Enlaces accesibilidad

La caída del petróleo elevaría hasta un 0,7% el crecimiento del PIB mundial, según el FMI

  • La economía mundial crecerá entre un 0,3 y un 0,7% más del 3,8% previsto
  • La producción petrolera "podrían bajar en menos del 4%" en 2015
  • El informe, de dos economistas del FMI, no sustituye la previsión oficial

Por
Pozos de petróleo
Pozos de petróleo. Getty Images/iStockphoto Getty Images

La tendencia a la baja de los precios del petróleo y las previsiones de que esta situación se mantenga en el futuro, es una circunstancia que ayudará a impulsar la economía mundial entre un 0,3 y un 0,7% más del 3,8% previsto, según ha publicado en un informe dos economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Los precios del petróleo han bajado recientemente afectando a todos: productores, exportadores, gobiernos y consumidores. En general, vemos esto como una inyección de ánimo para la economía global", afirman los economistas Rabah Arezki y Olivier Blanchard en un documento titulado "Siete preguntas sobre la reciente caída de los precios del petróleo".

Según los dos firmantes, que recuerdan que su estudio "no representa un pronóstico para el estado de la economía mundial en 2015" que pueda sustituir a la previsión que la institución hará en enero, esa situación puede provocar "un incremento del producto interior bruto (PIB) mundial de entre el 0,3 y el 0,7% en 2015". Un avance que se produciría sobre la previsión del crecimiento económico global del 3,8% para el año próximo que el Fondo ya divulgó el pasado mes de octubre, cuando subrayó que, "pese a los reveses, la desigual recuperación global continúa".

Bajada "moderada" de la producción petrolera en 2015

Con los precios actuales, que han caído casi un 50% desde junio y se sitúan en torno a los 55 dólares el barril, los expertos del FMI prevén que los niveles de producción petrolera "podrían bajar, pero sólo de forma moderada en menos del 4% en 2015", de ahí que se beneficie la economía.

Aunque los países no experimentarán la caída de la misma manera, los economistas del FMI prevén que los importadores de petróleo de las economías avanzadas, y más aún los de los mercados emergentes, se beneficiarán de un mayor ingreso de los hogares, menores costes de la importación y la mejora de su posición externa; mientras que los exportadores recibirán menos beneficios y sus presupuestos y balances externos estarán bajo presión.

Además advierten que, sin las políticas monetarias adecuadas, la intención de suavizar el ajuste de los exportadores a través de la renegociación de impuestos pueden conducir a una mayor inflacción y una depreciación de la moneda.

Por contra, el informe indica también que la caída de los precios del petróleo ofrece una oportundiad para que muchos países disminuyan los subsidios a la energía y dirigan sus presupuestos hacia áreas más específicas, mientras que otros podrán aumentar los impuestos a la energía y esto repercutirá en los impuestos en otros ámbitos.

China y EEE.UU. crecerán hasta un 0,5% y un 0,7% más

El informe indica también cómo afectará el mantenimiento de los precios bajos del crudo a las dos principales economías del mundo: Estados Unidos y China.

En Estados Unidos, los economistas del FMI esperan un impulso del PIB de entre el 0,2 y el 0,5% sobre la base del aumento del 3,1% que la institución multilateral planteó en octubre para ese país.

Mientras tanto, en China, el abaratamiento del "oro negro" podría contribuir a un progreso del PIB de entre el 0,4 y el 0,7% sobre la base del 7,1% pronosticado en octubre por el Fondo.

Por último, los expertos señalan que la orientación de los bancos centrales de la zona euro y Japón, donde la demanda de crudo es débil y la política moneataria convencional ha hecho más de lo que estaba en su mano, será crucial para anclar las expectativas de inflacción a medio plazo si continúa la tendencia.

Noticias

anterior siguiente