Enlaces accesibilidad

'La bella Helena' arranca las carcajadas del público en el Festival de Mérida

  • La opereta de Offenbach lleva la comedia al Festival con canciones y bailes
  • Protagonizada por la cantante Gisela y dirigida por Ricard Reguant

Por
ENSAYO GENERAL DE "LA BELLA HELENA"
'La bella Helena', una opereta francesa de Jacques Offenbach, sobre las tablas de Mérida. EFE Jero Morales

La obra La bella Helena ha arrancado en la noche de este miércoles las carcajadas del público que ha asistido en el Teatro Romano de Mérida a este estreno protagonizado por la cantante Gisela, y que supone el quinto de la presente edición del Festival de Teatro Clásico de la capital extremeña.

Una representación con la que el 63 Festival de Mérida cambia de registro, de la tragedia de las representaciones anteriores, al musical y la comedia de esta La bella Helena de Offenbach, que ha llenado el escenario del Teatro Romano de Mérida con 25 actores y bailarines, y que también ha rozado el lleno en la ocupación.

La historia se inicia cuando se plantea cuál de las tres diosas del Olimpo es la más bella, si Atenea (encarnada por Marta Arteta), Afrodita (Rocío Madrid) o Hera (Graciela Monterde), una decisión que tendrá que tomar el actor Leo Rivera, que da vida a Paris, el príncipe de Troya, que va ataviado como un pastor.

En esta pugna por ser la más bella, Afrodita promete a este pastor que estará con la Reina Helena, interpretada por la cantante Gisela, y que se considera la mujer más bella del mundo, hasta que él se enamora localmente de la reina y tiene que enfrentarse a su esposo Menelao, interpretado por Javier Enguix.

Uno de los personajes que más ha hecho reír al público y provocado sus aplausos ha sido el sumo sacerdote Calca, al que da vida el actor Joan Carles Bestard, y que permanece siempre a la sombra, pero torpemente, de la reina Helena y su marido Menelao.

Canciones y coreografías sobre el escenario

Una historia en la que, a lo largo de las más de dos horas de representación, el teatro va intercalado con las canciones magistralmente interpretadas por los diversos actores y cantantes, y con las coreografías que ponen en escena los bailarines, y que han mantenido en vilo a todo el público.

Ricard Reguant dirige esta versión de La bella Helena, de Offenbach, escrita por el propio director y Miguel Murillo, y que supone una coproducción del Festival de Teatro Clásico de Mérida y Rodetacón Teatro, por lo que supone la primera intervención extremeña de esta edición del certamen.

Por su parte, la música del espectáculo que ha cautivado al público, ha sido dirigida por Ferrán González, con letras de Xenia Reguant, mientras que las coreografías son obra de Maite Marcos.

"Había ganas de reír"

Ya tras el estreno de la obra, el director Ricard Reguant ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación que "había ganas de reír" en el público que ha asistido a este estreno, y ha agradecido la implicación de todo el equipo que trabaja en la representación.

Por su parte, la cantante y actriz Gisela se ha mostrado encantada y "feliz" con el trabajo realizado en esta obra, así como con la compañía con la que está trabajando, mientras que ha destacado La bella Helena como "una obra divertida, en la que me lo estoy pasando genial, y creo que el buen rollo y lo que se respira en la compañía es importante".

Gisela ha considerado una "experiencia maravillosa" participar en Mérida en una obra, ya que es la primera vez que participa en este festival, por el que "han pasado los más grandes", tras lo que ha animado a usar el "boca a boca" para conseguir que el público acuda a esta obra. Cabe destacar que la obra podrá verse en el Teatro Romano de Mérida hasta el próximo domingo, 6 de agosto

Noticias

anterior siguiente