Enlaces accesibilidad

Científicos y expertos advierten de que es "inútil" el dragado del Ebro para evitar inundaciones

  • Científicos y expertos del Centro Ibérico de Restauración Fluvial (Ciref)
  • Proponen crear un territorio fluvial junto al río y el retranqueo de motas
  • No descartan recurrir las medidas aprobadas ante la Unión Europea

Por
Granjas inundadas por la crecida del río Ebro en Quinto de Ebro, cerca de Zaragoza
Granjas inundadas por la crecida del río Ebro en Quinto de Ebro, cerca de Zaragoza AFP AFP PHOTO / CESAR MANSO

Científicos y expertos del Centro Ibérico de Restauración Fluvial (Ciref) han rechazado este miércoles el dragado Ebro por ser una solución "inútil" e "ineficaz" para evitar los daños que producen las crecidas y no descartan recurrirlo ante la Unión Europea.

Crear un territorio fluvial junto al río, que incluya el retranqueo de las motas, es la alternativa que propone el Ciref frente a la limpieza del río recogida en el decreto ley de medidas urgentes para reparar las pérdidas causadas por el desbordamiento aprobado por el Gobierno de Aragón.

El presidente del Ciref, Alfredo Ollero, profesor del departamento de Geografía de la Universidad de Zaragoza, ha explicado en una rueda de prensa que los dragados del Ebro no son una medida útil para la gestión de inundaciones, sino al contrario, pueden resultar hasta "peligrosos por erosión remontante" y, además, son "insostenibles" porque habría que realizarlos de forma "continua".

Denuncian una inversión de "millones" sin consultar con expertos

Sin embargo, el Gobierno de Aragón ha aprobado un paquete de medidas que incluye la limpieza del Ebro, sin consultar con expertos del Ciref, invirtiendo "millones de euros" en actuaciones de "ineficacia demostrada" y suspendiendo el decreto de protección ambiental del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Ebro, ha dicho.

Por ello, el Ciref, a través de organizaciones internacionales que le apoyan, como Wetlands International European Association, no descarta denunciar ante la Unión Europea esta medida, al considerar que "contraviene" la normativa europea.

El Centro Ibérico está conformado por un grupo de profesionales vinculados a la restauración de los espacios fluviales en la Península Ibérica, tanto del ámbito de la universidad, como de la administración, de las actividades de consultoría o asistencia técnica y de organizaciones no gubernamentales.

Por su parte, el secretario de esta asociación, Josu Elso, ha indicado que todavía tienen que estudiar detenidamente las medidas aprobadas por el Gobierno de Aragón, pero ha precisado que si con ellas se pretende incumplir las normativas europeas lo denunciarán en Bruselas.

Las directivas europeas que regulan las inundaciones y los hábitats no se han redactado desde la "falta de experiencia", sino desde el rigor y conocimiento científico, ha añadido Ollero.

Ante la última crecida extraordinaria del Ebro, el Ciref ha mostrado su solidaridad con los afectados y ha reclamado que las partidas económicas para paliar los efectos de la riada se destinen a compensar a los damnificados y a reparar las infraestructuras dañadas, pero en ningún caso, a actuar en el cauce del río.

Un comportamiento "normal" que seguirá produciéndose

Desde el Ciref, consideran que las inundaciones acontecidas en los últimos años obedecen a un comportamiento "normal" del río, como el registrado en la década de los 60 u 80, donde también hubo episodios de avenidas en poco tiempo.

Creen, además, según ha destacado Ollero, que no se puede concluir que el lecho se haya elevado en los últimos años, porque para afirmar esto haría falta un estudio profundo de todo el río.

No obstante, ha precisado que comprende que los municipios ribereños puedan tener la percepción de que se ha elevado el cauce, porque se han producido barras de sedimentos en los laterales, pero ha alertado de que esto no impide que el cauce del río pueda ser hasta más profundo unos metros más abajo.

Ollero ha asegurado que las riadas continuarán produciéndose, debido a efectos meteorológicos que entran dentro de la normalidad, como el deshielo o precipitaciones abundantes, y ha señalado que no se pueden evitar, tan sólo minimizar los daños que ocasiona.

Para ello, el Ciref plantea devolver espacio al río, como se ha hecho en los ríos del Arga y Aragón en Navarra. Esta medida implicaría, entre otras cuestiones, cambiar el uso agrario de hectáreas situadas junto a la ribera que son utilizadas para cultivos por otros distintos, como la plantación de choperas.

Tras las riadas de años anteriores, el Ciref se reunió con los alcaldes de algunos municipios ribereños para trasladarles su propuesta, que fue siempre acogida de forma "positiva", según ha dicho.

Noticias

anterior siguiente