Enlaces accesibilidad

El juez Castro adelanta al 8 de febrero la declaración como imputada de la infanta Cristina

       
  • El magistrado destaca que la comparecencia "no es voluntaria"
  •    
  • La defensa de Doña Cristina dice que quiere declarar porque es inocente
  •    
  • La infanta demandó comparecer ante el instructor cuanto antes

Por
El juez Castro adelanta la declaración de la infanta Cristina al 8 de febrero

El instructor del caso Nóos, José Castro, ha adelantado al 8 de febrero la declaración de la infanta Cristina como imputadaque había fijado inicialmente para el 8 de marzo, según ha confirmado el propio juez este lunes tras anunciar los letrados de la infanta que renuncian a recurrir. El abogado de Doña Cristina, Miquel Roca, ha manifestado que la infanta desea declarar cuanto antes porque "está convencida de su inocencia".

Castro, que ha citado a la infanta para las 10.00 horas, responde a través de una providencia al escrito planteado el pasado sábado por la defensa de la duquesa de Palma en el que renunciaba a recurrir la imputación y planteaba su deseo de declarar de forma voluntaria.

El magistrado, no obstante, precisa en su pronunciamiento que la comparecencia de doña Cristina no es voluntaria, porque responde a la citación como imputada. Aunque la representación procesal de la hija menor del rey no plantea expresamente una solicitud de adelanto de la declaración, de su escrito "se desprende que es pretensión de la parte afectada acortar el tiempo", señala Castro. 

El nuevo señalamiento, contra el que cabe recurso de reforma ante el propio juez en el plazo de tres días, no anula la posibilidad de que cualquiera de las partes recurra contra la imputación ante la Audiencia de Palma antes del próximo miércoles.

Castro recuerda en la providencia que el artículo 400 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal prevé que "el procesado podrá declarar cuantas veces quisiere, y el juez le recibirá inmediatamente la declaración si tuviere relación con la causa", pero entiende que en este caso "es de aplicación muy forzada".

Fecha escogida con antelación

Precisa que el precepto se aplica "cuando es la propia parte quien toma la iniciativa de prestar declaración o para pedir un adelanto de la fecha inicialmente señalada", pero "ninguno de los dos supuestos se da, ya que de ninguna comparecencia voluntaria se trata ni ningún adelanto se está pidiendo expresamente".

Aun así, como "del contexto del escrito" planteado por la defensa de la infanta "se desprende" la voluntad de adelantar la declaración, el instructor accede a ello dado que había fijado en primera instancia la fecha del 8 de marzo para que la Audiencia tuviese tiempo de resolver los recursos que pudieran plantearse.

Castro ha elegido el 8 de febrero en función de la agenda de su juzgado, con la previsión de "contar con un tiempo suficiente para el montaje de los dispositivos de seguridad imprescindibles y con la exigencia de que tanto la parte afectada como el Ministerio Fiscal y las demás cuenten con una razonable antelación que garantice la posibilidad de asistencia".

El magistrado ya se ha reunido este lunes con el juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, último responsable de la organización de la declaración de doña Cristina junto con los mandos policiales encargados del dispositivo de seguridad.

La Abogacía no recurrirá la imputación

Por su parte, la Abogacía del Estado tampoco recurrirá el auto del juez Castro que imputó por segunda vez a la infanta, según recoge Europa Press que cita a fuentes judiciales.

Castro fijó el pasado martes para el 8 de marzo la declaración de la infanta para dar tiempo a la Audiencia Provincial a pronunciarse sobre los recursos que pudieran presentar las partes, para lo que tienen de plazo hasta las 15.00 horas del próximo miércoles.

La representación legal de la infanta ha manifestado su renuncia a recurrir, algo que también hará con toda seguridad la defensa de Iñaki Urdangarin. La Fiscalía confirmó el sábado a Efe, tras conocer la decisión de la infanta, que está analizando si tiene sentido apelar a la Audiencia cuando la propia imputada ha renunciado a su derecho a oponerse y ha anunciado su deseo de dar todas las explicaciones que se le soliciten.

Manos Limpias apoya la imputación

La Abogacía del Estado también expresó, antes de la imputación, que no apreciaba indicios de delito en la actuación de doña Cristina, y la defensa de Diego Torres, el socio de Urdangarin, tampoco se mostró abiertamente partidaria de que fuese citada a declarar como imputada.

Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, es la única parte personada en la causa que apoya la imputación de doña Cristina. Si finalmente, como parece probable, no se presenta un recurso que obligue a pronunciarse a la Audiencia de Palma, Castro fijará una fecha compatible con la agenda de su juzgado y de acuerdo con los responsables del amplio dispositivo de seguridad que tendrá que desplegarse en la sede judicial de Palma.

La comparecencia será en fin de semana y, en principio, se descarta el 1 de febrero, cuando Castro se desplazará a Valencia para tomar declaración a varios testigos del caso, y el 15 del mismo mes, en el que el Juzgado de Instrucción 3 está de guardia.

La infanta defiende su inocencia

Por su parte, el abogado de la Infanta, Miquel Roca, ha explicado este lunes que  la infanta Cristina quiere declarar ante el juez José Castro porque  "ha considerado que tenía que hacerlo cuanto antes para aclarar una  situación en la que está absolutamente convencida de su inocencia".

En declaraciones a los periodistas, Roca ha añadido que la hija  del rey confía en que, una vez haya prestado declaración en calidad  de imputada dentro del caso Nóos por un presunto delito de blanqueo  de capitales y fraude fiscal, "habrá quedado todo muy definitivamente  aclarado", según recoge Europa Press.

Ha reiterado que la infanta no está satisfecha con esta situación,  pero que ha decidido declarar, tal y como recoge el escrito  presentado ante el juez, para evitar "efectos colaterales" como la  dilación en el procedimiento, alargando una situación injusta.

"Lo mejor que podía hacer es ofrecerse voluntaria"

Según el letrado, la infanta es quien ha tomado la decisión de  renunciar a recurrir la imputación y ha decidido "que lo mejor que  podía hacer era ofrecerse voluntaria a declarar cuanto antes mejor".

"En definitiva se ha renunciado a un derecho que tiene cualquier  ciudadano y, al renunciar a esto, está adelantado voluntariamente la  posibilidad", ha indicado Roca, que ha insistido en que la infanta  está absolutamente a disposición del juzgado.

Roca ha indicado que para Doña Cristina "lo más importante es  aclarar definitivamente esta situación de la que se siente  absolutamente ajena en el contenido y la trascendencia jurídica".

Ha confirmado que la infanta está en Suiza, tras su reunión en  Barcelona con su defensa, y ha avanzado que "seguro" que se verán  para preparar la declaración.

Noticias

anterior siguiente