Enlaces accesibilidad

El reloj de la Puerta del Sol cumple 150 años marcando las horas de la Historia

  • Construido por José Rodríguez Losada, lo inauguró Isabel II por su cumpleaños
  • En 1938, durante la guerra, recibió el impacto de un obús que no explotó
  • Junto con la plaza, se ha convertido en icono del movimiento 15M
  • Es el gran protagonista de las Campanadas de Nochevieja
  • Está presente en la literatura, música y cine del país
  • La Comunidad de Madrid ha preparado distintos actos de celebración

Por
El reloj de la Puerta del Sol cumple 150 años

Uno de los iconos más representativos de Madrid, el reloj de la Puerta del Sol, cumple este sábado 150 años. En todo este tiempo ha sido testigo de importantes acontecimientos históricos y del cambio de imagen de la ciudad y sus gentes. Puntual siempre en sus campanadas de Nochevieja, y acostumbrado a salir en las televisiones de todo el país, celebra su cumpleaños con distintos actos en la capital.

Tras la magia hipnótica de las ruedecillas de su maquinaria hay un nombre, el de José Rodríguez Losada, un relojero leonés afincado en Londres que construyó el reloj y lo donó gratuitamente al Ayuntamiento de Madrid para sustituir al anterior, en funcionamiento desde el siglo XVIII, tras el derribo de la iglesia del Buen Suceso de Madrid -situada en la misma plaza- y que tenía mala fama entre los madrileños por sus continuos desajustes.

Tres años fueron necesarios para la puesta en funcionamiento de este reloj, con una maquinaria totalmente artesana, y finalmente fue inaugurado por la Reina Isabel II el 19 de noviembre de 1866, con motivo de su cumpleaños; de hecho, la campana lleva su dedicatoria.

Testigo mudo de 150 años de historia

Desde entonces, el reloj ha sido testigo de momentos críticos en la historia de España. Tras el exilio de Isabel II en 1868 se desencadenó una crisis de poder que derivó en la tercera guerra carlista, la Primera República española y en la posterior restauración de la monarquía borbónica con el reinado de Alfonso XII en 1874.

 La Puerta del Sol en 1925

La Puerta del Sol en 1925 EFE

Poco duró la monarquía. En 1931 se proclama la Segunda República y cinco años más tarde estalla la Guerra Civil. Madrid es clave de la resistencia republicana y el reloj de la Puerta del Sol no queda libre de daños durante esta época.

En 1938 un obús entró por una de sus esferas, según recoge el Archivo General de la Administración y la hemeroteca de la época. Afortunadamente, no estalló, y permitió al reloj seguir formando parte de la Historia.

 El famoso cartel

El famoso cartel "No pasarán", en la Calle Toledo de Madrid (1936) noticias

Madrid resistió hasta el final de la guerra, y se hizo fuerte en las calles madrileñas más céntricas el famoso lema "no pasarán". Pero pasaron, y el 1 de abril de 1939 el general Francisco Franco proclamaba su victoria, comenzando así una dictadura que duró hasta 1975. La transición democrática y los posteriores gobiernos trajeron épocas de mayor estabilidad al país.

Sin embargo, el reloj también ha sido protagonista involuntario de numerosas protestas y concentraciones en la Puerta del Sol, siendo de las más famosas las del movimiento 15M contra la crisis económica, que comenzaron el 15 de mayo de 2011 y se fueron disolviendo poco a poco durante el año siguiente.

La Puerta del Sol el 18 de mayo de 2011

Miles de integrantes del Movimiento 15 de mayo se han concentrado esta tarde en la Puerta del Sol, al grito de "No pasarán", con la intención de resistir pacíficamente, mientras agentes de la Policía permanecen apostados en las calles colindantes. (EPA) EFE pmv

Las campanadas de Nochevieja

Pero si por algo el reloj ha aparecido año tras año en las televisiones de todo el país ha sido con motivo de las campanadas de Nochevieja. Fue en 1962 el primer año en el que los españoles pudieron tomarse las uvas viendo en directo, desde TVE, cómo sonaban las campanadas en la Puerta del Sol.

Desde entonces y, durante muchos años, fue Matías Prats el encargado de locutar en directo el ritual de las campanadas desde allí. Comenzó a ser tradición, también, que miles de personas se congregaran en la plaza para celebrar desde allí el Fin de Año.

Luego fueron célebres las participaciones en esta retransmisió del dúo Martes y Trece o el famoso presentador Ramón García con su característica capa.

 Anne Igartiburu y Ramón García dan las campanadas la Nochevieja de 2012 en TVE

Anne Igartiburu y Ramón García dan las campanadas la Nochevieja de 2012 en TVE TVE

Presente en la literatura, la música y el cine

No es de extrañar, por lo tanto, aquella letra de "Un año más", de Mecano (Un año dominical, 1988), que hace balance de cara a un nuevo año y que comienza así: "En la puerta del sol, como el año que fue, otra vez el champán y las uvas y el alquitrán, de alfombra están".

El Nobel de literatura Camilo José Cela también se refirió al reloj en su novela San Camilo 1936, en un momento en el que Antonio Arévalo, el novio de María Victoria, apunta con su fusil a la bola del reloj, dispara y no atina.

También el dramaturgo Jerónimo López Mozo ambienta su obra El arquitecto y el relojero (2000) dentro del edificio de Correos, así como en los alrededores de la Puerta del Sol.

En cine, El misterio de la Puerta del Sol (1929), del director Francisco Elías Riquelme, centra su trama en la misma plaza y en la Gran Vía.

Cambio de escenario en la plaza

Son obras que hablan de elementos muy representativos de la plaza. Entre ellos, la famosa estatua del Oso y el Madroño, popular punto de encuentro entre los madrileños; la estatua ecuestre de Carlos III, la placa del Kilómetro 0 (sustituida en el año 2009 por una más nueva) o el famoso cartel de Tío Pepe, que al igual que el Oso y el Madroño ha cambiado de ubicación en los últimos años.

La última gran reforma de la plaza fue entre 2005 y 2009, cuando dejaron de existir las marquesinas de los autobuses y se instaló en el centro una fuente, así como la famosa boca del metro de Sol en forma de ballena de cristal. Desde entonces, esta plaza se ha vuelto peatonal casi en su totalidad, excepto por el tránsito de taxis y vehículos policiales.

Actos de celebración

Con motivo de su 150 aniversario, la Comunidad de Madrid ha preparado un programa de actividades en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, que serán libres y gratuitas.

Entre ellas, una representación teatral de su fabricación, una conferencia sobre su maquinaria y mantenimiento, una visita virtual a través de los móviles o unas uvas "especiales" a mediodía. Todos los actos se pueden consultar en la página web de la Comunidad de Madrid.


 

Noticias

anterior siguiente
-->