 Estados y al que aún no se han adherido Corea del Norte, Israel, Sudán del Sur y Egipto, será otro de los retos, así como la destrucción total de los arsenales químicos declarados por los países.

Arias ha explicado que Sudán del Sur está "en trámites" de adherirse a la convención, y que "mantendrá el contacto" con los otros tres países para que "ellos mismos" se den cuenta de que "les interesa pertenecer a la organización".

Por otro lado, el futuro director general de la OPAQ ha calificado de "gran éxito" la destrucción de todo el arsenal químico declarado de Rusia, anunciado por la institución hace dos semanas, y ha indicado que "Estados Unidos está avanzando con gran rapidez" por el mismo camino.

"Todavía hay una planta en Colorado y otra en Kentucky", ha agregado, pero éstas "no deben constituir una gran preocupación" debido a que la destrucción del arsenal químico declarado por Washington llevará "aproximadamente unos dos años".

El mandato de Arias González, que hace cinco meses ya fue nombrado vicepresidente del Consejo Ejecutivo de la institución con sede en La Haya, será de cuatro años, con posibilidad a una reelección para otro periodo similar, y se formalizará en la próxima Asamblea de Estados Partes, que se celebrará en La Haya entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre.

El diplomático, que anteriormente fue embajador de España ante Naciones Unidas en Nueva York, sucederá al turco Ahmet Uzumcu, que lleva ocho años en el cargo.

Noticias

anterior siguiente