Enlaces accesibilidad
Debate de investidura de Mas

La CUP vuelve a decir 'no' a la investidura de Mas aunque ve más cerca el acuerdo

  • No logra la mayoría simple, pues solo le han votado los 62 diputados de Juns Pel Sí
  • Se trataba del segundo debate de investidura en el Parlament catalán
  • Mas promete a la CUP someterse a una moción de confianza en diez meses si es investido

Por
La CUP dice 'no' a Artur Mas en la segunda votación, aunque ve más cerca el acuerdo

La CUP ha vuelto este jueves a frustrar la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat, aunque ha reconocido que el acuerdo está más cerca después de que el propio Mas hiciera dos nuevas ofertas: someterse a una moción de confianza en diez meses y ceder poder a tres vicepresidentes.

Es la segunda vez que el presidente de la Generalitat en funciones, que aspira a revalidar el cargo, se enfrentaba a la votación de su investidura, pero ha acabado con idéntido resultado a la que se celebró el pasado martes. En esta ocasión necesitaba únicamente la mayoría simple para lograr ser presidente. Sin embargo, tan solo los 62 diputados de su grupo parlamentario, de Junts Pel Sí, han votado a su favor, mientras que la oposición en bloque -los 73 diputados restantes- ha votado en contra.

Durante el debate, ha habido guiños de complicidad entre Junts Pel Sí y la CUP, ya que ambas formaciones están dispuestos a continuar con las negociaciones aunque tanto Artur Mas como el presidente del grupo parlamentario de la CUP, Antonio Baños, han dejado entrever que esperan más gestos por parte del otro.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha levantado la sesión sin establecer una fecha para una nueva sesión de investidura y ha anunciado que abrirá una nueva ronda de consultas parlamentarias antes de formular una nueva propuesta de candidato a presidente de la Generalitat. El plazo límite para la investidura es el 9 de enero. De no alcanzarse un acuerdo antes de esa fecha, Cataluña debería celebrar elecciones de nuevo en marzo.

Al respecto, Artur Mas ha apelado a la CUP que no apure los plazos para llegar a un acuerdo porque ha asegurado que "cada día que pasa es un día en contra del mandato que recibimos en las urnas".

La CUP ve avances hacia el acuerdo

En su turno de intervención durante el debate, Baños, ha reiterado que el voto de su grupo es un 'no tranquilo' a la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat, a pesar de que le parece "interesante" la nueva oferta que ha hecho el candidato de Junts Pel Sí, por lo que cree que el acuerdo está más cerca.

El parlamento de Cataluña ha rechazado por segunda vez la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat. La CUP ha vuelto a votar en contra después de rechazar las nuevas propuestas de Mas para que le dieran al menos dos votos de apoyo. Mas proponía someterse a una cuestión de confianza dentro de diez meses.

Baños ha explicado que las mismas razones que llevaron el martes a su grupo a votar en contra de la investidura de Mas son las mismas que este jueves han hecho que vuelva a decir 'no', aunque ha remarcado que es un 'no tranquilo'.

Es por eso que ha tendido la mano a Junts Pel Sí a seguir negociando porque ve que hay avances después de la última propuesta del presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña. "Es el primer paso que hace -Mas- y lo valoramos porque indica que todo se mueve y eso es importante para encontrar acuerdos", ha señalado Baños en su turno de intervención. "La cuestión de confianza nos acerca a un debate y es una oferta interesante, pero insuficiente", ha añadido.

Según Baños, el acuerdo está "al alcance", aunque ha reconocido que "hay prisa" para cerrarlo un acuerdo, por lo que "todos" deben "ponerse las pilas" para conseguirlo. También ha vuelto a remarcar que si se propone otro nombre "ya habría acuerdo".

Mas se sometería a una cuestión de confianza en septiembre

Previamente, Artur Mas ha iniciado el segundo debate de investidura explicando las propuestas que lanzó a la CUP durante la reunión que mantuvieron este miércoles para lograr su apoyo en la votación.

Durante su intervención ha anunciado que si es investido presidente, después del primer período de sesiones que finaliza en julio y antes del debate de política general que se celebra en septiembre, presentará la moción de confianza en el Parlament y ha recordado que en el caso de que no pase el examen de la Cámara se tendría que investir a un nuevo presidente porque él tendría que ser cesado inmediatamente.

También ha propuesto ser él el presidente del Govern cediendo poder a tres vicepresidentes, Oriol Junqueras, Raül Romeva y Neus Munté. Mas ha asegurado que esta forma de gobierno no sería la primera vez que se emplearía en Cataluña, porque es una fórmula que se utilizó en algún período durante los mandatos de Jordi Pujol y Pasqual Maragall.

El presidente catalán en funciones ha subrayado que ambas propuestas son "gestos significativos relevantes" y ha advertido a la CUP que  no tiene intención de "dar uno cada día", por lo que les ha instado a que sean ellos los que den el siguiente.

Asimismo ha apelado a la necesidad de Cataluña de "un gobierno definitivo sin tardar demasiado". Ha afirmado que no tiene sentido que la Cámara haya empezado a trabajar, en referencia a la aprobación de la resolución soberanista el pasado lunes, pero no pueda trabajar "a pleno rendimiento".

Sobre la suspensión del Constitucional

En su discurso inicial, no se ha referido a la suspensión del Tribunal Constitucional (TC) de la moción independentista, aunque sí lo ha hecho en su turno de réplica, tras las apelaciones de los grupos al respecto. A su juicio, la resolución "es más de lo mismo" y "es una señal del inmovilismo en el que está instalado el Gobierno español en la cuestión catalana". Para Mas, la política no se hace través del Tribunal Constitucional.

En cuanto a si va a cumplir con la sentencia del Constitucional, Mas se ha limitado a recordar que cuando la consulta del 9 de noviembre de 2014 ya encontró la manera de instalar las urnas a pesar de la suspensión del TC.

También ha defendido que que su intención no es saltarse las legalidades sino sustituir las leyes españolas por las catalanas.

Por su parte, Baños ha sido mucho más claro y cuando le han preguntado sobre la sentencia del Constitucional ha afirmado rotundo que la CUP "no la acata",

Ciudadanos culpa a Mas de llevar "al martirio" a los catalanes

Por su parte, la presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha culpado a Mas de llevar al "martirio" a siete millones de catalanes que supondría desobedecer la suspensión cautelar del Tribunal Constitucional de la resolución independentista.

"Si usted ya lo ha vivido todo y quiere emociones fuertes y ser un mártir, hágalo, pero no le permitiremos que haga que los funcionarios le acompañen en el martirio", le ha espetado.

Para Arrimadas, el proyecto soberanista provoca "inseguridad jurídica" y supondría "arrastrar hacia la ilegalidad" a funcionarios y ciudadanos catalanes, que "solo quieren ser felices".

También ha acusado a Mas de "cargarse la imagen de Cataluña" y ha puesto de ejemplo la publicación del Financial Times que ha tachado de "locura" y "estupidez" el plan independentista catalán.

El PSC pide a Mas que acate la resolución del Constitucional

El PSC ha pedido este jueves a Artur Mas que acate la resolución del Tribunal Constitucional que suspende la declaración de independencia.

"Nadie en ninguna circunstancia puede arrastrar a las instituciones fuera de la legalidad, por muchos diputados o ciudadanos que lo pidan. Y no puede empujar al país a la independencia con menos de 50 % de votos", ha señalado el líder del PSC, Miquel Iceta, en su turno de intervención.

También ha reclamado a Mas que no divida la Presidencia de la Generalitat, como ya ha hecho con Cataluña y con CiU y le ha acusado también de que trate de lograr que la CUP le apoye en la investidura "a cualquier precio", con una "presidencia disminuida, decorativa, coral y polifónica".

"Es hora de decir basta. A ver si para construir un Estado, acabará destruyendo una nación", ha advertido el dirigente del PSC al tiempo que ha instado a Mas a no emprender "un camino sin retorno" con graves consecuencias.

Catalunya Sí que es Pot pide un "gobierno capaz de ver la realidad"

A continuación, el presidente del grupo de Catalunya Sí que es Pot (CSQP), Lluís Rabell, ha explicado que su coalición vuelve a votar no a la investidura de Mas porque "necesitamos un gobierno capaz de ver la realidad", porque a su parecer, "la vía de un choque institucional no resuelve los problemas".

Rabell ha destacado que "la única salida es el diálogo" y la convocatoria de un referéndum en Cataluña para que los catalanes decidan su futuro. "No nos gustan los escenarios catastrofistas pero el único lugar donde no nos llevará esta hoja de ruta que presenta usted, señor Mas, es hacia la república catalana", ha advertido.

También ha afirmado que los únicos que salen beneficiados de la situación en Cataluña son el PP y Ciudadanos "porque les favorece en sus campañas electorales" en las generales del 20D.

Rabell ha concluido que Catalunya Sí que es Pot está convencida de que lo que necesita Cataluña "es un gobierno que responda a las necesidades de este país" y algo que, a su parecer, no pasa por investir al candidato Artur Mas.

El PP critica las ofertas de Mas

El líder del PPC en el Parlament, Xavier García Albiol, ha acusado al presidente en funciones de "devaluar la Presidencia hasta convertirla en simbólica" en referencia a su oferta de ceder poder a tres vicepresidentes. "Estamos viviendo un momento histórico. Y usted pasará a la historia por haber devaluado y llegar a humillar la institución de la Presidencia", ha asegurado.

También le ha reprochado ser el responsable de "suspender la autonomía de Cataluña, de situarse fuera de la ley" y de rendirse a los antisistemas, en referencia a la CUP.

"Me apena ver la incoherencia de sus palabras con tal de ser presidente de la Generalitat, aunque signifique que los de la CUP cada seis meses le tenga que examinar con una moción de confianza", ha señalado.

Junts Pel Sí emplaza a la CUP a seguir negociando

Por último, la portavoz de JxSí en el Parlament, Marta Rovira, ha instado a la CUP a "seguir hablando" para lograr investir presidente de la Generalitat a Artur Mas. 

En su discurso, Rovira ha defendido las últimas propuestas de Mas y ha valorado positivamente que la CUP haya manifestado su intención de seguir negociando. Es, por eso, que se ha mostrado confiada con que pronto se llegue a un acuerdo de investidura.

"Debemos hacerlo para dar cumplimiento al mandato democrático. Necesitamos un Govern fuerte, y lo que propone Mas es muy bueno", ha indicado.

Además, ha cargado contra la suspensión por parte del Tribunal Constitucional: "Entre el contrato democrático de JxSí y la CUP no se puede interponer ningún tribunal".

Noticias

anterior siguiente