Enlaces accesibilidad

China eleva la tensión con Japón al crear una "zona de seguridad aérea" sobre las Senkaku

       
  • Obligará a identificarse a los aviones que sobrevuelen las islas en disputa
  •    
  • Pekín y Tokio han pedido explicaciones a los embajadores respectivos

Por
Fotografía de archivo de un avión de reconocimiento de las Fuerzas de Auto-Defensa de Japón sobrevolando una de las islas Senkaku/Diaoyu
Fotografía de archivo de un avión de reconocimiento de las Fuerzas de Auto-Defensa de Japón sobrevolando una de las islas Senkaku/Diaoyu. REUTERS REUTERS/Kyodo

La disputa territorial entre China y Japón por la soberanía sobre un pequeño archipiélago de islotes deshabitados ha vuelto este lunes a causar fricciones diplomáticas entre ambos países.

El motivo ha sido el anuncio chino de la creación de una "zona de identificación aérea" en el este del Mar de China, cuya área incluye las islas en disputa, llamadas Diaoyu en chino y Senkaku en japonés.

Japón ha reaccionado convocando al embajador chino en Tokio, y China ha hecho lo mismo poco después.

"Que Japón haga esas irresponsables acusaciones contra China es un completo error y está injustificado", ha declarado el portavoz chino del Ministerio de Exteriores, Qin Gang, en respuesta a las críticas de varios políticos nipones sobre la creación de esa zona aérea.

Los aviones comerciales tendrán que identificarse

China anunció durante el fin de semana las coordenadas de esta "zona de identificación aérea", que incluyen el cielo sobre las islas. Los aviones comerciales tendrán que informar de su recorrido a las autoridades chinas antes de sobrevolarla.

Aunque, según informa Reuters, las autoridades chinas han asegurado que no afectará a las "operaciones normales" de los vuelos internacionales, a renglón seguido han advertido de que tomarán "medidas defensivas" contra cualquier aparato no identificado.

Japón y EE.UU. han criticado duramente la iniciativa, que consideran va dirigida a reforzar su reclamación de soberanía sobre los islotes. China ya ha estado enviando barcos a la zona, la última vez en abril de este año, lo que ha suscitado las protestas japonesas.

La histórica disputa en torno a las Senkaku/Diaoyu se elevó de tono en septiembre de 2012, cuando Japón compró a un propietario privado tres de las cinco islas del deshabitado archipiélago, situado en el Mar de China Oriental y de apenas 7 kilómetros de extensión. El movimiento provocó una ola de manifestaciones nacionalistas en China.

Desde entonces, el conflicto ha provocado que las relaciones entre la primera y la segunda economía de Asia se hayan deteriorado, afectando a los intereses comerciales de ambas.

Se cree que la zona en la que se encuentran las islas, cuya soberanía también reclama Taiwán, podría albergar importantes reservas de hidrocarburos.

Noticias

anterior siguiente