Enlaces accesibilidad

Hallar las cajas negras del avión malasio desaparecido podría no servir para nada

  • Se termina el plazo en el que sus baterías les permiten emitir señales
  • Graban tanto parámetros del vuelo como sonidos de la cabina
  • Podría darse el caso de que no contuvieran información relevante

Por
Un buque chino busca el avión malayo desaparecido en el Índico
Un buque chino busca el avión malayo desaparecido en el Índico EFE EFE/EPA/JASON REED

Está a punto de cumplirse un mes de la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, lo que marca el límite a partir del que las baterías de las balizas de las cajas negras del avión pueden agotarse.

Y aunque a estas alturas aún hay muchas incógnitas acerca de lo que le sucedió a ese avión y a sus tripulantes una de las cosas que parecen muy claras es que solo encontrando los restos del avión y sus cajas negras podremos, quizás, averiguar lo que sucedió.

Pero igual esto no es necesariamente cierto.

Un invento australiano

La cajas negras, que en realidad son de un color naranja brillante para facilitar su localización, son un invento del australiano David Ronald de Mey Warren, que en 1954 propuso la creación de un dispositivo capaz de grabar las conversaciones entre los tripulantes de una aeronave que fuera capaz de sobrevivir a un accidente, razonando que esa información podía ser muy útil en un caso así.

En un principio nadie le hizo mucho caso, pero en 1958 Sir Robert Hardingham, el director de la Air Registration Board, encuadrada en el equivalente británico a la Dirección General de Aviación Civil española, conoció a Warren, vio el prototipo, y convenció a los Laboratorios de Investigación Aeronáutica (ARL por sus siglas en inglés) de la Organización de la Defensa para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Defensa australiano para desarrollar la idea.

La primera caja negra fue en realidad un Huevo Rojo, y además de grabar las conversaciones en la cabina era ya capaz de grabar ciertos parámetros del vuelo, aunque los grababa sobre un alambre de forma analógica; la idea demostró ser tan buena que hoy en día cualquier avión de línea de un cierto tamaño tiene que llevar cajas negras.

Datos y voz

Eso sí, en la actualidad la tecnología de las cajas negras ha evolucionado enormemente y se puede pensar en ellas como una especie de memorias USB metidas en una caja resistente a fuego e impactos, aunque igual que el Huevo Rojo original, siguen teniendo como objetivo grabar parámetros del vuelo y el sonido ambiente de la cabina.

Aparte de la tecnología usada, la otra gran diferencia con el Huevo Rojo es que en la actualidad las cajas negras son dos, el FDR, el Flight Data Recorder, o grabador de datos del vuelo, y el Cockpit Voice Recorder, o grabador de voz de la cabina.

Las cajas negras tienen que pasar unas estrictas pruebas que certifiquen su resistencia a impactosfuego, e inmersión en el agua, amén de asegurarse de que pueden grabar un conjunto de datos mínimo que exige la normativa, aunque existen diferentes modelos en el mercado capaces de grabar muchos más datos del mínimo exigido.

Por eso hay tanto interés en recuperar las cajas negras del MH370, que a estas alturas se suponen en el fondo del Océano Índico.

Y es que se supone que el FDR contendrá todos los datos del vuelo, desde que se puso en marcha el avión hasta el momento del accidente.

El CVR, por su parte, contendrá en el mejor de los casos, los últimos 30 minutos del vuelo, ya que aunque técnicamente no habría ningún problema para fabricarlos con más capacidad la normativa actual los limita a este tiempo de grabación.

Pero no hay que olvidar que si los tripulantes decidieron desconectar los sistemas de comunicación del avión –lo que, recordemos, no deja de ser una hipótesis– podrían haber hecho lo propio con las cajas negras, pues hay unos interruptores en la cabina que les permiten hacer tal cosa.

También en el caso de que se haya producido un fallo masivo de los sistemas de a bordo las dos cajas negras podrían haberse quedado sin alimentación y dejar de grabar.

Así que a lo mejor aunque aparezcan el FDR sólo contiene datos de vuelos anteriores o hasta el momento en el que se quedó sin alimentación, ya sea voluntaria o involuntariamente, igual que el CVR puede sólo contener una grabación que no sea relevante.


¿Dónde buscar?

Pero claro, volvemos al pequeño problema de tener que encontrarlas en el fondo del Océano Índico, suponiendo que estén allí.

Tanto el FDR como el CVR montan unas balizas de ultrasonidos que se activan en contacto con el agua –las señales de radio viajan muy mal por el agua– y la señal de estas balizas es lo que intentan oír los barcos que participan en la búsqueda, y es la batería que alimenta estas balizas la que está a punto de agotarse.

De todas formas, con una profundidad de mas de 4 kilómetros en esa zona, es posible que tan siquiera pasando por encima los barcos que participan en la búsqueda las oigan; es una operación delicada que hay que afrontar con el equipo adecuado, aunque en los últimos días algunos de los barcos que participan en la búsqueda parecen haber captado señales que podrían corresponderse con la baliza de una caja negra, extremo todavía sin confirmar.

De hecho en 2009, cuando se buscaban los restos del vuelo Air France 447, perdido entre Río de Janeiro y París, los equipos de búsqueda pasaron en al menos un par de ocasiones por encima de los restos del avión sin detectarlos al no estar usando los equipos adecuados.

Fue poco menos que milagroso que dos años después, cuando por fin se preparó la búsqueda en condiciones, aparecieran no solo los restos del avión sino también sus dos cajas negras, y que los módulos de memoria de ambas estuvieran intactos y en perfecto estado de funcionamiento, aunque el del FDR se había desprendido del cuerpo principal de este y se encontró unos días más tarde.

Así que a lo mejor da un poco igual que se agoten o no las baterías de las balizas de las cajas negras del MH370.

Lo que es cierto es que las cajas negras del AF447 fueron fundamentales a la hora de esclarecer que ocurrió aquel 1 de junio de 2009.

Pero quizás nunca tengamos esa suerte en el caso del MH370, sea por la causa que sea.

Noticias

anterior siguiente
-->