Enlaces accesibilidad

Reino Unido denuncia que dos bombarderos rusos sobrevolaron el Canal de la Mancha

  • Londres llama a consultas al embajador para que explique este incidente
  • Los aviones volaban de modo que solo podían detectarse con un radar militar
  • El gobierno británico tuvo que desviar aviones comerciales: "Fue peligroso"

Por
Un bombardero ruso Tupolev TU-95, conocido como 'Oso'
Un bombardero ruso Tupolev TU-95, conocido como 'Oso'. REUTERS

El Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido ha convocado este jueves a consultas al embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko, después de que este miércoles dos bombarderos de ese país se aproximaran el espacio aéreo británico.

En un comunicado, el Foreign Office afirmó que los aviones interceptados, de clase 'Oso' (TU-95) y largo alcance, aunque "no entraron en el espacio aéreo soberano del Reino Unido", "provocaron perturbaciones a la aviación civil" y que les obligaron incluso a desviar aviones, "se incluyen en una creciente pauta de operaciones fuera de su zona de operaciones por parte de aviones rusos".

Aviones Typhoon de la Real Fuerza Aérea británica (RAF), enviados desde las bases Lossiemouth en Escocia y Coningsby, en el este de Inglaterra, escoltaron a los aparatos rusos, detectados al pasar por el canal de la Mancha, hasta que salieron del "área de interés del Reino Unido", señalaron fuentes de Defensa.

Unas maniobras "muy peligrosas"

El departamento de Exteriores se ha mostrado preocupado por este viraje en el comportamiento ruso, una "escalada significativa" frente a sus usuales demostraciones de poderío militar, según ha calificado a Reuters una fuente del gobierno británico, desde que los aviones rusos habían limitado el área de sus vuelos a las cercanías de Escocia.

"Fue muy peligroso. Las aeronaves civiles que volaban hacia el Reino Unido tuvieron que ser desviadas". "Los rusos volaban con sus transpondedores apagados, por lo que solo se podían detectar con el radar militar. No habían volado tan al sur antes", ha denunciado dicha fuente del gobierno de David Cameron.

En diciembre, las autoridades de Suecia dijeron que un avión militar ruso estuvo a punto de chocar con un avión de pasajeros en el espacio aéreo internacional cerca del sur del país escandinavo. Rusia insistió entonces en que su aparato se había mantenido a una distancia segura.

Lo vinculan con la investigación del 'caso Litvinenko'

Una investigadora del Real Instituto de Servicios Unidos (RUSI), un centro de estudios de defensa británico, Elizabeth Quintana, declaró al diario "Daily Mail" que la intervención rusa fue inusual y puede estar relacionada con el inicio en el Reino Unido de la investigación pública sobre el caso Litvinenko, el exespía ruso que fue envenenado con polonio en una reunión con dos antiguos colegas rusos.

"Normalmente los 'Bears' rusos pasan por Noruega y bajan por el mar del Norte. Pudieron ser usados para comprobar la rapidez de reacción de la RAF en el sur", ha valorado esta experta.

El año pasado, la OTAN interceptó un centenar de veces aviones rusos, tres veces más que en 2013, entre las crecientes tensiones con Moscú por la crisis en Ucrania.

Noticias

anterior siguiente