Enlaces accesibilidad
Alta costura de París

Maria Grazia Chiuri dice: "Ciao, Valentino!"

  • Maria Grazia Chiuri sale de la casa italiana y se espera que entre en Dior
  • Valentino firma una colección historicista inspirada en los personajes de Shakespeare
  • Viktor&Rolf hacen un guiño al reciclaje en su propuesta de alta costura

Por
Pierpaolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri tras su último desfile juntos en Valentino. AFP

El final del desfile de Valentino deja una imagen para la historia. Sus protagonistas, Pierpaolo Piccioli y Maria Grazia Chiuru, que salieron juntos a saludar tras el carrusel de las modelos. Era la última vez que lo hacían juntos.

La casa italiana ha publicado en su web un comunicado en el que se pueden leer las emotivas palabras de agradecimiento que Chiuri dedica al señor Valentino y al equipo. "He compartido con Pierpaolo una importante parte de mi vida profesional y ha sido una experiencia llena de logros creativos. Estoy lista para embarcarme en un nuevo reto profesional”.

Los personajes de Shakespeare inspiran la colección de Valentino. AFP noticias

Hoy, Chiuri comienza una nueva etapa, dejando atrás la relación profesional con Piccioli que comenzó hace 25 años en Fendi. Por eso, las notas de ‘Romeo y Julieta’ de Sergei Prokofiev resultaron perfectas para ambientar el desfile de Valentino, firma a la que llegaron hace 17 años, aunque no fue hasta 2008 cuando saltaron a la fama tras sustituir al maestro Valentino Garavani, su fundador. 

Ahora falta que la Dior confirme la llegada de Chiuri, lo que será todo un hito al ser la primera mujer en tomar las riendas de la maison y la primera en llevar una casa tan importante e influyente.

Diseño de la casa Valentino con cuello que parece una gorguera. AFP noticias

De todo esto se hablaba ayer durante el desfile de Valentino, el último de Maria Grazia, que mostró una sucesión de vestidos de corte historicista con aires victorianos, patrones solemnes, estilos puritanos y, a veces, inocentes.

La colección es de gran riqueza visual y está muy trabajada. Hay vestidos en tono bronce con aves y unicornios pintados a mano que se llevan con cuellos tipo gorguera de popelín, un guiño a la moda del XVI y XVII.

La propuesta de Valentino tiene un claro corte historicista. AFP noticias

Vemos abrigos en cachemir y terciopelo blancos, obras de arte que las costureras del taller han tardado en hacer 490 horas, y vestidos en patchwork con detalles vintage que aportan un toque romántico a la propuesta.

Hemos visto más vestidos rojos que en las anteriores ocasiones y hasta una capa envolvente en tafetán de seda que se lleva con botas negras altas. Junto a prendas un tanto masculinas en negro vemos vestidos de una feminidad desbordante, algunos en organza con delicados bordados.

Capa en tafetán de seda de Valentino.AFP noticias

Todas las modelos parecían personajes de las obras de Shakespeare, fuente de inspiración para el cine y ahora la moda. En 2016 se cumplen 400 años de su muerte y este desfile ha sido un singular homenaje.

Tras unos años más locos, la alta costura parece volver a la contención, al clasicismo, e incluso al recato. Gaultier mantiene a raya su genio y el único desfile que deja bocas abiertas es el Viktor and Rolf.

Propuestas inspiradas en el reciclaje de Viktor&Rolf. AFP noticias

La pareja nos tiene acostumbrados a los vestidos que parecen esculturas, obras de arte que se llevan o admiran. Ahora proponen una colección fácil de llevar, con pantalones en denim muy trabajados, con bordados joya, y con chaquetas deconstruidas que se inspiran en el reciclaje. Moda con mensaje para despertar conciencias.

Noticias

anterior siguiente