Enlaces accesibilidad

Tomm Moore: "'La canción del mar' se inspira en 'Mi vecino Totoro', de Miyazaki"

  • El director crea una auténtica obra de arte animada al estilo tradicional
  • Un film que fue finalista al Oscar a mejor Película de Animación
  • Se estrena este viernes, 8 de mayo

Por
Tráiler de 'La canción del mar'

Cada fotograma de La canción del mar es una obra de arte y cuando se mueven se hace la magia, permitiéndonos disfrutar de una joya de la animación que nos transmite el asombro de las grandes historias, como las leyendas célticas en las que se ha inspirado su director, Tomm Moore, que ha estado en Madrid para presentar esta película que fue finalista a los últimos Oscar, en la categoría de Mejor Película de Animación (además de conseguir numerosos premios en todo el mundo), y que se estrena este viernes, 8 de mayo.

Tom Moore y su productora Cartoon Saloon se dieron a conocer en 2009 con la estupenda película El secreto del libro de Kells, que contaba la historia de unos monjes del siglo XI guardianes de unos preciados libros de miniaturas, y que también fue finalista a los Oscar.

Cinco años después ha vuelto a sorprendernos con esta historia, que también se basa en el folklore irlandés y que narra el viaje de iniciación de dos hermanos (Ben y Saoirse) que descubren que la pequeña de ellos es un "selkie", el último bebé foca, y ella es la única que puede liberar a las criaturas mágicas, convertidas en piedra por la malvada Bruja de los Buhos.

"Según el folclore islandés, irlandés, feroés y escocés -nos cuenta el director- los selkies eran seres mitológicos con apariencia de foca que tenían el poder de transformarse en hombres y mujeres de belleza inigualable. Eran focas en el mar y hombres en tierra".

"Casi todas las historias de selkies -continúa el director- están protagonizadas por una de esas criaturas y un pescador, pero nosotros hemos preferido que fuesen niños, porque eso nos permitía crear una historia de aprendizaje, de maduración. Y hablar a los niños de temas como la muerte  o la pérdida. Siempre que leía historias sobre el mar existe esa posibilidad de que te arrebate la vida en un segundo. Y hay que aprender a aceptar esa pérdida".

Otras criaturas mitológicas y la naturaleza

En la película aparecen otras criaturas del folclore irlandés como la mencionada Bruja de los Buhos. "Es un personaje basado en la diosa de la guerra irlandesa, pero a la vez es la contrapartida de la abuela de los niños protagonistas -asegura Tomm-. En toda la película presentamos esa dualidad porque el padre de los niños también es la contrapartida humana del Dios del Mar, que protagoniza una historia muy triste".

"También hay mucha relación entre los paisajes y las historias -continúa el direc tor-. Pienso que hay algo casi sagrado en los paisajes, algo mágico. y hemos intentado plasmarlo en la película, porque creo que todos los paisajes tiene su propia historia, su significado".

Moore confiesa que su obsesión con la mitología nace de su creencia de que: "Defiende valores que corremos el peligro de olvidar, como el respeto a la naturaleza o el medio ambiente" (todos ellos muy presentes en la película).

Ese amor a la naturaleza se ve en los espectaculares paisajes, como el del faro. "Esta basado en paisajes reales -confiesa Moore-. Lo curioso, es que el faro está en el sur de Irlanda y el paisaje en el norte. Así que hay gente que reconocerá alguna de las dos cosas pero nunca juntas".

El director también nos confiesa que animar el mar fue muy complicado: "Ha sido lo más difícil y no sé si hemos llegado a conseguir lo que pretendíamos. Reproducir el movimiento de las olas es casi imposible. Al final dimos con una técnica que consistía en animar unas veinte olas y con el ordenador las reproducíamos y hasta llegamos a crear una gran tormenta"

"Los grabados son un murmullo de nuestros antepasados"

Fruto de esa obsesión es la proliferación de símbolos celtas en la película, algo que ya estaba presente en El secreto del libro de Kells. El director incluso se ha tatuado varios por todo su cuerpo. "Esos grabados en las piedras, que nosotros no entendemos, son el último murmullo de nuestros antepasados, que vivieron en la prehistoria. Cuando los estudiamos para incluirlos en la película, nuestro director artístico se dió cuenta de lo mucho que se parecían a algunas manifestaciones del arte moderno".

Entre esos símbolos predomina el círculo, que está presente en casi todos los fotogramas de la película: "El círculo nos recordó al seno materno, y como los niños buscan a su madre, nos pareció ideal como símbolo de la historia.Y además, estudiando ruinas irlandesas nos dimos cuenta de que adoraban la maternidad y el seno materno como puerta de entrada a la vida".

"Totoro ha sido una gran influencia para la película"

Tomm Moore tampoco oculta su fascinación por el cine de animación japonés. "Los maestros japoneses como Miyazaki o Takahata son una gran influencia en la película y en todo mi trabajo. Me fascina la facilidad que tienen para coger una historia muy local y hacerla universal, consiguiendo que se entienda en todo el mundo. Yo intento hacer lo mismo con las historias irlandesas".

"En este caso concreto Mi vecino Totoro (Miyazaki) ha sido una gran inspiración. Y confieso que me siento muy orgulloso de haber competido por el Oscar a Mejor Película de Animación con The tale of Princess Kaguya, de Takahata, al que admiro".

Pero las otras tres películas nominadas este año eran de animación 3D generadas por ordenador, una técnica que parecía destinada a acabar con la animación tradicional. "No creo que eso pase nunca -asegura Tomm-. o al menos lo espero. Pienso que seguirán coexistiendo esas películas más comerciales con otras que exploren las posibilidades artísticas de la animación, que es a lo que yo aspiro".

Sus proyectos

Tomm bromea asegurando que "Espero no tardar otros cinco años en hacer mi tercera película. Será una historia sobre lobos y gente que cuando duerme se convierte en lobo y estará ambientada en el año 1645. Mi intención es seguir experimentando y poder comunicar cosas simplemente con los dibujos e incluso con las líneas. creo que los dibujos pueden mostrar felicidad, ser agresivos... y estoy experimentando con eso".

Pero mientras nos consolaremos con la película que está acabando su socia del estudio, y codirectora de El secreto del libro de KellsNora Twomey. "Es una historia sobre una niña pequeña de Afganistán que, para sobrevivir, tiene que hacerse pasar por niño. Además, es la única forma de que pueda trabajar y ayudar a su familia".

Mientars llegan esos títulos no os perdáis La canción del mar, una de las películas más bonitas en mucho tiempo, que nos demuestra la auténtica magia de los dibujos animados. Se estrena este viernes.

Noticias

anterior siguiente
-->