Enlaces accesibilidad

El Gobierno defiende los grados de tres años porque las familias "ahorrarán 150 millones"

  • El Consejo de Ministros aprueba un real decreto sobre titulaciones universitarias
  • Wert lo justifica para "flexibilizar" el sistema y equipararlo a otros países
  • Sindicatos educativos y oposición defienden que se encarecerán las estudios

Por
El Gobierno defiende los grados de tres años

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto que permitirá a las universidades ofrecer a partir del curso que viene grados de tres años y másteres de dos junto a los actuales grados de cuatro años y másteres de uno en medio de las críticas de la comunidad educativa y la oposición que creen que este sistema encarecerá los estudios superiores. El Gobierno defiende, en cambio, que las familias se ahorran hasta "150 millones de euros".

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha asegurado que la nueva normativa de ordenación de enseñanzas universitarias no es ninguna "imposición" ya que serán las universidades las que decidan si pasan de grados de 240 créditos a los de 180, para qué estudios y cuándo lo implantarán si quieren. Quedan fuera de esta posibilidad las llamadas profesiones reguladas que exigen un máster habilitante para poder ejercer, entre ellas, las titulaciones sanitarias. Este tipo de carreras son las que están cursando actualmente el 30% del alumnado.

Wert ha defendido el cambio normativo para flexibilizar el "rígido" sistema actual; equiparar el sistema universitario español a "los países más importantes de nuestro entorno", ya que la mayoría de los Estados europeos adoptaron ya hace años el llamado modelo de 3+2 al implantar Bolonia; y por el ahorro, que según el Gobierno, supondrá para los estudiantes.

El ahorro para las familias solo en reducción de las tasas rondaría los 150 millones de euros" al tener que pagar un año menos para ser egresado, según ha señalado Wert, quien ha añadido que cuando los grados pasen de 240 créditos a 180 los estudiantes también "habrán ganado un año" para "su posible incorporación laboral". El ministro también ha destacado que el cambio también facilitará el tránsito de los estudiantes entre países al equiparar los sistemas.

El cálculo de los 150 millones de euros

Preguntado de dónde salía el dato de los 150 millones, Wert ha asegurado que se corresponde con las tasas que pagan las familias durante un año y que esta cifra se alcanzaría siempre y cuando las universidades decidieran convertir todos sus grados de cuatro años, con la excepciones de las profesiones reguladas, en carreras de tres.

Sin embargo, los sindicatos educativos y la oposición han denunciado que con este nuevo sistema se encarecerá el coste de los estudios superiores porque los créditos de los másteres son más caros y pasarán de 60 a 120 créditos.

Wert ha defendido que actualmente solo el 20% de los estudiantes de profesiones no reguladas estudian un máster después y que la fórmula de 3+2 no es la única, ya que existe la opción de ofertar grados de tres años y másteres de solo un curso. En cualquier caso, sí ha reconocido que una "pequeña proporción" de estudiantes sí verá encarecidos sus estudios si cursa dos años.

El PSOE cree que Wert "miente" al hablar de ahorro

El secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez, ha pedido este mismo viernes al ministro de Educación, José Ignacio Wert, que "no mienta" al decir que dicha transformación supondrá un ahorro para las familias. En opinión de Pérez, "produce sonrojo escuchar a Wert hablar de ahorro a las familias cuando ha impuesto el tasazo y una reducción de más de 600 euros de media en las becas".

A los alumnos de estos nuevos grados "no les quedará más remedio que hacer un máster, y todos los máster a los que se accederá desde los grados devaluados serán de dos años", ha declarado.

"La única justificación y "las prisas" del Gobierno obedecen a "la deliberada voluntad de demoler el sistema público universitario, justificar más recortes en personal docente e investigador y degradar la calidad de la Enseñanza Superior", ha concluido Pérez.

Entre otras medidas, el PSOE presentará una proposición no de ley en el Congreso, pedirá la comparecencia de Wert en el Senado y promoverá varias mociones en los parlamentos autonómicos para que se retire la reforma.

Los rectores no creen oportuna la reforma

La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) ha convocado para el próximo lunes una asamblea extraordinaria con el fin de analizar el real decreto. En una nota de prensa, la CRUE reitera que "no se dan las condiciones necesarias ni la oportunidad" para implantar ahora un modelo distinto que pueda contribuir a "un mayor desequilibrio" en la oferta de titulaciones universitarias.

Los rectores entienden que debería haber existido una "moratoria" en su aplicación que posibilitara la elaboración de unos criterios "homogéneos" para su implantación en todo el territorio nacional.

Sostienen que se evitarían así "contradicciones e incoherencias" en las decisiones que puedan adoptar las Comunidades Autónomas y las Universidades, produciendo una "pérdida de homogeneidad" en el sistema universitario español.

Los sindicatos creen que "encarecerá" el sistema

Por su parte, representantes de CCOO, UGT, CSI-F y CIG se han concentrado este mediodía frente a los rectorados de distintas universidades españolas para protestar contra el real decreto que permitirá implantar grados de tres años (180 créditos) a partir del curso que viene.

En un manifiesto conjunto, los cuatro sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Universidades piden paralizar esta reforma que "devaluará los grados" y expulsará de la formación superior a los estudiantes con menos recursos, puesto que "encarecerá" el sistema.

"No podemos aceptar una modificación que sale adelante sin evaluar los nuevos grados que comenzaron a implantarse en 2007 en el marco de Bolonia", señalaron los sindicatos.

El Sindicato de Estudiantes ha anunciado que si la reforma seguía adelante convocaría una jornada de huelga de 48 horas.

Noticias

anterior siguiente