Enlaces accesibilidad

Cruz Roja en República Centroafricana cifra en 281 los muertos por los combates de los últimos días

       
  • Soldados galos patrullan ya el aeropuerto de Bangui, donde hay calma
  •    
  • El número de víctimas por los combates del jueves puede aumentar

Por
Las tropas francesas entran en Bangui
Las tropas francesas entran en Bangui REUTERS REUTERS/Emmanuel Braun

La Cruz Roja en República Centroafricana ha recogido los cuerpos de 281 personas muertas durante dos días de violencia en la capital del país, Bangui, ha informado este viernes el presidente de la organización, Antoine Mbao Bogo. Mientras, el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, la operación militar francesa en el país "ha comenzado" y soldados galos patrullan la zona del aeropuerto de la capital.

Mbao Bogo ha informado que su personal ha tenido que dejar de trabajar como al caer la noche de este viernes, pero que el número de víctimas era probable que aumente significativamente cuando reanudaron el trabajo durante fin de semana. "Mañana va a ser un día monstruoso. Volveremos a trabajar y creo que vamos a necesitar un cuarto día también", además de viernes, sábado y domingo, ha asegurado a Reuters.

La cifra supera con creces la divulgada el jueves por Médicos Sin  Fronteras (MSF), que habló de al menos cincuenta muertos y cerca de cien  heridos, mientras que las autoridades fijan las víctimas mortales en,  por lo menos, más de un centenar.

Este viernes el ministro galo de Defensa, Jean-Yves Le Drian ha anunciado lo primeros movimientos de las tropas francesas en la capital del país. "La intervención ha comenzado en la medida en que las fuerzas francesas patrullan desde la noche pasada en el aeropuerto", ha precisado el ministro a la emisora RFI, donde avanzó que durante el día de hoy se desplegarán helicópteros del Ejército francés.

Esa cifra supera con creces la divulgada el jueves por Médicos Sin Fronteras (MSF), que habló de al menos cincuenta muertos y cerca de cien heridos, mientras que las autoridades fijan las víctimas mortales en, por lo menos, más de un centenar.

Continúan los incidentes violentos

La mañana del viernes ha empezado con algunos incidentes violentos en distritos del sur de Bangui, mientras que también se registraron altercados durante la noche en otros lugares de la ciudad, según pudo constatar Efe.

La situación sigue siendo complicada en la capital, pese a que el presidente de Francia, François Hollande, anunció anoche el comienzo de una acción militar "de forma inmediata", tras recibir el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU para que las tropas francesas puedan intervenir en el país junto a una fuerza africana.

Varios testigos del norte, oeste y sur de Bangui aseguraron a Efe que miembros del grupo rebelde Séléka -cuyo líder, Michel Djotodia, ejerce como presidente de la transición de la RC- están cometiendo abusos en esas zonas.

"Los militares franceses aún no han pasado a la acción esta mañana. Nuestro barrio ha sido invadido a primera hora de la mañana por hombres de Séléka. Roban, secuestran a jóvenes, matan y todos estamos huyendo", decía a Efe Patrick Zoumaya, vecino del distrito de Fatima.

Difícil situación humanitaria

Entretanto, en el monasterio Marie Mére du Verbe, en el cuarto distrito de Bangui, la situación humanitaria de miles de personas que huyeron de los combates este jueves comienza a ser difícil.

"No tenemos agua ni lugares para el aseo. No podemos salir a buscar comida, porque los hombres del Séléka están siempre presentes en nuestro vecindario", comentó a Efe Jacques Ouilikon, uno de los refugiados en el monasterio.

Pese a todo, Djotodia aseguró anoche que la situación estaba bajo control tras decretar un toque de queda de las seis de la tarde hasta las seis de la mañana en todo el territorio nacional.

El Ministerio de Seguridad Pública, por su parte, anunció el cierre de las fronteras centroafricanas con la República Democrática del Congo, desde el jueves hasta nuevo aviso.

Los ataques de las milicias "Anti-Balaka" llevaron ayer el caos a Bangui donde se registraron intensos tiroteos con artillería pesada. En las últimas semanas, se han registrado choques entre partidarios de Séléka y la milicias de autodefensa "Anti-Balaka" ("antimachete" en sango, la lengua nacional), que han atacado a civiles musulmanes, confesión de los miembros de Séléka, pero minoritaria en el país.

La crisis de la República Centroafricana comenzó cuando, el pasado 24 de marzo, la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país tras la huida de Bozizé al exilio.

Noticias

anterior siguiente