Enlaces accesibilidad

Condenado a 56 años de prisión el etarra 'Kantauri' por el asesinato de Jiménez-Becerril

       
  • Asesinó al concejal del PP y su esposa en Sevilla en 1998
  •    
  • Era el jefe de los llamados "comandos ilegales" de ETA
  •    
  • En la sentencia se han recabado "abundantes pruebas de cargo"

Por
ETA JUICIO
El exdirigente de ETA, "Kantauri", durante el juicio que se sigue contra él en la Audiencia Nacional EFE EFE/Chema Moya

La Audiencia Nacional ha condenado a 56 años de prisión al exdirigente de ETA José Javier Arizcuren Ruiz 'Kantauri' por un delito de atentado terrorista y otro de  homicidio terrorista,  con agravante de alevosía, por ordenar como  jefe militar de ETA el  asesinato en 1998 del segundo teniente de  alcalde y portavoz del PP en  el Ayuntamiento de Sevilla, Alberto  Jiménez Becerril, y a su esposa,  Ascensión García Ortiz.

La sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia considera probado que desde finales de 1994 'Kantauri' era el jefe de los llamados "comandos ilegales" de ETA y responsable de todos sus actos criminales, entre otros del llamado "comando Andalucía".

Los magistrados explican en la sentencia que se han recabado "abundantes pruebas de cargo" que acreditan que 'Kantauri' fue quien ordenó el asesinato del concejal de Sevilla y a su mujer durante una reunión en Francia con los miembros del "comando" ya   condenados como autores materiales, facilitándoles un millón de  pesetas  y 3 pistolas Browning más una Star.

En el juicio 'Kantauri' se negó a declarar y se limitó a decir que era militante de ETA. También se le condena a  indemnizar con un millón de euros a los tres hijos del matrimonio en  concepto de responsabilidad civil.

"Kantauri" era el jefe de los "comandos ilegales"

El tribunal considera probado que, desde finales de 1994  "Kantauri" era el jefe de los llamados "comandos ilegales" de ETA y  responsable de todos sus actos criminales, entre otros los del  denominado "comando Andalucía" de la organización criminal.

Según el relato de hechos probados, y en cumplimiento de las  órdenes de "Kantauri", los terroristas elaboraron informaciones sobre  cargos públicos del PP, eligiendo finalmente como objetivo a Alberto  Jiménez Becerril.

La madrugada del 30 de enero de 1998 los miembros del "comando",  José Luis Barrios y Mikel Azurmendi se apercibieron de la presencia  de su víctima en un bar, departiendo con otras personas, y observaron  cómo poco después salía en compañía de una mujer que resultó ser su  esposa. Les siguieron por calles estrellas a lo largo de unos 245  metros y les dieron muerte con las pistolas entregadas por  "Kantauri".

Ordenó dedicar "toda la fuerza posible" contra los políticos

Los magistrados han tenido en cuenta, entre otras pruebas, las  propias declaraciones que prestaron los autores materiales en sede  judicial, así como cartas manuscritas de "Kantauri" incautadas en un  piso franco de ETA. En esos documentos ordenaba dedicar "toda la  fuerza posible" para atentar contra los políticos, contra cualquier  político del PP en especial mediante la realización de secuestros o  "darle en la cabeza".

El contenido de dichas cartas, según la sentencia dada a conocer  este jueves por la Audiencia Nacional, es lo que ha llevado al  tribunal a aplicar la agravante de alevosía aunque Arizcuren Ruiz no  fuera el autor inmediato de los hechos.

"Como suele ocurrir -señalan los magistrados en su resolución-,  los autores mediatos, los que proporcionaron a sus subordinados las  instrucciones necesarias para llevar a cabo brutales atentados,  facilitándoles armas, explosivos, dinero y todo el material necesario  para el 'éxito' de toda esa sinrazón, son los jefes que ni se manchan  las manos de sangre ni corren peligro alguno de ser detenidos".

El fiscal Daniel Campos había solicitado para el que fuera jefe de  ETA a 60 años de prisión por la comisión de dos asesinatos  terroristas y un millón de euros de indemnización para los tres hijos  de la pareja, que quedaron huérfanos.

Consideraba la Fiscalía  que 'Kantauri' ejercía desde 1994 la  dirección de los comandos de la banda terrorista y, entre ellos, el  'Andalucía' que integraban Mikel Azurmendi, José Luis Barrios y Maite  Pedrosa, autores materiales de los disparos que acabaron con la vida  del matrimonio. 

Noticias

anterior siguiente
-->