Enlaces accesibilidad

Rasmussen acusa a Rusia de "atacar" Ucrania y pide que se retire de la frontera

  • El secretario general de la OTAN dice que Moscú "desestabiliza" el este del país
  • La Alianza respalda a Poroshenko y le ofrece 15 millones de euros para Defensa
  • El ascenso del Estado Islámico es otra de las prioridades de la cumbre

Por
Rasmussen acusa a Rusia de "atacar" Ucrania y pide que se retire de la frontera

La OTAN ha acusado a Rusia de "atacar" y "desestabilizar" Ucrania y ha pedido que retire sus tropas en la primera jornada de una cumbre destinada a reforzar los mecanismos de defensa contra Moscú en lo que supone el mayor cambio estratégico de la Alianza desde la Guerra Fría.

"Pedimos a Rusia que ponga fin a su ilegal y autodeclarada anexión de Crimea", ha dicho el secretario general de la OTAN, el noruego Anders Fogh Rasmussen, ante los líderes reunidos en Newport, Gales. "Pedimos a Rusia que retire sus tropas de Ucrania y detenga el flujo de armas, combatientes y fondos a los separatistas", ha añadido.

Mientras la OTAN pide a Moscú que "deje la confrontación y tome el camino de la paz", EE.UU. y la UE discuten nuevas sanciones contra el Kremlin, así como la entrega de armas a Ucrania, algo que, ha señalado Rasmussen, "es una decisión individual de cada Estado".

Más tarde, Rasmussen ha anunciado que los aliados asistirán a Ucrania con 15 millones de euros para las reformas de sus fuerzas armadas o de seguridad.

"Esta cumbre será una de las más importantes en la historia de nuestra alianza - ha declarado Rasmussen - Una cumbre crucial en un tiempo crucial. Afrontamos un entorno de seguridad que ha cambiado radicalmente: en el este, Rusia está atacando Ucrania; en el sureste, vemos el ascenso de la organización terrorista del así llamado Estado Islámico que ha comitido atrocidades horribles; al sur, vemos violencia, inseguridad, inestabilidad".

En el este, Rusia está atacando Ucrania

Rasmussen en la cumbre de la OTAN: "Rusia está atacando Ucrania"

Los líderes de la OTAN se reúnen con Poroshenko

Antes del comienzo de los actos oficiales, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, mantuvo una reunión con los principales países de la Alianza Atlántica.

En la reunión han participado el primer ministro británico y anfitrión de la cumbre, David Cameron; el presidente de EE.UU, Barack Obama; la canciller alemana Angela Merkel; el presidente francés François Hollande y el primer ministro italiano Matteo Renzi.

La OTAN ha anunciado maniobras conjuntas en suelo ucraniano y no descarta ofrecer a Kiev que se una a la alianza. 

Un oficial de la Alianza ha asegurado a Reuters, bajo condición de anonimato, que Rusia mantiene en territorio ucraniano "varios miles de tropas de combate (...) equipadas con cientos de tanques y vehículos blindados". Anteriormente, la OTAN había acusado a Rusia de tener a "más de mil" soldados en territorio del estado vecino.

Con todo, Merkel ha dicho que hay un "amplio consenso" en la Alianza en que la solución a la crisis en Ucrania no puede ser militar, informa Reuters.

Desde Moscú, el ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrovha acusado a Washington de apoyar al "partido de la guerra" en Kiev.

Rusia ve como una amenaza para su seguridad la extensión de la OTAN en Europa del Este y ha anunciado un cambio en su estrategia militar.

La amenaza yihadista

La segunda preocupación de la Alianza en esta cumbre, tal y como ha confirmado Rasmussen, es el ascenso de los yihadistas del Estado Islámico en Siria e Irak.

En un artículo de opinión conjunto en The TimesCameron y Obama aseguran que el mundo afronta "retos peligrosos y en evolución" y señalan al yihadismo como una amenaza a su seguridad nacional.

Los acontecimientos en Irak y Siria amenazan nuestra seguridad en casa

"Los acontecimientos en otras partes del mundo, particularmente en Irak y Siria, amenazan nuestra seguridad en casa", aseguran.

"No nos dejaremos acobardar por bárbaros asesinos", afirman Obama y Cameron

La OTAN no ha recibido aún ninguna petición para participar en los bombardeos estadounidenses contra los yihadistas, aunque Obama puede aprovechar la cumbre para solicitar algún tipo de apoyo de sus aliados. Cameron y Hollande ya han anunciado que estudian su participación en los ataques.

EE.UU. y Reino Unido han prometido firmeza ante el "chantaje" de los yihadistas, que han decapitado a dos periodistas estadounidenses y amenazan con matar un británico si continúan los bombardeos.

Plan de acción rápida

Se espera también que los jefes de Estado y de Gobierno de los veintiocho países miembros den luz verde a un plan de refuerzo de la capacidad militar de la Alianza.

El llamado Plan de Acción Rápida (RAP, por su sigla en inglés) debe permitir el despliegue rápido de tropas en cualquier lugar del mundo en casos de crisis.

Para ello contará con 18.000 militares (4.000 más que la fuerza rápida ya existente) y una inversión anual de centenares de millones de euros.

A la cumbre asiste el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, acompañado por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, ya que el titular de este departamento, José Manuel García-Margallo, está de gira oficial por Asia y Oceanía.

Vehículos blindados en el campo de golf del hotel Celtic Manor, en Newport, Reino Unido, donde se celebra la cumbre de la OTAN. Foto: EFE/Alberto Martín

Los líderes aliados se reúnen en el lujoso hotel de Celtic Manor, en la localidad galesa de Newport (suroeste de Reino Unido) y las autoridades británicas han desplegado a unos 9.500 agentes.

Además, las fuerzas de seguridad han creado una amplia zona de exclusión, pese a lo cual han tenido lugar varias manifestaciones de protesta.

EFE/NEIL MUNNS

Noticias

anterior siguiente