Enlaces accesibilidad

El ultimo seísmo de 7,3 en el sur de Japon se cobra otras 18 vidas

Por
Al menos 25 personas han muerto en el segundo terremoto que sufre Japón

El sur de Japón ha vuelto a temblar este viernes con fuerza: apenas un día después de que un seísmo sacudiera la prefectura de Kumamoto, donde aún se buscan supervivientes entre los escombros, un nuevo terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter ha sacudido la misma zona, en la que se ha activado una alerta de tsunami, aunque después se ha levantado.

Este segundo seísmo -que según las informaciones ha causado 18 víctimas mortales- ha sido aún más potente que el registrado este jueves, que alcanzó una magnitud de 6,5 en la escala de Richter, y se ha producido a las 16:25 GMT (18:25 hora peninsular española); su epicentro se ha situado a un kilómetro de la localidad de Kumamoto y el hipocentro, a 40 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Aunque por el momento no hay constancia de víctimas, si ha provocado daños materiales.

Además, sobreviene mientras los equipos de rescate se afanan por encontrar posibles personas que estén atrapadas entre los escombros del anterior movimiento de tierra: "Están haciendo todo lo posible y trabajando a contrarreloj para salvar vidas", ha afirmado el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en la cadena pública NHK, antes de que se produjera el segundo temblor.

Los temblores más dañinos desde Fukushima

Por el momento, el primer terremoto contabiliza al menos nueve muertos y más de 1.000 heridos, entre ellos medio centenar graves, según los últimos datos ofrecidos este viernes por las autoridades japonesas. Los nueve fallecidos son cuatro hombres y cinco mujeres, la mayoría de ellos mayores de 60 años, que perecieron en accidentes causados por el seísmo en el distrito de Mashiki (ocho) y en la ciudad de Kumamoto (otro más).

Un fuerte terremoto en Japón deja nueve muertos y un millar de heridos

El temblor, el más dañino en el país asiático desde el que generó el tsunami de Fukushima en 2011, se produjo a las 21.26 hora local del jueves (12.26 GMT) en la prefectura de Kumamoto, en la costa occidental de la isla de Kyushu, y su hipocentro se situó a unos 11 kilómetros de profundidad. Con todo, el terremoto registrado este viernes es aún más fuerte, a la espera de la confirmación definitiva de su intensidad por parte de las autoridades geológicas.

De hecho, tras el primer temblor de tierra hasta las 15.00 hora local (6:00 GMT, 8:00 hora peninsular española) se habían producido ya 135 réplicas, según la Agencia Meteorológica de Japón (JMA), que ya había alertado de la posibilidad de que se produjeran nuevos seísmos cercanos al nivel seis de intensidad durante una semana.

Más de 44.000 evacuados

Ese primer seísmo no activó la alerta de tsunami y la empresa que opera la planta nuclear de Sendai, que se encuentra a unos 120 kilómetros al sur del epicentro y que es la única actualmente operativa en el país, informó de que la central ha continuado operando sin problemas.

Con todo, el seísmo dejó unas 12.500 viviendas sin suministro eléctrico y más de 9.000 sin servicio de gas o agua, mientras que 390 colegios de la región de Kumamoto han permanecido clausurados en la jornada lectiva de este viernes, detalla la cadena pública NHK.

Asimismo, el terremoto ha obligado a evacuar a 44.400 personas, de las que 16.000 procedentes de 18 localidades aún permanecen fuera de sus casas, según los datos más recientes ofrecidos por las autoridades japonesas. En el distrito de Mashiki, el seísmo alcanzó el nivel 7 en la escala japonesa, que se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor, y causó el derrumbe de una veintena de casas donde quedaron atrapados algunos de sus inquilinos.

Comunicaciones afectadas

Abe había anunciado que se desplazaría este sábado a la zona afectada por el seísmo, con el fin de visitar a algunos de los afectados, mientras que el Ministerio de Defensa ha desplegado unos 1.700 efectivos de las fuerzas de Auto Defensa (ejército nipón) en el área para asistir a los municipios afectados.

El seísmo también ha provocado el cierre de algunas autopistas de la isla de Kyushu y ha causado la suspensión del servicio ferroviario de alta velocidad (Shinkansen), que se prolongará al menos hasta este sábado. La aerolínea Japan Airlines Corporation (JAL) ha suspendido sus vuelos a y desde la ciudad de Kumamoto, mientras que All Nippon Airways (ANA) sí operó algunas de sus rutas.

El de este jueves fue primer terremoto que alcanza el nivel 7 en la escala japonesa desde el potente seísmo del 11 de marzo de 2011 que generó un devastador tsunami y causó más de 18.000 muertos y desaparecidos en el nordeste nipón además de provocar en la central de Fukushima el peor accidente nuclear desde Chernóbil, aunque sus consecuencias pueden ser mucho más graves tras la réplica de este viernes.

Noticias

anterior siguiente
-->