Enlaces accesibilidad

Los médicos plantean que se haga pagar a los pacientes que hagan un mal uso de la sanidad

  • No abogan por el copago pero sí por penalizar el mal uso de servicios
  • Ponen como ejemplo ir a Urgencias en vez de a un centro de salud
  • La Sociedad Española de Urgencias y Emergencias rechaza la propuesta

Por
La Organización Médica Colegial plantea que se haga pagar a los pacientes que usen mal la sanidad

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha rechazado la posibilidad de implantar un copago por ir al médico pero ha planteado un cobro a aquellos ciudadanos que hagan un "mal uso" de los servicios sanitarios, como ir a Urgencias en lugar de a su centro de salud o no ir a recoger pruebas diagnósticas.

"No sería un copago, sería pago, por usar mal los servicios", ha defendido durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Forum Europa, al que también ha asistido la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que tras finalizar el acto ha reconocido ante los medios que se trata de una "anécdota" y que "lo importante es que la sanidad siga disponible para todos los ciudadanos".

El presidente de la OMC ha rechazado que se cobre a los pacientes por ir al médico, ni siquiera a "aquellos que van mucho", ya que a su juicio esos pacientes van "por miedo" y porque creen que ir al médico "les va a hacer retrasar el momento final de su vida". "Eso es una cosa terrible, y por eso no se puede cobrar", ha apostillado.

Comparativa con el carné por puntos

Sin embargo, ha añadido, existen casos de mal uso de los servicios, como "cuando la gente no se retira de la lista de espera aunque ya haya sido atendido, cuando la duplica intencionadamente y ocupa espacio, cuando no va a recoger las pruebas diagnósticas, o cuando va a Urgencias y no a su centro de salud".

"Esto es para pensárselo, y que no suponga ningún tipo de escándalo ni se malinterprete", ha defendido Rodríguez Sendín, para cuyos casos ha propuesto una especie de sanción para "reconducir" estos malos usos, comparando la situación a lo que ha hecho la Dirección General de Tráfico (DGT) "con el carné por puntos". "También nos multan por la carretera cuando nos pasamos de 120", ha recordado.

Piden cambiar el sistema de copago de medicamentos

Asimismo, durante su intervención ha pedido cambiar el actual copago de medicamentos para "modularlo" y evitar la exclusión de familias con varios enfermos crónicos, así como que a los inmigrantes en situación irregular se les amplíe la cobertura sanitaria a través de una "Atención Primaria completa".

En cuanto a su propuesta de modificar el copago para los enfermos crónicos, Sendín ha precisado que habría que identificar las familias que están en esa situación o bien los procesos (enfermedades) para los que deberían establecerse los mismos topes de aportación que existen para los pensionistas. "No hay otra forma de hacerlo. Lo importante es que confirmemos que no hay ningún español que se quede sin tratamiento por falta de recursos", ha señalado Sendín.

En este sentido, Mato ha asegurado que en estos momentos no hay nadie que no tenga acceso a los tratamientos, aunque se ha mostrado dispuesta a "estudiar todas las fórmulas".

En su intervención, Sendín ha mostrado el rechazo de la OMC al cambio de modelo, "de universal por el de asegurado o beneficiario", que ha generado la reforma sanitaria del Gobierno. Y ha puesto de relieve la situación de los inmigrantes irregulares, que "sigue sin resolverse" y ha pedido para este colectivo "atención primaria completa".

Sendín ha incidido en la necesidad de que los partidos políticos y el Gobierno "hagan sus deberes" para alcanzar un Pacto por la Sanidad y ha apelado al "espíritu" del expresidente Adolfo Suárez, que logró un consenso "mucho más difícil que éste".

El representante de los médicos ha alertado de "alternativas", "que unos llaman externalización y otros llamamos privatización", que son "temerarias", porque "los médicos no podemos estar de acuerdo con mercantilizar la enfermedad y el sufrimiento de la gente".

La Sociedad Española de Urgencias y Emergencias rechaza la propuesta

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) ha rechazado el pago de estos servicios sanitarios porque, opina, esta posibilidad atentaría directamente contra la equidad de los grupos sociales desfavorecidos y frágiles.

Habría que penalizar, ha indicado, a aquellos ciudadanos que no se retiran de la lista de espera una vez son atendidos o la duplican intencionadamente, a los que no se preocupan de retirar las pruebas diagnósticas o acuden a urgencias si no tienen cita en su centro de salud.

Semes explica en un comunicado que entre el 15 y el 20% de los usuarios de urgencias son normalmente personas mayores con varias enfermedades crónicas en fase de recaída, y hay una "abrumadora evidencia científica" de que estos pacientes son buenos usuarios de estos servicios.

"Si tenemos que al año hay 365 noches y 120 festivos, tenemos casi dos tercios de tiempo en el que en muchas zonas geográficas los servicios de urgencias y de emergencias son el único dispositivo sanitario, y en muchas ocasiones social a los que recurrir", argumenta Semes.

"Como médicos y profesionales sanitarios insistimos e insistiremos en las medidas de educación sanitaria. No en los castigos por un supuesto mal uso, sujeto a múltiples subjetividades, ajenas a la realidad", subrayan estos profesionales.

A su vez, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha indicado que penalizar el mal uso de la atención sanitaria sería una medida "injusta" y destinada a "culpabilizar a los enfermos de los problemas económicos" del sistema, que ha atribuido a los "recortes" del PP.

También ha denunciado el uso "intensivo e inadecuado" de las tecnologías, el "derroche" en aparatos, el "enorme" gasto farmacéutico a pesar del "copago" o la financiación privada de los nuevos hospitales.

Noticias

anterior siguiente