Enlaces accesibilidad

El expresidente de Ucrania Leonid Kravchuk: "El país está al borde de la guerra civil"

       
  • Pide a Gobierno y oposición que elaboren una "hoja de ruta"
  •    
  • El Parlamento vota la amnistía bajo la mirada de la comunidad internacional
  •    
  • El primer viceprimer ministro Serguiï Arbuzov dirigirá el ejecutivo interino

Por
El Parlamento ucraniano debate una ley de amnistía para los participantes en los disturbios

En una intervención en la sesión extraordinaria que celebra en la Rada Suprema, el Parlamento unicameral de Ucraniael expresidente del país Leonid Kravchuk ha advertido de que el país se encuentra al borde de la guerra civil y ha instado a todas las fuerzas políticas a elaborar una "hoja de ruta" para sacar a Ucrania de la crisis. La reunión se produce un día después de que el presidente Víctor Yanukóvich aceptase la dimisión del primer ministro Mykola Azarov y de su GabineteEl Gobierno interino estará dirigido por el primer viceprimer ministro Serguiï Arbuzov. Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha pedido a los europeos que no interfieran.

"La situación es dramática. El país está al borde de la guerra civil", ha asegurado Kravchuk, el primer presidente de la Ucrania independiente, durante su intervención en la sesión extraordinaria de la Rada Suprema en la que se debate la amnistía. Kravchuk ha agregado que "hay que detener el proceso de destrucción del país", separar a los bandos enfrentados y decirles a los ucranianos que hay un plan para dejar atrás la crisis. También ha subrayado que tanto los opositores como los oficialistas deben entender que en esta lucha no puede haber vencedores.

Una "hoja de ruta"

"Si la mayoría parlamentaria doblega a la oposición nada bueno saldrá de ello. Igual ocurrirá si los opositores insisten en presentar ultimátums", ha advertido. El expresidente ha hecho un llamamiento a superar las desconfianzas, ya que "Ucrania es más importante que las ambiciones de los políticos", ha recalcado. "Aquí no tienen voz ni Estados Unidos ni Rusia, aquí habla Ucrania", ha añadido Kravchuk al expresar su rechazo a una mediación extranjera en los problemas del país.

Según Kravchuk opositores y oficialistas deben acordar con urgencia una "hoja de ruta" que presentar a los ucranianos y ha propuesto que tanto él y como el expresidente Leonid Kuchma, presente en la sala, pueden actuar como garantes del cumplimiento de los acuerdos. Además, ha hecho un llamamiento a los diputados a aprobar de manera consolidada la ley de amnistía a los participantes en los recientes disturbios en la capital ucraniana y otras ciudades del país.

Sectores del oficialista Partido de la Regiones consideran que la ley de amnistía debe ser aprobada sólo una vez que los manifestantes levanten las barricadas en el centro de Kiev, lo que podría complicar su tramitación en la Rada. Tras la intervención de Kravchuk, el presidente del Parlamento, Vladímir Ribak, decretó un receso, hasta las 14.00 hora local (13.00 en horario peninsular español), para consensuar las posturas de los grupos parlamentarios sobre la ley de amnistía.

Dimite el Gobierno pero Yanukovich se queda

La reunión de la Rada se ha producido horas después de que el jefe del Estado ucraniano aceptase este martes la salida del primer ministro Mykola Azarov y por lo tanto la de todos los ministros y de que el Parlamento derogase por 361 votos a dos las leyes de 16 de enero que reprimen casi todas las formas de manifestación y que fueron el detonante de las últimas jornadas de protestas.

Tras este abandono, el Gobierno interino estará encabezado por el primer viceprimer ministro Serguiï Arbuzov, que deberá seguir administrando los asuntos diarios hasta la formación de un nuevo equipo. Por su parte, la oposición ha rechazado la oferta de Yanukovych para confiar las riendas del gobierno a uno de los líderes del movimiento de protesta, Arseniy Yatsenyuk . "Este es un primer paso", pero "no es suficiente", ha respondido la opositora encarcelada Yulia Tymoshenko.

Este miércoles, el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, se ha reunido con la alta representante para Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea, Catherine Ashton, de visita en Kiev para abordar la crisis. Ashton y Yanukóvich han hablado de la situación política en el país y también de las relaciones bilaterales entre Ucrania y los Veintiocho, en una reunión en la que también participó el embajador de la UE en Ucrania, Jan Tombinski, informa Efe.

Ashton, ha pedido el fin de la violencia en Ucrania y el inicio de un auténtico diálogo. "Estamos muy preocupados por lo que está sucediendo. Proceda de donde proceda la crueldad, debe ser parada", ha dicho Ashton tras la reunión, según medios ucranianos.

Yanukóvich ha reiterado sus compromisos tanto con la búsqueda de una solución pacífica a la crisis que vive el país como con el avance de Ucrania hacia la integración con la Unión Europea, según el gabinete de prensa de la presidencia ucraniana.

En ese sentido, la canciller alemana, Angela Merkel, ha hablado este miércoles por teléfono con Yanukóvich, y le ha instado a buscar una "salida democrática" a la crisis del país, al tiempo que le garantizó la ayuda de la UE y de Berlín en ese camino.

Desciende la tensión pero siguen las protestas

En la calle, la tensión ha bajado de nivel tras los enfrentamientos de los últimos días, pero los opositores siguen movilizándose en el centro de Kiev a pesar de temperaturas por debajo de los diez grados bajo cero.

Mientras, fuera de la capital, las sedes del Gobierno siguen ocupadas por los manifestantes en casi la mitad de las regiones que exigen la salida de los gobernadores regionales designados por el Jefe de Estado .

Estas iniciativas han llevado al viceresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, a saludar el "progreso " alcanzado en Ucrania en una conversación telefónica con el presidente Yanukovich en la que el mandatario le instó a trabajar para " la unidad".

"En Ucrania  defendemos el principio de que las personas tienen el derecho a expresarse libremente y de manera pacífica y deben tener algo que decir en el futuro del país", ha señalado el presidente Barack Obama la noche del martes en su discurso sobre el Estado de la Unión.

Putin no quiere interferencias de la UE

Tras una breve cumbre en Bruselas con la Unión Europea, Vladimir Putin, ha asegurado que si la oposición llegará al poder Rusia no va a revisar sus acuerdos con Ucrania, sobre todo en lo referente a un préstamo de 15 mil millones ya prometido y en lo que afecta al precio de los productos energéticos que le vende. No obstante, la agencia rusa ha informado de que Rusia suspenderá el multimillonario programa de rescate a Ucrania hasta que el país vecino forme el nuevo Gobierno, según la decisión anunciada en una reunión del presidente ruso  con el primer ministro Dmitri Medvédev.

"Creo que el pueblo ucraniano es capaz de ajustar sus problemas por sí mismo ( ... ). Rusia nunca ha interferido" en esta crisis, ha dicho Putin , antes de invitar a los gobiernos de la Unión Europea a hacer lo mismo.

Los líderes del Visegrád o V4, la alianza de los principales cuatro países centroeuropeos (Hungría, Polonia , República Checa y Eslovaquia ), se reunirán la noche del miércoles para tratar de definir una postura común a la crisis ucraniana.

Además, algunos círculos económicos se muestran nerviosos por esta crisis que ha ido acompañada de una caída de la moneda nacional, la hryvnia.  La agencia de calificación Standard & Poors ha manifestado su preocupación por su solvencia y ha reducido su calificación a CCC +, un nivel reservado para países al borde de la suspensión de pagos.

Noticias

anterior siguiente