Enlaces accesibilidad

Junqueras propone a Mas listas separadas compartiendo parte del nombre y del programa

  • Rechaza la candidatura unitaria de Mas en unas elecciones plebiscitarias
  • Cree que así se evitarían las fugas de apoyos a CiU y ERC en una única lista
  • Propone un gobierno de unidad para que Cataluña "ejerza" la independencia
  • El líder de ERC expone en presencia de Artur Mas su propia hoja de ruta

Por
Junqueras rechaza la propuesta de Mas y propone listas separadas para las elecciones

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha propugnado este martes concurrir a las próximas elecciones catalanas, unas elecciones plebiscitarias, con listas diversas pero con nombres y programas compartidos que incluyan la voluntad de declarar la independencia de Cataluña, con lo que ha rechazado la candidatura unitaria propuesta por Artur Mas y la idea de llevar un único punto en el programa electoral.

Junqueras ha optado por defender las candidaturas diversas "con un paraguas común" en lugar de la lista unitaria, en el transcurso de la conferencia que esta noche pronuncia en el Palacio de Congresos de Cataluña ante unas 2.200 personas y con la asistencia del presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien la semana pasada expuso su propia hoja de ruta para continuar el proceso soberanista iniciado con la consulta del pasado 9 de noviembre.

Listas separadas, gobierno de unidad

Para Junqueras, las elecciones plebiscitarias deberían celebrarse "lo antes posible", pero, a diferencia de lo propuesto por el líder de CiU, el político republicano considera que las listas separadas serían la mejor manera de "maximizar los votos independentistas", ya que ni CiU ni ERC tendrían las fugas de votantes que, a su juicio, podrían tener con la candidatura unitaria por la que aboga Mas.

Además, considera que las listas separadas les permitirán a la vez poner sus respectivos acentos en sus postulados económicos y sociales, proponer no solo la independencia, sino también un "modelo de país".

Adoptando parte de la propuesta de Mas, Junqueras ha abierto la puerta a que en estas candidaturas separadas puedan integrarse independientes que actúen como "correa de transmisión" entre estos partidos y las entidades sociales y cívicas, y actúen como garantes de que el objetivo de la independencia se mantendrá.

Pese a esta intención, Junqueras ha propuesto a Artur Mas celebrar un "acto conjunto" durante la campaña para visualizar esta unidad, y también le ha ofrecido formar un gobierno de unidad tras los comicios para que Cataluña ejerza como país independiente desde "el primer día".

Este discurso no supone una novedad, toda vez que desde ERC habían mostrado su renuencia a una lista unitaria y apostaban por una "fórmula transversal ganadora", es decir, que los partidos soberanistas se presenten por separado compartiendo el programa independentista, por lo que se hace inevitable para los dos principales partidos catalanes negociar para llegar a una hoja de ruta en común.

La hoja de ruta de ERC

Además del rechazo a la lista unitaria y el programa con un único punto, hay un tercer punto en el que Mas y Junqueras tampoco coinciden: el presidente catalán aboga por celebrar un referéndum de independencia tras los comicios, y el líder de ERC considera que las elecciones plebiscitarias sustituyen ese referéndum, por lo que el que hay que celebrar es uno sobre una nueva constitución catalana.

"La independencia la tendremos que ratificar una vez, no hace falta que nos obliguemos a ratificarla varias veces. No lo ha hecho nadie en el mundo", ha sentenciado.

Junqueras ha reiterado la fases de su plan soberanista que ya había mencionado con anterioridad: elecciones plebiscitarias lo antes posible, gobierno de unidad soberanista, una ley de transitoriedad jurídica para abandonar paulatinamente la legalidad española, estructuras de Estado como una Hacienda propia y la elaboración de la Constitución. Con esta ya elaborada, se celebraría el referéndum que culminaría el proceso independentista.

En el plan de Junqueras no aparece la declaración unilateral de independencia, ya que considera que Cataluña tiene que ejercer como Estado independiente desde el "primer día" tras los comicios, y con el referéndum de la Constitución catalana quedaría validada su proclamación como Estado

Identifica la independencia con un país "sin corrupción"

En su conferencia, titulada 'Crida a un nou país: la república catalana' ("Llamamiento a un nuevo país: la república catalana), Junqueras ha subrayado que la independencia es "inseparable" del objetivo de lograr un país "más justo" y "del todo limpio", "sin corrupción", y ha remarcado que "sería una traición al país dejar las banderas del compromiso social en manos de los que no quieren la independencia", en una alusión que podría interpretarse que engloba también a fuerzas emergentes como Podemos.

El líder de ERC también se ha preguntado cuánto dinero se podría dedicar a asuntos sociales si no hubiera evasión fiscal, porque la corrupción no interesa a los "inversores de aquí y de allí" y es dinero que se puede dedicar "a nuestras escuelas", ha aseverado.

Junqueras ha sido recibido por los asistentes al grito de 'presidente, presidente' y se ha saludado con el presidente Artur Mas -sentado en la primera fila- tanto al inicio como el final del acto. El saludo final ha sido uno de los momentos más aplaudidos. La semana pasada, en el discurso de Mas, ambos líderes también se saludaron, pero Junqueras no quiso aplaudir la intervención del presidente de CiU.

Noticias

anterior siguiente