Enlaces accesibilidad

Premios Princesa de Asturias 2015

Esther Duflo: "No podemos permitirnos el lujo de darles la espalda a los refugiados"

  • Especialista en Economía del Desarrollo y lucha contra la pobreza, recibe el Princesa de Asturias de Ciencias Sociales
  • Dirige una red de investigadores para combatir este problema a nivel mundial
  • Dice que la pobreza "no tiene un culpable", pero hay que combatir sus causas
  • Consulta el discurso íntegro de Esther Duflo

Por
Esther Duflo, la "economista de la pobreza", Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales

La economista franco-estadounidense Esther Duflo ha recibido el Premio Princesa de Asturias 2015 de Ciencias Sociales por su labor para combatir la pobreza a nivel mundial con un mensaje de esperanza, reconociendo que "el problema de la pobreza no se va a resolver de inmediato", pero aseverando que "tenemos todo el tiempo por delante".

Duflo, especialista en Economía del Desarrollo y lucha contra la pobreza, codirige con otros miembros la red del Laboratorio de Acción contra la Pobreza Abdul Latif Jameel (J-PAL). Durante su discurso en el acto de entrega de los Premios en Oviedo, se ha mostrado "emocionada" y "agradecida" por el reconocimiento no solo a su persona, sino al trabajo colectivo de esta organización, "cuya ambición es cambiar la vida de los más pobres, contribuyendo a mejorar las políticas económicas que les atañen".

La galardonada ha aprovechado el acto para recordar la oleada de miles de refugiados que llegan cada día a Europa, víctimas de la guerra y de inmigrantes económicos, que "nos enfrenta con una realidad que en muchas ocasiones preferimos olvidar".

Sin embargo, ha insistido Ruflo, "sean cuales sean nuestras dificultades, los problemas que otros padecen en países que no están tan lejos como parece, son mucho más urgentes y mucho más graves. Y en un mundo cerrado no podemos permitirnos el lujo de darles la espalda".

"Nuestra ambición es cambiar el mundo"

Duflo reconoce que la ambición suya y de sus compañeros no es modesta, ya que pretenden "cambiar el mundo". "Queremos cambiar en profundidad la vida de los más pobres, proporcionando a quienes toman las decisiones políticas los medios que permitan inventar y elegir las políticas más eficaces para ayudarlos a superar sus problemas", ha expuesto.

Parte de la idea de que "no hay ninguna solución  milagrosa para el problema de la pobreza: ni la ayuda exterior, ni una apertura total de fronteras, ni el comercio internacional, ni la expansión de la democracia o de la economía de mercado serán suficientes para resolver el problema".

Ni las Naciones Unidas, ni los gobiernos locales, ni las élites pueden mantener o sacar a la población de la pobreza

Sin embargo, considera que la pobreza no tiene un culpable único: "Ni las Naciones Unidas, ni los gobiernos locales, ni las élites pueden, por sí solos, mantener a la población en la pobreza o sacarla de ella".

Pero sí incide en que son muchas las causas que llevan a este problema. "Ser pobre es tener menos información, menos posibilidades de elegir su propia trayectoria y también menos protección contra los propios errores. Todas estas barreras pueden convertirse en trampas en las que los pobres quedan encerrados. Entenderlas nos permite abrirlas, mediante intervenciones bien elegidas", añade.

Ruflo ha lanzado un mensaje de esperanza a la población. Reconoce que "el problema de la pobreza no se va a resolver de inmediato, pero si así lo aceptamos, tenemos todo el tiempo por delante. Si accedemos a cambiar las ideas preconcebidas por una auténtica reflexión; a escuchar lo que los pobres tienen que decirnos; a someter cada idea - incluso las que parecen obvias - a pruebas rigurosas, podremos, poco a poco, construir una caja de herramientas de políticas públicas eficaces y también, quizás, entender mejor la condición humana".

Para finalizar su discurso, la economista ha agradecido a los Reyes y al jurado el galardón. El jurado de esta edición ha elegido a Ruflo entre otros 25 candidatos. La red de la que es fundadora, J-Pal, fue creada en 2003 junto con Abhijit Banerjee y Sendhil Mullainathan, y que actualmente dirige ella misma junto con Rachel Glennerster, Banerjee y Ben Olken. Para todos ellos y los más de 120 investigadores de la organización ha tenido palabras de agradecimiento y reconocimiento.

"En J-PAL, nos esforzamos por trabajar con colaboradores locales sobre el terreno para identificar ese tipo de barreras, entender mejor por qué los pobres toman las opciones que toman, y contribuir a inventar soluciones a esos problemas. Hay muchos fracasos y algunos éxitos pero cada experimento nos enseña algo más sobre la naturaleza de la pobreza y nos ayuda a avanzar y a aprender".

Noticias

anterior siguiente