Enlaces accesibilidad

AI denuncia crímenes de guerra del Ejército de Nigeria en su lucha contra Boko Haram

  • Los militares han ejecutado sumariamente a 1.200 personas, según AI
  • 7.000 personas han muerto bajo custodia
  • La ONG señala como responsables a altos mandos militares

Por
Un policía observa una casa en Gubio, estado de Borno, Nigeria, tras un ataque de Boko Haram
Un policía observa una casa en Gubio, estado de Borno, Nigeria, tras un ataque de Boko Haram AFP AFP

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado que el Ejército de Nigeria comete crímenes de guerra en su campaña contra el grupo yihadista Boko Haram en el nordeste del país.

Según el informe "Estrellas en los hombros, sangre en las manos", que se presenta este miércoles en Abuja, los militares han ejecutado sumariamente a 1.200 personas, han detenido arbitrariamente a 20.000, en su mayoría varones jóvenes y menores, y otras 7.000 personas han muerto bajo custodia por el maltrato y las duras condiciones de vida. Los actos de tortura, dice el informe, son "innumerables".

El informe se basa en entrevistas a 412 personas, incluyendo víctimas, testigos y militares, así como en documentos internos, vídeos y fotografías.

Estado de excepción y ejecuciones sumarias

AI destaca que el conflicto entre Boko Haram y el Gobierno se ha extendido en los estados de Borno, Yobe y Adamawa, donde se producen "violaciones atroces" por ambas partes.

En 2012, el presidente del país, Goodluck Jonathandeclaró el estado de excepción en estos estados, dando vía libre al Ejército, que reunió bajo su mando a las fuerzas de seguridad y a milicias locales.

Desde entonces se han producido violaciones masivas de los derechos humanos, siempre según AI. El informe cita el caso de 64 detenidos ejecutados en Damaturu en abril de 2013 y otros 640 asesinados en Maiduguri en marzo de 2014, tras haber sido liberados por Boko Haram y vueltos a capturar. Algunos de los cuerpos fueron incinerados en fosas comunes.

Se les deja morir de hambre deliberadamente

Quienes no son eliminados directamente, son abandonados a su suerte en las celdas de detención. "La gente no era lo suficientemente fuerte para resistir [...] Los tienen para que mueran [...] Se les deja morir de hambre deliberadamente", ha declarado a AI un alto mando militar del cuartel de Giwa, bajo la condición de anonimato.

Nos negaron el agua en todo momento durante dos días, murieron 300 personas

"Teníamos la sensación de que sólo querían que nos muriésemos - ha explicado a AI un carpintero de 25 años de Maiduguri que se protege bajo un nombre falso - Mucha gente murió en las celdas. Nos negaron el agua en todo momento durante dos días, murieron 300 personas".

Según AI, las fuerzas de seguridad realizan detenciones arbitrarias en los pueblos donde se han producido ataques de los yihadistas, y donde los informantes señalan a supuestos cómplices entre los vecinos.

Mandos militares responsables

AI pide que se investigue a la cadena de mando del Ejército nigeriano y señala concretamente a cinco generales a los que acusa de "asesinato, desaparición forzada y tortura".

Se trata de los generales de división John A.H. Ewansiha; Obida T. Ethan; Ahmadu Mohammed; y los generales de brigada Austin O. Edokpayi y R.O. Bamigboye.

AI pide a las autoridades nigerianas que erradiquen estas prácticas, así como la intervención de la ONU y de la Corte Penal Internacional. La organización también exige a los países que apoyan a Nigeria en su lucha contra el yihadismo "garantizar que toda la asistencia militar destinada a Nigeria es respetuosa con los derechos humanos".

Boko Haram combate desde 2008 al gobierno nigeriano y ha atentado en numerosas ocasiones contra la población civil, además de llevar a cabo secuestros masivos. Este pasado martes, una bomba en un mercado de Maiduguri causó 50 muertos.

El grupo defiende una interpretación extrema del Islam y ha manifestado su lealtad a otras organizaciones yihadistas como el Estado Islámico.

Noticias

anterior siguiente