Enlaces accesibilidad

Una tecnología patentada en España permite llamar y enviar mensajes sin internet ni cobertura

  • Es posible a través de otros móviles que actúan de pasarela
  • Investigadores de la Politécnica de Cartagena han patentado el protocolo
  • Para que funcione es necesario tener una app o el apoyo de los operadores

Por
Una mujer busca cobertura con su móvil en un bosque.
Una mujer busca cobertura con su móvil en un bosque. Getty Images/iStockphoto Gpointstudio/Getty Images

La posibilidad de comunicarse sin tener internet wifi o móvil o cobertura es una teoría conocida desde hace tiempo y que se ha empezado a poner práctica en los dispositivos móviles en los últimos años; primero con los SMS y ahora con los mensajes de chat y las llamadas.

La tecnología, que recibe el nombre de red inalámbrica mallada, permite llamar, enviar y recibir mensajes cuando las redes están sobrecargadas o en un lugar con escasa o nula cobertura.

Esto es posible gracias a otros móviles que sí están conectados a la red y que actúan como punto de acceso para el terminal que no lo está. Estos conectan entre sí a través de la antena wifi que llevan incorporada

Este año, un grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) ha patentado en nuestro país el protocolo en el que se basa este tipo de redes (en inglés llamadas mesh) y está desarrollando un dispositivo de hardware que permite avisar a los conductores de las retenciones en carretera.

Comunicación sin internet

El catedrático de Telecomunicaciones de la UPCT y miembro del grupo, Fernando Cerdán, ha explicado a RTVE.es que con esta patente -aprobada en mayo de 2014 tras cuatro años de proceso- no explican "nada nuevo", pero especifican cuál es el procedimiento para poder comunicarse con un dispositivo sin acceso a la red.

"Te puedes conectar a través de otros móviles que tengan cobertura con la estación base [de la red telefónica]", ha indicado Cerdán, quien ha señalado que con esta tecnología se crea una doble red: la conexión con la estación base y otra "punto a punto" con los móviles que tiene el usuario alrededor, a través de sus respectivas antenas wifi. 

Este procedimiento ya se ha usado en aplicaciones como FireChat, que permite enviar mensajes con el mecanismo P2P (peer-to-peer, de dispositivo a dispositivo) en situaciones en las que no hay cobertura, o la más reciente MeshMe. Esta última pretende que el móvil se convierta en una especie de router para poder chatear offline

El grupo de la UPCT ya puso en práctica este sistema en 2007. Junto a la empresa valenciana Tissat, crearon la aplicación Salta 2.0, un software que enviaba mensajes de texto (SMS) entre móviles Nokia usando las redes wifi. Bien directamente, o a través de otros móviles que actuaban como 'pasarela' para conseguir la conectividad.

Aplicaciones de la tecnología mesh

Los investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena están considerando actualizar esa aplicación de 2007 y adaptarla a los principales sistemas operativos móviles actuales, Android e iOS. 

De momento han hecho simulaciones de envío de mensajes de texto tipo chat, como WhatsApp, y de llamadas de voz (VoIP) con móviles sin cobertura. "Cuantos más nodos hay en la red más probabilidad tienes de llevar a cabo con éxito la comunicación", ha manifestado Cerdán. 

Según afirma el catedrático, uno de los posibles usos es en la extinción de incendios en zonas forestales. "Los brigadistas van en grupos de cinco o seis, pero no todos llevan equipos de comunicación aunque sí su móvil. A través de una app podrían dar su posición en la densidad del bosque, ya que el GPS puede no funcionar", ha manifestado.

El grupo Dintel de la UPCT (División de Innovación en Sistemas Telemáticos y Tecnología Electrónica) también ha probado la tecnología con llamadas de voz. "Tiene más restricciones de calidad, ya que si hay muchos dispositivos pasarela no puedes tener una conversación fluida, pero si hay una una buena densidad de nodos, se pueden tener conversaciones de calidad", ha rematado Cerdán. 

El proyecto que sí tienen encaminado es un prototipo de hardware para avisar a los conductores de las retenciones en carretera que se combina con los sistemas de seguridad del coche.

"Si hay un atasco y se pega un frenazo, se activarían los intermitentes de emergencia y se enviaría una señal a los coches que van detrás. Mediante señales acústicas u otro método, se avisaría de que a un kilómetro habría que empezar a frenar", ha señalado Cerdán, quien aclara que es un sistema que aún tienen que estudiar cómo implementar, aunque dependería en gran medida de los fabricantes de coches.

¿Cómo hacer realidad el protocolo?

Como toda tecnología, para que este sistema sea una realidad de uso cotidiano, tiene que haber quien que la utilice. El catedrático de Telecomunicaciones ha contado que sería necesario que los móviles con los que se colabora tengan una app instalada o bien llegar a un acuerdo con las operadoras de telefonía para permitir la comunicación con la estación base y otros móviles.

Respecto a la patente, Cerdán ha señalado que la invención solo está protegida en España ya que cuando tuvieron la oportunidad de solicitar la extensión a patente internacional no contaban con la financiación para poner en marcha el proceso. 

La invención hace referencia a cuatro posibles situaciones: si el dispositivo de origen y el de destino tienen cobertura; si el destino no tiene cobertura pero el origen sí -en este caso el destino se apoya de una pasarela que sí tiene cobertura-; el destino tiene cobertura pero el que llama no -el origen se apoya en una pasarela que sí tiene cobertura- y que ni origen ni destino tengan cobertura -la comunicación solo es posible si hay nodos de apoyo-.

Aparte de especificar estos casos, la patente también incluye un mecanismo de ahorro energético para detectar si un móvil tiene poca batería. En ese caso, el dispositivo que actúa de pasarela dejaría de hacerlo para no consumir.

Noticias

anterior siguiente