Enlaces accesibilidad

El telescopio Athena estudiará la materia más caliente y energética del universo

  • Es la segunda misión de la ESA de mayor tamaño
  • El telescopio estudiará los agujeros negros y los destellos de rayos gamma
  • Está previsto construirlo a partir de 2019 y lanzarlo en 2018

Por
 Ilustración de una galaxia activa.
Ilustración de una galaxia activa. ESA/AOES Medialab

El Telescopio Avanzado para la Astrofísica de Alta Energía, Athena, va a ser la segunda misión científica de la Agencia Espacial Europea (ESA) de mayor tamaño.

Su objetivo será ayudar a resolver varias cuestiones: cómo los agujeros negros crecen y afectan a su entorno o cómo y por qué la materia ordinaria se agrupa para formar las galaxias, según ha informado la ESA.

Este observatorio espacial, que tendrá un coste de unos 1.000 millones de euros, estudiará el universo más caliente y energético.

Su lanzamiento está previsto para el año 2028 y combinará un gran telescopio de rayos X con instrumentos científicos de última tecnología. Athena ocupa el puesto L2 (misión de gran tamaño) del programa Cosmic Vision 2015-2025 de la ESA.

Investigación de agujeros negros

Los científicos piensan que los agujeros negros se esconden en el centro de casi todas las galaxias, jugando un papel fundamental en su formación y evolución.

Para investigar esta conexión, Athena recogerá los rayos X emitidos por la materia muy caliente instantes antes de que sea devorada por un agujero negro, analizando las distorsiones gravitatorias en la luz y en el tiempo en este entorno tan extremo. Esta misión también será capaz de determinar la rotación del propio agujero negro.

Observatorio de multitud de fenómenos

Los potentes instrumentos de Athena permitirán realizar estudios sin precedentes sobre una amplia variedad de fenómenos astronómicos, como los destellos de rayos gamma, el gas caliente que rodea a los cúmulos de galaxias, la interacción magnética entre los extraplanetas y sus respectivas estrellas, las auroras de Júpiter o los cometas en nuestro propio Sistema Solar.

“Athena será un observatorio de última tecnología que nos permitirá dar un importante paso adelante en capacidad científica, comparado con las misiones de rayos X anteriores, y que buscará respuestas a las cuestiones fundamentales de la astrofísica”, explica Álvaro Giménez, director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA.

Misiones programadas en 2013

El proceso de selección de la misión L2 comenzó en marzo de 2013, cuando la ESA consultó a la comunidad científica europea para elegir el tema científico de la segunda y la tercera misión de clase-L del programaCosmic Vision.

En noviembre de 2013 se eligió el tema del ‘Universo caliente y energético’ para la misión L2, y el ‘Universo gravitatorio’ para la L3. Sus respectivos lanzamientos se programaron para los años 2028 y 2034.

Tras haber sido seleccionada oficialmente como la misión L2, Athena pasará a la fase de estudio. En cuanto se haya completado el presupuesto y el diseño de la misión se propondrá para ‘adopción’ en el año 2019, antes de comenzar la fase de construcción.

Athena llevará a cabo su misión alrededor de un punto gravitatoriamente semi-estable situado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección opuesta al Sol, que curiosamente también se conoce como el punto L2. Las misiones Herschel, Planck y Gaia de la ESA también han utilizado órbitas en torno a este punto.

Noticias

anterior siguiente