Enlaces accesibilidad

'El hombre que estaba allí' un documental sobre el periodista Chaves Nogales

  • Es obra de los periodistas Daniel Suberviola y Luis Felipe Torrente
  • Pionero del periodismo, Chaves advirtió sobre el pelígro de los Nazis
  • Os ofrecemos, en primicia, el tráiler de este corto nominado al Goya

Por
Tráiler definitivo de 'El hombre que estaba allí'

Los grandes periodistas son los mejores cronistas de la historia que muchas veces paga su trabajo y dedicación con el olvido. Es el caso del sevillano Manuel Chaves Nogales (Sevilla,1897 – Londres, 1944), una figura clave que siempre estuvo donde estaba la noticia, en la España de la República y de la Guerra Civil, en la Rusia bolchevique, en la Italia fascista, la Alemania nazi y en el exilio, tanto físico como intelectual.

Pero él siempre luchó por la Libertad y por la Verdad, hasta el último momento, como podemos comprobar en el cortometraje documental El hombre que estaba allí, dirigido por Daniel Suberviola y Luis Felipe Torrente, que es uno de los candidatos al Goya al Mejor Corto Documental. Encabezando esta noticia tenéis, en primicia, el tráiler definitivo.

“Manuel Chaves Nogales –nos cuenta Luis Felipe- era un sevillano que con su traslado a Madrid (en la primera mitad de los años 20) se convirtió en uno de los principales periodistas de España. Y aunque siempre ocupaba cargos de responsabilidad en los medios en los que trabajó, como editor adjunto y similares, nunca dejó de hacer reporterismo de calle, de andar y contar, de buscar la noticia allí donde estuviese”.

“Y también se dio cuenta de la importancia que iba a tener la aviación en el desarrollo de Europa y como herramienta de trabajo para los periodistas. Por eso fue el primero en apuntarse y viajó por toda Europa y otros continentes como África. Incluso tuvo algún accidente aéreo. Pero sus principales armas fueron la máquina de escribir y el avión”.

“Advirtió del peligro que suponía Hitler”

“Tuvo mucha influencia en la política de la República –asegura Luis Felipe-, porque estaba muy comprometido y era un liberal, entendido a la manera norteamericana. Creía en el individuo y en el sentido común y cómo cada uno tenía que liberarse como persona”.

“Y, por supuesto, era un grandísimo narrador, como se ve en sus trabajos como La agonía de Francia o su biografía del torero Juan Belmonte (Juan Belmonte, matador de toros; su vida y sus hazañas), una obra de arte que no ha dejado de reeditarse. Sin olvidar sus trabajos como reportero en África, en la Asturias de la revolución del 34,  en los levantamientos del campo andaluz, o en Alemania, cuando en el 33 se empezaba a gestar el nazismo. El estuvo allí y se dio cuenta de lo que se avecinaba e intentó advertir a sus contemporáneos, porque percibió que el camino de Europa no era el que él consideraba correcto, viendo como Hitler organizada  a los alemanes”.

Testimonios de excepción

El reportaje reúne cinco testimonios de excepción, los de la hija de Nogales, Pilar Chaves Jones, la investigadora sevillana Maribel Cintas, y tres escritores que han reivindicado la figura de Nogales, Antonio Muñoz Molina, Jorge Martínez Reverte y Andrés Trapiello.

Pilar, la hija de Chaves, vió a su padre por última vez en París, en 1941, cuando el periodista tuvo que abandonar a toda su familia para alejarla del peligro, ya que le perseguían los alemanes –comenta Luis Felipe-. Actualmente vive en Marbella, pero estuvo muchos años en Inglaterra y es medio inglesa, medio española y medio sevillana. Su vida ha sido apasionante”.

María Isabel Cintas ha dedicado su vida a estudiar la figura de Chaves, rebuscado sus artículos en periódicos, bibliotecas… Gracias a ellas ahora varias editoriales los están publicando de nuevo. Ella es casi su biógrafa oficial y ha hecho todo el trabajo sucio”.

“Por último –añade Luis Felipe-, hemos elegido a esos tres escritores porque son los representantes de un grupo de intelectuales que hace tiempo empezaron a reivindicar la importancia de Manuel Chaves en el panorama político, periodístico y literario. Porque durante sesenta años nadie habló de Nogales y ellos se han atrevido a reivindicarlo”.

Trapiello ya lo reivindicaba en  su libro Las armas y las letrasMuñoz Molina destaca su importancia en el panorama español y europeo junto a George Orwell Vasili Grossman, que supieron preveer el desastre de los totalitarismos. Y Reverte es el periodista que más se parece a Manuel por su forma de “andar y contar”, yendo hasta la noticia y haciendo un análisis certero”

Las únicas imágenes de Manuel Chaves

Otra parte fundamental del reportaje es el material visual: “Las fotografías las hemos conseguido gracias a Pilar y María Isabel -comenta Luis Felipe-. También hemos recreado algunas escenas. Pero lo más difícil fue conseguir una imagen en movimiento de Manuel Chaves. Hasta que descubrimos un fragmento de video en el que se le puede ver”.

“Es el momento en el que Niceto Alcalá Zamora jura su cargo como Presidente de la Segunda República (Diciembre  de 1931) y Chavesesta allí, no como periodista, sino como ciudadano comprometido que veía como se había alcanzado uno de sus sueños. Por eso en las imágenes puede vérsele aplaudiendo y diciendo bravo”.

“Y por último hemos utilizado numerosas imágenes documentales de la época para completar este collage”.

Ignorado por la historia

Este reportaje hace justicia a uno de los grandes periodistas de la historia de España, que fue testigo de algunos de los acontecimientos más importantes del Siglo XX. “Hay quién asegura que la historia le ha ignorado porque era un periodista y no se los considera como figuras de primera línea, porque el periodismo no se equipara a la literatura y se considera narrativa de segunda fila. Nadie se preocupó de mantener vivos sus trabajos”.

“Otros, como Trapiello, aseguran que este olvido (menos su biografía de Belmonte) se debe a que vivió sus últimos años en el exilio y a que, cuando murió en Londres, las únicas fuerzas que podían mantener su legado eran el franquismo y la izquierda en el exilio. Y ninguna de las dos tenía el menor interés porque en su obra A sangre y fuego, había dejado claro que el camino no era el totalitarismo (ni de derechas ni de izquierdas). Y en la transición tampoco se acordaron de su figura. Aunque su hija Pilar siempre confió en que su figura era como una pequeña llamita en la chimenea, que algún día prendería; y parece que ha llegado ese momento”.

“Manuel Chaves no consiguió su sueño”

Luis Felipe Torrente nos cuenta lo que podemos ver en el documental: “Hacemos un recorrido entre socio-poético e histórico de los comienzos de Nogales como periodista-aventurero-viajero-testigo,  para luego plantear esa singularidad de nogales y las personas que tenían su misma posición, la llamada Tercera España. Los que apelaban a la cordura y al diálogo”.

“Y luego desembocamos al final de su vida contando cómo no consiguió su sueño de ver cómo la democracia (los Aliados) triunfaba sobre el totalitarismo (la Alemania Nazi). Ese momento sería el desembarco de Normandia. Chaves estuvo en los preparativos, e incluso fue a visitar a las soldados que iban a participar, pero murió una semana antes. Es una pena porque los últimos años de su vida soñó con ese triunfo aliado y seguro que le hubiera servido de inspiración para escribir algunas de sus mejores páginas”.

“Un documental hecho con trabajo e ilusión”

“El documental lo hemos hecho con ganas, ilusión y trabajo, además de dinero de nuestros bolsillos –comenta Luis Felipe-. También gracias a una pequeña, pero esencial, contribución de la Fundación Pública Centro de Estudios Andaluces, un organismo dependiente de la Consejería de Presidencia de la Junta de Andalucía, el apoyo de la productora sevillana La Claqueta, que se ha movido para conseguirnos la nominación a los Goya, y varios amigos que han aportado su buen hacer de manera desinteresada, como el compositor de la música o los actores”.

“Además –continúa el realizador- una vez hecho el documental vimos que con el material que habíamos reunido podíamos hacer algo que sirviera para dar a conocer la figura de Chaves y facilitar la difusión de sus obras; y para eso hicimos el libro, que se vende junto con el documental en algunas librerías. Su publicación la financiamos mediante crowfunding, gracias a la editorial libros.com”.

En cuanto a la nominación a los Goya, el realizador asegura que: “Desde que empezamos se han sucedido las buenas noticias, empezando por el apoyo de la familia de Chaves, de los periodistas y del Centro de Estudios Andaluces; y la implicación de numerosas personas, como las que financiaron el libro. Además hemos hecho un pequeño recorrido por festivales donde también hemos sido muy bien recibidos. Por ejemplo en Astorga, donde nos dieron dos premios. La nominación al  Goya ha sido la guinda, porque nos permite dar a conocer nuestro trabajo al gran público y porque la Academia considera que hemos hecho cine, y eso nos llena de alegría, porque nosotros somos periodistas. Y porque El hombre que estaba allí es historia del periodismo y la narrativa en España y gracias a esta nominación también es cine”.

“Todos creímos en Manuel Chaves Nogales y él nos ha traído hasta aquí” -sentencia el realizador-.

Noticias

anterior siguiente