Enlaces accesibilidad

Carrie Fisher, la jovencita que se enamoró de Han Solo

  • En El diario de la princesa, la actriz confiesa su apasionado romance con Ford durante el rodaje de Star Wars
  • También habla de cómo el personaje de Leia marcó toda su vida

Por
Carrie Fisher y Harrison Ford. AP Photo/George Brich
Carrie Fisher y Harrison Ford. AP Photo/George Brich

Cuando en La Guerra de las Galaxias (1977) parecía que Luke Skywalker iba a conquistar a la princesa Leia, todos nos preguntábamos por qué no prefería al mucho más atractivo Han Solo (tendríamos que esperar a El Imperio contrataca para comprobar que no nos equivocábamos). Pero en la vida real Carrie Fisher si cayó en los brazos de Harrison Ford, como confiesa en su último libro El diario de la princesa (Nova), que nos llega tras la repentina muerte de la actriz el 27 de diciembre del año pasado.

Un libro muy interesante, y muy humano, que se basa en los diarios que la propia Carrie escribió durante el rodaje de la primera parte de la saga de George Lucas y que también incluye unos poemas que ella misma escribió, algunos sobre su relación con el actor, del que se confesaba perdidamente enamorada, a pesar de que Ford estaba casado, con Mary Marquardt, y tenía dos hijos.

En el libro también habla de su relación con el personaje que la hizo famosa, la Princesa Leia, de otras cosas que sucedieron durante el rodaje de La guerra de las galaxias, de cómo ella, Ford y Mark Hamill y se hicieron casi tan famosos como los Beatles, de cómo odiaba los famosos rodetes del peinado de Leia y el famoso bikini metálico, e incluso de sus encuentros con los fans (durante casi cuarenta años). Una aguda reflexión sobre el precio de la fama; y una vida en la que no estaba claro el límite entre la realidad y la ficción.

Muere Carrie Fisher, la princesa Leia de 'La guerra de las galaxias'

anterior siguiente
7 Fotos 1 / 7 ver a toda pantalla
  • Los protagonistas de 'La guerra de las galaxias'

    Los protagonistas de 'La guerra de las galaxias'

    Los actores protagonistas de La guerra de las galaxias, Harrison Ford, Carrie Fisher y Mark Hamill, en un fotograma de la película de George Lucas.

  • Carrie Fisher en el estreno de 'Star Wars: El despertar de la fuerza'

    Carrie Fisher en el estreno de 'Star Wars: El despertar de la fuerza'

    Carrie Fisher posa para las cámaras durante el estreno europeo de Star Wars: El despertar de la fuerza, en Leicester Square, Londres.

    REUTERS

Una pasión que bautizó con el nombre de "Carrison"

La parte más curiosa del libro es en la que describe su tortuosa relación con Harrison Ford, del que se confesaba enamorada. De hecho hasta puso nombre a esa pasión: "Carrison". Un amor que comenzó desde el primer día que vio a Harrison y pensó "Ese tío será una estrella... Parecía un icono como Humphrey Bogart o Spencer Tracy".

Por si esa fascinación que sintió desde el primer momento no fuera suficiente, Ford la conquistó como un auténtico héroe, salvándola de varios miembros del equipo que pretendían emborracharla durante una fiesta de cumpleaños de George Lucas, para llevársela a un apartado. Entonces, Carrie confiesa que en esa época (tenía 19 años) era bastante inocente y enseguida cayó en sus brazos: "Echadle un vistazo a esos besos de El Imperio contrataca. ¿Lo véis? Fuero ensayados a conciencia, y os prometo que en esas escenas no hubo necesidad de usar efectos especiales".

La actriz confiesa que fueron tres meses "de romance y sexo maravilloso", a los que se entregó compeltamente... Aunque Harrison no se portó nunca como un hombre enamorado y Carrie se lamenta de que hablase tan poco y siempre pareciese tan taciturno. Al final el romance terminó al mismo tiempo que el rodaje y la separación la afectó mucho. Aunque después de tanto tiempo, la actriz confesaba no guardar rencor a Harrison, "un hombre bueno e incluso amable". Lo curioso es que llega a plantearse qué hubiera pasado si en vez de Ford, el elegido hubiese sido Mark Hamill, aunque enseguida descarta la idea. 

Por cierto, que ambos volverían a aparecer juntos en Star Wars: El despertar de la fuerza (2015) y Carrie Fisher dedica el libro a la que fuera segunda mujer de Harrison Ford, la guionista Melissa Mathison (ET, el extraterrestre), fallecida en 2015.

Imagen de 'El Imperio contrataca'
Imagen de 'El Imperio contrataca'

Imagen de 'El Imperio contrataca'

Poemas de amor y mucha ironía

"Creí que eras diferente, más bello que la mayoría y el doble de malo..."

Como comentamos, la actriz se atreve a recuperar el diario y los poemas que escribió durante ese rodaje, casi todos van sobre su relación con Harrison, como podéis comprobar en ese fragmento. Poemas escritos por una adolescente enamorada.

También habla de sus numerosos complejos con su físico, como cuando le pidieron que adelgazase cuatro kilos y medio para interpretar a Leia o cómo se veía la cara de gorda con el famoso peinado de rodetes. Y de cómo odiaba también el famoso bikini metálico que le obligaba a llevar el personaje de Jabba el Hutt. Incluso de su trastorno bipolar y sus deseos de suicidarse. Pero siempre lo hace con sentido del humor e ironía.

Carrie Fisher no se olvida de comentar en el libro sus inicios en el mundo del cine en la película Shampoo, junto a Warren Beatty o el casting fallido que hizo para la famosa película Días del cielo, de Terrence Malick, en el que coincidió con John Travolta. "Fue una película maravillosa y tal vez me hubiera desleificado un poco".

Escena de 'Star Wars Episodio 7: El despertar de la fuerza' (LucasFilms)
Escena de 'Star Wars Episodio 7: El despertar de la fuerza'

Escena de 'Star Wars Episodio 7: El despertar de la fuerza' (LucasFilms)

"Con el tiempo me fusione con la princesa Leia"

Pero la mayor parte del libro la dedica a hablar sobre su relación con el personaje de Leia y con los fans de Star Wars. Por ejemplo, lo que sintió al convertirse en un sex symbol. "La gente no me miraba pero tenían fantasías sexuales con la Princesa Leia", asegura)

También confiesa que al principio no quería ir a convenciones a firmar autógrafos pero que, con la crisis económica no le quedó más remedio que hacerlo y cobrar por ello. "Me había convertido en una rica pobre". La narración de sus encuentros con fans de todo tipo (desde los que bautizan a sus hijos con nombres de personajes de Star Wars, hasta los que le confesaban su amor incondicional por Leia), no tiene precio.

Pero ante todo, Carrie Fisher se confiesa muy agradecida a su personaje de la princesa Leia: “Me gustaba ser la princesa Leia. O que la princesa Leia fuese yo. Con el tiempo nos fusionamos en una sola persona; no creo que nadie pueda pensar en Leia sin que yo merodee por sus pensamientos. Y no estoy hablando de masturbación”.

Muere Carrie Fisher, la princesa Leia de 'Star Wars', a los 60 años

Noticias

anterior siguiente