Enlaces accesibilidad

Jeremy Corbyn es el nuevo líder del Partido Laborista británico

  • Se ha impuesto a otros tres candidatos en las elecciones internas del partido
  • Es considerado el ala 'rebelde' del partido
  • Ha votado en contra de la línea del partido en más de 500 ocasiones

Por
Jeremy Corbyn ha sido proclamado nuevo líder del Partido Laborista

El veterano diputado izquierdista Jeremy Corbyn ha sido proclamado hoy nuevo líder del Partido Laborista del Reino Unido, tras imponerse en primera vuelta a otros tres candidatos en las elecciones internas de la formación.

La participación en estas primarias, cuya votación empezó el 14 de agosto, ha sido del 76,3 %, del total de unos 550.000 afiliados con derecho a voto, según indicó el partido durante un congreso especial en Londres.

Jeremy Corbyn, de 66 años, lleva tres décadas en la Cámara de los Comunes. Su elección este sábado como líder (y futuro candidato a primer ministro) en las primarias de la formación ha confirmado los vaticinios de las encuestas, que desde el principio le dieron la victoria frente a sus rivales más centristas Andy Burnham, Yvette Cooper y Liz Kendall.

El apoyo de Miliband

El exlíder del Partido Laborista británico Ed Miliband, que dimitió tras perder las elecciones generales del pasado 7 de mayo, ha ofrecido "su apoyo" al nuevo líder del partido, Jeremy Corbyn, aunque le ha instado a buscar la unidad dentro del partido.

"Ofrezco a Jeremy Corbyn mi apoyo en lo que es un trabajo muy difícil y exigente, y espero que el resto del partido haga lo mismo", ha declarado Miliband, que ha insistido en que "al mismo tiempo, confío en que Jeremy hará todo lo que pueda para llegar a todo el mundo y usar los talentos de la gente a lo largo y ancho del partido, en la tarea de confrontar a los 'tories' y hacer frente a los grandes desafíos que tenemos por delante".

Miliband también ha destacado que la duplicación del número de afiliados durante la campaña para las primarias -muchos de los cuales han votado por Corbyn- ofrece "la oportunidad de reconstruir el Partido Laborista en un movimiento auténtico en todo el país".

Tras la proclamación de Corbyn, el hasta ahora portavoz de Educación laborista, Tristam Hunt, ha anunciado que "no servirá" en su equipo de oposición, al igual que la portavoz de Trabajo, Rachel Reeves, que no desea integrarse en su equipo cuando regrese de su baja por maternidad.

La elección de Corbyn como líder ha sido muy bienvenida por los sindicatos británicos, que fundaron y financian al partido de centroizquierda y que en su mayoría le habían secundado.

Sin embargo,el ministro de Defensa, el conservador Michael Fallon, ha advertido de que "el Partido Laborista plantea ahora un riesgo serio a la seguridad de la nación, la economía y las familias".

El veterano diputado conservador Andrew Mitchell reconoció el tirón popular del mensaje antiausteridad de Corbyn y ha llamado a sus correligionarios a "ocupar el centro político" y defender las virtudes "del capitalismo de consumo".

La líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP), Nicola Sturgeon, que gobierna en mayoría en Escocia, ha afirmado que, si Corbyn no demuestra pronto que puede unir a su partido y ganar las próximas elecciones, en 2020, el apoyo por la independencia "crecerá en Escocia".
Sturgeon se ofreció a trabajar con él "constructivamente" en una alianza contra los conservadores en la Cámara de los Comunes. EFE

Corbyn, el  izquierdista y "rebelde" al partido

Jeremy Corbyn es cojnocido por su ideario de izquierdas, a favor de la renacionalización de los servicios públicos y el estado del bienestar y contra las armas nucleares, ha conquistado a una nueva generación de británicos desilusionada con el discurso mimético del resto de los partidos.

En su larga trayectoria política, que despegó en 1983 al ganar su escaño en los Comunes el que aún tiene, por el distrito londinense de Islington North), ha sido el diputado que más veces se ha rebelado contra las directrices del partido.

Según la web Public Whip, desde 2001 ha votado en contra de la línea oficial laborista en más de 500 ocasiones, siendo una de las más destacadas su rechazo a la invasión de Irak de 2003, que motivó el progresivo declive de la formación entonces liderada por Tony Blair.

Forma parte de numerosas organizaciones humanitarias y de activismo político, entre ellas Amnistía Internacional, la Campaña de Solidaridad con Palestina, la Coalición Parad la Guerra y la Campaña por el desarme nuclear (CND, en inglés), de la que es vicepresidente.

La abolición del programa nuclear británico de submarinos Trident es precisamente uno de los ejes de su manifiesto, en el que defiende también un innovador y polémico plan para que el Banco de Inglaterra emita dinero para financiar infraestructuras y vivienda social.

La economía "corbynista" o, en inglés, "Corbynomics", que busca erradicar la austeridad, cuenta con partidarios y detractores entre los economistas, al igual que en el propio Partido Laborista, donde los seguidores del Nuevo Laborismo advierten que la ideología de su diputado más rebelde llevará a la aniquilación electoral de la histórica formación.
 

Noticias

anterior siguiente