Enlaces accesibilidad

Una gran tormenta invernal amenaza a EE.UU. y golpea a Canadá con una ola de frío

       
  • La tormenta avanza desde el nordeste de Estados Unidos
  •    
  • Nueva York y Nueva Jersey han decretado el estado de emergencia
  •    
  • El temporal afectará a una región con unos 100 millones de habitantes

Por
Nueva York y Nueva Jersey en estado de emergencia por el temporal

Una gran tormenta invernal, llamada 'Hércules', avanza por el noreste de Estados Unidos con frío ártico, fuertes vientos y nieve, lo que ha obligado a declarar la situación de emergencia en varios estados y a cancelar miles de vuelos y cerrar escuelas en una tercera parte del país.

La tormenta, que ya ha dejado más de 45 centímetros de nieve en algunos puntos, ha provocado la cancelación de más de 2.000 vuelos y el retraso de otros 7.000, en unas jornadas especialmente complicadas para los aeropuertos de Chicago, Nueva York, Boston y Washington DC.

El portal FlightAware.com, que vigila el tráfico aéreo, ha informado de que hacia el mediodía local 2.233 vuelos dentro, hacia o desde Estados Unidos sufrían retrasos y 1.419 habían sido cancelados. El Servicio Meteorológico Nacional ha alertado de que la tormenta invernal "causará graves trastornos" lo que resta de semana, con su manto de nieve y temperaturas por debajo del punto de congelación en toda la región.

Según informa la corresponsal de TVE en Nueva York, Almudena Ariza, esta ciudad y la vecina Nueva Jersey han decretado el estado de emergencia mientras que el alcalde de la gran manzana ha pedido a los vecinos que no salgan de sus casas como medida de prevención ante el temporal. Pensilvania y parte de Nueva Inglaterra también se encuentran en alerta especial. 

   

Del mismo modo, el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, ha transmitido el mismo mensaje: "A medida que la tormenta se extiende trayendo fuertes nevadas y vientos a muchas partes del estado pido a todos los neoyorkinos que tengan precaución, eviten viajar y permanezcan en casa".

"Lo peor viene esta noche y madrugada" ha explicado el meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología del país Kim Buttrick. Se espera que la tormenta cause ventisca nevada en Long Island, Nueva York. "Tendremos fuertes nevadas, vientos y reducción de la visibilidad", ha puntualizado.

La Guardia Nacional y la policía estatal de Massachusetts permanecen en  alerta ante posibles inundaciones en las zonas de costa más vulnerables,  pero por el momento no se ha ordenado ninguna evacuación.

Mientras, Canadá se enfrenta a una de las peores olas de frío de los últimos inviernos  con temperaturas de hasta 41 grados bajo cero en ciudades como  Winnipeg, en el centro del país, o 29 bajo cero en Toronto, la ciudad  más populosa de Canadá.

Fuertes nevadas seguidas por temperaturas muy bajas

El servicio meteorológico privado AccuWeather ha indicado que, "mientras el aire muy frío sigue afectando al Medio Oeste superior, otra ola de aire helado golpeará partes del nordeste después de la ventisca con nevada y podría traer las condiciones más frías en varios años", informa Efe.

Las fuertes nevadas seguidas por temperaturas muy bajas serán "una combinación brutal", ha comentado el meteorólogo Tom Moore, del canal Weather de la televisión: "Las personas que están en condiciones de vulnerabilidad van a sufrir de verdad", informa Efe. "Es un conjunto de circunstancias muy, muy peligroso", ha añadido por su parte el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, quien ha autorizado a todos los empleados públicos del estado a volver a sus casas a las tres de la tarde.

Los meteorólogos han advertido que una segunda oleada de tiempo gélido afectará a país el domingo, en especial en la zona central. En Green Bay, en el estado de Wisconsin, la temperatura podría bajar el domingo a 28 grados bajo cero, mientras Packers juegan en su campo uno de los partidos de la ronda final de la Liga Nacional de Fútbol americano.

Ola de frio en Canadá

El temporal también está afectando a Canadá, que se enfrenta a una de las peores olas de frío de los últimos inviernos con temperaturas de hasta 41 grados bajo cero. Desde la zona central del país hasta la costa del Atlántico, los termómetros este jueves se sitúan en marcas por debajo de los 20 grados bajo cero que, junto con el llamado efecto viento, colocan la sensación térmica por debajo de -30 grados centígrados.

Las autoridades han advertido de que con estas condiciones, las partes expuestas del cuerpo se congelan en pocos minutos y aconsejan limitar las salidas al exterior al mínimo.

En el norte de la provincia de Ontario, donde no existen grandes centros urbanos pero si pequeñas comunidades indígenas, las temperaturas están llegando a -50 grados centígrados. En Montreal, la principal ciudad de la provincia de Québec, la temperatura en la mañana de hoy era -38 grados centígrados.

La compañía eléctrica de la provincia ha solicitado que se reduzca el consumo de energía de electrodomésticos entre las 16.00 y 20.00 horas para poder hacer frente a la esperada demanda extra debido a las bajas temperaturas. En la provincia de Nueva Escocia, en la costa del Atlántico, los meteorólogos pronostican que además de las temperaturas extremas, la región sufrirá una fuerte tormenta que depositará entre 15 y 30 centímetros de nieve en las próximas horas.

En Toronto, donde la semana pasada unas 250.000 personas pasaron sin electricidad varios días debido a una tormenta de hielo, las temperaturas se situaban en -29 grados centígrados con el efecto viento. Aunque Toronto Hydro ha asegurado que todos sus clientes han recuperado ya el servicio tras la tormenta de hielo, en algunas zonas se estaban produciendo cortes intermitentes de electricidad debido al consumo extra de energía para combatir el frío.

Las autoridades municipales de Toronto también han habilitado camas extras en los refugios para acoger a más personas sin techo. Mientras, en la costa oeste de Canadá, la situación es más moderada. La ciudad de Vancouver tiene previsto hoy una temperatura máxima de 8 grados y lluvia.

Noticias

anterior siguiente