Enlaces accesibilidad
Atentado frustrado en Bruselas

El presunto terrorista de la estación de Bruselas actuó solo y llevaba una maleta con explosivos

  • El sospechoso abatido era un marroquí de 36 años no fichado por radicalización
  • Fabricó el explosivo en su casa y simpatizaba con el Estado Islámico
  • No llevaba cinturón explosivo pero sí una maleta con clavos y cilindros de gas
  • Vivía en el barrio de Molenbeek, donde residían los terroristas de atentados anteriores

Por
El sospechoso abatido en la Estación Central de Bruselas era un marroquí de 36 años

El hombre que fue abatido a tiros este martes en la Estación Central de Bruselas tras provocar una pequeña explosión era un marroquí de 36 años y residente en el barrio de Molenbeek, según ha informado la Fiscalía belga, que cree que actuó solo.

El alcalde del distrito de Molenbeek-Saint-Jean, Françoise Schepmans, ha identificado al hombre como Osama Zariouh. Los servicios de seguridad no le tenían en el punto de mira por radicalización islamista, aunque sí por asuntos relacionados con drogas, según recoge el diario Le Soir.

El hombre no portaba ningún cinturón explosivos, como habían indicado algunos testigos, pero la maleta que estalló contenía clavos y cilindros de gas. En los registros que se han realizado en su casa se han hallado sustancias químicas y materiales que pueden ser utilizados para fabricar explosivos. Los investigadores han concluido que probablemente hizo la bomba allí mismo.

La policía también ha encontrado indicios en su casa de que el sospechoso tenía "simpatía" hacia el autodenominado Estado Islámico. 

Policías belgas durante el registro en Bruselas de la casa del hombre abatido en la Estación Central

Policías belgas durante el registro en Bruselas de la casa del hombre abatido en la Estación Central REUTERS/Eric Vidal

Dos explosiones

El portavoz de la Fiscalía, Eric Van Der Sypt, ha explicado en rueda de prensa cómo se sucedieron los hechos. El hombre entró en la estación a las 20:39 (hora local) y poco después intentó hacer estallar la maleta que portaba junto a un grupo de pasajeros. La maleta se incendió, pero no estalló. Entonces, el hombre abandonó la maleta y bajó al andén, al parecer para buscar a un jefe de estación. En ese momento, la maleta estalló por segunda vez, en esta ocasión con un estallido más fuerte, pero que no causó heridos ni daños graves.

Tras la explosión, el hombre volvió al vestíbulo y se arrojó sobre un militar al grito de "Alá es grande". El militar disparó, abatiendo al sospechoso.

Van der Sypt ha confirmado que el sospechoso vivía en el barrio de Molenbeek, conocido por ser el lugar de origen de los terroristas relacionados con los atentados de Bruselas y París, y que su casa está siendo registrada.

La alerta antiterrorista se mantiene en nivel 3 de 4, según ha confirmado el primer ministro, Charles Michel. Ese nivel de alerta se aplica desde noviembre de 2015 en Bélgica y significa que un atentado es "posible y probable".

"Se ha evitado lo peor"

"Está claro que quería causar más daños de los que se han producido - ha explicado Van Der Sypt - Hizo detonar la maleta, como tenía previsto; a continuación se alejó y la detonó una segunda vez, podría haber sido mucho peor".

Está claro que quería causar más daños de los que se han producido

En declaraciones a la cadena VTM, el ministro de Interior, Jan Jambon, también ha declarado que "se ha evitado lo peor" al frustrar este intento de atentado.

Tras la explosión, que tuvo lugar en el vestíbulo principal, las autoridades interrumpieron el tráfico de trenes y metro, evacuaron la Estación Central e intervinieron en la zona de la Grand Place de Bruselas.

Noticias

anterior siguiente