Enlaces accesibilidad

Desarticulada la célula más importante de envío de yihadistas a Siria, con ocho detenidos

  • Cuatro detenidos en España, en una operación en Melilla, Málaga y Marruecos
  • Mustafá Maya Amaya, español y residente en Melilla, era el cabecilla de la red
  • Alguno de los arrestados había vuelto tras su paso por grupos afines a Al Qaeda

Por
Desmantelada en Melilla la célula yihadista más importante de envío de yihadistas a Siria

La Policía española y los servicios de seguridad marroquíes han desarticulado la célula más importante y activa en España, según el ministro del Interior, dedicada a la selección y envío de yihadistas a Siria y otras zonas de conflicto para tres grupos terroristas de la órbita de Al Qaeda, en una operación que se ha saldado de momento con siete detenidos, tres en Melilla -desde donde se dirigía la red-, uno en Málaga y otros tres en Marruecos.

Entre los cuatro detenidos en España en esta operación, que continúa abierta, se encuentra el responsable de la célula, Mustafá Maya Amaya, un ciudadano belga nacionalizado español, residente en Melilla, desde donde capitaneaba personalmente la captación y envío de yihadistas.

Se atribuye a este individuo la selección a través de las redes sociales y de internet y el envío de combatientes yihadistas para su integración en organizaciones terroristas en Mali y Siria, como el Estado Islámico de Irak y Levante (ISIL), Yabat Al Nusra y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), según los detalles aportados por el Ministerio del Interior. De hecho, alguno de los arrestados ya había retornado tras su paso por organizaciones terroristas vinculadas a Al Qaeda.

Los otros detenidos en Melilla son dos ciudadanos franceses, Paul Cadic y Farik Cheikh, ambos a la espera de desplazarse a Siria. En Málaga se ha detenido al tunecino Chafik Jalel Ben Amara Elmedjeri, encargado de la falsificación de documentos a nivel internacional, y que ya había sido detenido en 2006 por pertenencia a organización terrorista.

Se trata de un duro golpe contra las redes de envío de yihadistas, considera Interior, porque se ha detenido al cabecilla, el falsificador, los encargados de logística y los activistas que iban a ser enviados.

Un español dirigía la célula yihadista desmantelada en España y Marruecos

La red, de la que Maya Amaya era el principal dinamizador, contaba con ramificaciones en países como Marruecos, Libia, Túnez, Bélgica, Francia, Turquía, Siria, Mali e Indonesia.

La investigación se inició en el año 2010, bajo la supervisión del titular del Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, informa el Ministerio del Interior, y tomó un impulso definitivo cuando se detectó en el domiclio de Maya Amaya a varios yihadistas venidos de Francia, que él había seleccionado previamente y a quienes se disponía a enviar a Siria.

El operativo en Málaga se ha desarrollado en varias calles del barrio de Las Delicias. Los investigadores han hecho registros en al menos dos vehículos, uno de ellos una furgoneta, y en el domicilio del detenido, de donde han sacado varias cajas y bolsas.

Prácticamente todo el barrio ha estado pendiente durante la mañana de la operación policial y los vecinos han mostrado su sorpresa por la detención, asegurando que el detenido, Chafik Jalel Ben Amara Elmedjeri, viajaba frecuentemente a Francia, donde tiene familia, y era conocido.

Registros en varios domicilios

La operación, que se inició de madrugada, ha continuado a las 8:00 horas con registros en Marruecos, en varios domicilios de Málaga y en La Cañada de Hidum, barrio de Melilla habitado mayoritariamente por musulmanes.

La intervención está siendo protagonizada tanto por agentes de la Policía Nacional con sede en Melilla como por miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) llegado de la península, incluida una unidad especialista en desactivar explosivos por si se encontrara material de este tipo durante las pesquisas, han detallado fuentes policiales a Europa Press.

Hasta el momento, se ha desarrollado sin incidentes en un barrio donde la presencia policial es en ocasiones motivo de altercados por parte de grupos minoritarios que suelen tirar piedras a las vehículos de seguridad cuando tienen que intervenir en la zona. 

Fuentes cercanas al operativo han resaltado el carácter "coordinado y cronometrado" de las detenciones, y han subrayado "el gran nivel de confianza" que ha permitido llevarlas a cabo.

Marruecos ha emitido un comunicado con detalles sobre la célula en el que detallan los movimientos del líder español de la organización, Mustafá Maya Amaya, "de tendencia extremista", que residió en Larui, población a unos 30 kilómetros al sur de Melilla.

Posteriormente, se trasladó a Melilla, donde ha sido detenido, y desde donde "prácticamente hasta ayer mismo" ha continuado organizando y coordinando el envío de voluntarios para la yihad, según han precisado las fuentes a Efe.

La célula "más activa e importante"

Las detenciones de este viernes suponen el segundo golpe policial a este tipo de actividades en España en menos de un año.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que la célula yihadista desarticulada este viernes era "la más activa e importante de España y, sin duda, también una de las más activas e importante de Europa".

El grupo islamista desarticulado era "una célula internacional, sin duda la más activa e importante de España y, sin duda también, una de las más activas e importante de Europa en estos momentos", ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Se dedicaba a "captar y enviar a presuntos terroristas a zonas de conflictos", y, de manera especial, a los conflictos existentes en la actualidad en Siria o Mali.

Coordinación operativa que no se había producido nunca

Asimismo, el ministro ha señalado que la Policía española ha colaborado con Marruecos no sólo en el ámbito de la investigación, sino, también, en el "ámbito operativo". El responsable de Interior aseguró que esta coordinación operativa es algo que "no se había producido nunca".

Decenas de combatientes enviados a Siria

Decenas de combatientes fueron enviados a Siria a través de la céula yihadista desarticulada, según fuentes de la lucha antiterrorista en declaraciones recogidas por Europa Press. Estos combatientes se integraban en las organizaciones Jabhat al-Nusra e ISIL (siglas de El Estado Islámico de Irak y Levante).

Estas mismas fuentes han indicado que empleaban para ello la ruta más habitual que consiste en desplazar a sus militantes hasta Turquía y desde ese país cruzar por tierra la frontera con Siria, si bien indican que en el marco de la investigación han comprobado que este grupo usaba además otras rutas alternativas desde Marruecos.

Jabhat al-Nusra es un grupo terrorista asociado a Al Qaeda que concentra sus actividades en Siria y Líbano y que fue creado en el marco de la guerra civil de Siria dentro de esa amalgama de grupos que luchan por el poder desde la oposición al régimen de Bachir Al Assad. De hecho, este grupo ha mantenido enfrentamientos con ISIL, que tiene su origen en Irak y del que Al Qaeda se ha desvinculado y tan sólo presta su apoyo a Janhat al-Nusra.

"Riesgo probable" de atentado en España

La operación tiene lugar tres días después de la conmemoración del décimo aniversario de los atentados del 11M en España, fecha en la que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, recordó que persiste en España "un riesgo probable de atentado yihadista" y que el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA) mantiene desde 2009 un nivel 2 de alerta de prevención, al considerar como "alta" la posibilidad de un atentado de este tipo en el país.

Los expertos en lucha antiterrorista coinciden en señalar que la principal amenaza para España es la de los yihadistas enviados desde el país a lugares en conflicto y que vuelven después de enrolarse en brazos armados de Al Qaeda y adquirir experiencia de combate y con capacidad para realizar atentados.

Desde 2004, indicó el titular de Interior, se ha arrestado a 472 yihadistas en España, gracias entre otras cosas al aumento de los efectivos en la lucha antiterrorista y la colaboración entre las fuerzas policiales y los servicios de inteligencia entre los países de nuestro entorno.

Según el instituto de estudios estratégicos Elcano, una veintena de yihadistas de entre 15 y 49 años salieron de España entre abril de 2012 y noviembre de 2013 hacia Siria, radicalizados en Ceuta, Málaga o Girona.

Noticias

anterior siguiente