Enlaces accesibilidad

Los incendios forestales han quemado ya más de 5.700 hectáreas en Galicia desde el lunes

  • Nueve están fuera de control y cuatro de estos amenazan a la población
  • Se mantienen en nivel dos los de Santiago, Porto do Son, Arbo y Creciente
  • El mayor es el de Arbo, en Pontevedra, con 1.515 hectáreas calcinadas
  • Los brigadistas denuncian descoordinación y falta de medios en Galicia

Por
Cuatro incendios sin control preocupan en Galicia por estar cerca de núcleos de población

Cuarto día consecutivo de lucha contra el fuego en Galicia, donde los incendios forestales han quemado ya más de 5.700 hectáreas desde el lunes, según los últimos datos facilitados por la Xunta a última hora de este jueves por la tarde. Solo el de Arbo, en Pontevedra, ha calcinado 1.515 hectáreas.

Los equipos de extinción han trabajado durante esta jornada en 15 incendios, de los que nueve están todavía fuera de control -con cuatro en "situación 2" por amenazar a núcleos urbanos-, cinco están controlados y otro extinguido; mientras se investiga si algunos de estos fuegos han sido intencionados.

En estos momentos, la "situación 2" -riesgo por la cercanía del fuego a núcleos de población- está decretada en Santiago de Compostela, y Porto do Son, en A Coruña; y en Arbo y Creciente, en la provincia de Pontevedra.

El de mayor magnitud es el fuego de Arbo, que ha arrasado ya 1.515 hectáreas de la parroquia de Mourentán desde que comenzó este miércoles a útima hora de la tarde cuando el viento soplaba con especial virulencia, según informa Europa Press.

Incendios en Galicia

anterior siguiente
38 Fotos 1 / 38 ver a toda pantalla
  • Los incendios que amenazan a núcleos de población se reducen a dos en Galicia

    Los incendios que amenazan a núcleos de población se reducen a dos en Galicia

    Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) tratan de refrescar las zonas próximas a las casas en la localidad pontevedresa de Arbo, que continúa en "situación dos" decretada por la proximidad de las llamas a las viviendas.

    EFE
  • Los incendios que más preocupan son los de Porto do Son, en A Coruña, y Arbo, en Pontevedra

    Los incendios que más preocupan son los de Porto do Son, en A Coruña, y Arbo, en Pontevedra

    Los incendios forestales han quemado esta semana en Galicia cerca de 6.000 hectáreas, más de 1.500 de ellas son del fuego de Arbo.

    EFE

En Porto de Son han ardido 880 hectáreas en un incendio que afecta a las parroquias de Baroña, Xuño y Caamaño y que ha obligado a desalojar a 700 personas. La zona que afecta a Baroña ya ha sido controlada a primera hora de la tarde de este jueves.

El fuego de Santiago, en la parroquia de Flecha, ha quemado otras 800 hectáreas desde que se registró el miércoles al mediodía. El nivel dos en este caso se mantiene por la cercanía de las llamas al núcleo de Vilar del Rei.

El cuarto incendio forestal que todavía mantiene la "situación dos" es del de Creciente con 200 hectáreas afectadas en la parroquia de Albeos y que comenzó en la tarde del miércoles.

Otros cinco incendios activos

Al margen de estos cuatro hay otros cinco fuegos que aún permanecen activos aunque no hay riesgo para los núcleos de población. Son dos incendios en Soutomaior, en Pontevedra; Avión, en Ourense; y Vimianzo y Cee, en A Coruña.

De estos, el más grande es el que afecta a la parroquia de Arcade en Soutomaior con 400 hectáreas afectadas. En este ayuntamiento hay otro incendio que ha arrasado otras 230 en la parroquia homónima.

Por su parte, el fuego de Avión, que se registró en la parroquia de Nieva y que también ha afectado a la parroquia de Avión, ha quemado 345 hectáreas desde primera hora de la tarde del miércoles cuando se declaró el fuego y se decretó la "situación dos" aunque ahora está desactivada.

Por último en el incendio de Cee (parroquia de Toba) han ardido 180 y en el de Vimianzo (parroquia de Carnés) se han visto afectadas otras 70.

Cinco incendios controlados pero sin extinguir

Por último, están controlados dos incendios en Cotobade, Mondariz, Caldas de Rei y Pontevedra, en la provincia homónima, según la última información de la Xunta.

El que ha afectado a más hectáreas (365) es el fuego que empezó el lunes en Cotobade (Tenorio), seguido por el de Caldas de Reis (300) y Mondariz (200). El de Cotobade (parroquia de Viascón) ha afectado a 40 y el de Pontevedra (parroquia de Lérez) a 17.

Este jueves se ha conseguido dar por extinguido el fuego de Fisterra, en A Coruña, que ha quemado otras 28 hectáreas.

En total, estos 15 incendios han calcinado unas 5.570 hectáreas, a las que si se suman las 100 hectáreas que ardieron en un fuego en Cee ya extinguido y otras 82 en Ribeira, arrojan más de 5.700.

Incendios provocados con artefactos incendiarios

La consejera de Medio Rural de Galicia, Ángeles Vázquez, ha calificado la situación de actividad incendiaria "anormal" y ha explicado que se está reforzando la presión de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para intentar aminorar la actuación de los incendiarios, según recoge Efe.

De hecho, agentes de la Policía Autonómica de la Jefatura de Ourense investigan la aparición de un artefacto incendiario en un monte de Boborás, en Ourense, que se encontraba en las inmediaciones de un colegio.

Según los investigadores, se trata de un artefacto "de libro" confeccionado a partir de una mecha de los antiguos mecheros y una corona compuesta por una decena de cerillas que permitirían encender el dispositivo con tiempo suficiente para abandonar la zona.

También en Santiago creen que el fuego que les afecta es intencionado. El concejal de Medio Rural ha asegurado que el viento ha influido en la rápida expansión del fuego, que fue "provocado". La razón, según ha detallado, es que, en un primer momento se originó un foco y, cuando éste se "estaba a punto de ser controlado", se detectaron otros dos "a contraviento", lo que dificultó su extinción y favoreció que el fuego se expandiese.

Los brigadistas denuncian descoordinación y falta de medios

Brigadistas que trabajan estos días para tratar de sofocar los fuegos que asolan Galicia denuncian descoordinación y falta de medios. "Ni una botella de agua ni un bocadillo, y cada uno va por libre", aseveran varios miembros de los equipos de extinción, en declaraciones a Europa Press.

"Cuando se acumulan incendios es cuando más se nota la descoordinación", constata Héctor López, brigadista y presidente del comité de empresa de Seaga en Lugo. Aunque el material "mejoró" en los últimos años, denuncia que las brigadas están compuestas por cuatro personas cuando antes eran cinco y que en algunos casos solo están tres por alguna baja y que al desplazarse a otras provincias dejan zonas al "descubierto".

José Manuel López, del servicio público de defensa contra incendios de la Xunta, expone que el caos es "total" y que el panorama le recuerda al de 2006. "Llegas y tienes empresas de todo tipo -Seaga, Tragsa, Natutecnia-, brigadas de los ayuntamientos, la UME -unidad militar de emergencias-. Se supone que los que coordinan son los técnicos y los agentes, pero es un desastre", indica.

Brigadistas de las cuadrillas contraincendios en Galicia

Brigadistas de las cuadrillas contraincendios durante las labores de extinción de uno de los fuegos de Galicia. EFE Xoán Rey

Al respecto, censura que no haya "ningún tipo de previsión, ni avituallamiento" y que hasta los equipos de comunicación son diferentes en función del organismo, lo que dificulta la coordinación. La maquinaria, critica, "tiene 20 años", y la que es nueva "no funciona como debería", pese a cumplir los requisitos técnicos.

López reprueba también la alta temporalidad entre los trabajadores, y brigadas que "en vez de ser de siete, son de tres", por encontrarse dos miembros de ella de descanso y uno de baja. Como sus colegas, concluye con resignación, y asevera que "este año, por desgracia, con el tiempo que hace y cómo está el monte en Galicia, es lo que toca".

El PP defiende el dispositivo de lucha contra incendios de Galicia

Por su parte, el secretario general del Partido Popular de Galicia, Miguel Tellado, ha señalado, ante algunas acusaciones de descoordinación y falta de medios, que Galicia cuenta con "un dispositivo organizado" en el que "participan siete mil profesionales y colabora además el Ejército".

"Poner en duda la coordinación de un dispositivo que estamos viendo que actúa de forma tan profesional creo que seria una irresponsabilidad", ha señalado según recoge Efe.

Por su parte, el presidente del Gobierno autonómico, Alberto Núñez Feijóo, ha trasladado este jueves "el respeto y la admiración que el pueblo gallego siente por el trabajo que están desarrollando los profesionales de los equipos de extinción en la lucha contra los incendios".

Noticias

anterior siguiente