Enlaces accesibilidad

El juez condena a la farmacéutica alemana a indemnizar a los afectados por la talidomida

  • Tendrá que pagar 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía
  • El fármaco recetado para las náuseas del embarazo provocaba malformaciones
  • La empresa Grünenthal analiza la sentencia para decidir si la recurre

Por
El juez condena a la farmacéutica alemana a indemnizar a las víctimas por la Talidomida

El Juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid ha condenado a la farmacéutica Grünenthal al pago de una indemnización a los afectados de la talidomida que reclamaron 204 millones de euros en el juicio por las deformaciones que les causó ese medicamento. Grünenthal "no comparte los argumentos de la sentencia" y estudiará si recurre el fallo.

En la sentencia, hecha pública este miércoles, la juez estima parcialmente la demanda presentada por la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España y condena a la farmacéutica alemana al pago a cada uno de los afectados de 20.000 euros por cada punto porcentual de minusvalía que les haya reconocido la Administración.

Además de la indemnización, la jueza condena a la farmacéutica al pago de los intereses legales desde la fecha de interposición de la demanda con el incremento previsto legalmente a partir de esta resolución.

Los afectados nacieron sin pies o sin brazos después de que les recetaran a sus madres el fármaco para combatir las náuseas del embarazo, fabricado por Grünenthal, que se prohibió en Alemania hace más de cincuenta años. En el juicio, que se celebró el 14 de octubre, hasta 180 víctimas pidieron una indemnización.

"Hemos ganado", ha resaltado a Efe el abogado de los afectados, Ignacio Martínez, tras conocer la decisión judicial, que pone fin a una lucha de décadas de estas personas. 

"Comportamiento negligente" de la farmacéutica

La magistrada señala en la sentencia que la farmacéutica tuvo "un comportamiento negligente", al distribuir la talidomida, a sabiendas de los efectos "nocivos" del medicamento.

La distribuidora, según la resolución, optó por "no informar a los médicos españoles del motivo de la interrupción de las ventas" y por dar a los colaboradores externos "una información parcial".

Argumenta que la farmacéutica tuvo "pleno conocimiento" de que se estaban produciendo nacimientos de bebés que padecían malformaciones y que se había vinculado el fenómeno a la ingesta de medicamentos con talidomida, fabricados por Grünenthal, que se estaban distribuyendo en España.

En el prospecto de uno de los fármacos, se indicaba que el medicamento era de "acción segura, insípido e inocuo", sin previsión alguna de contraindicación, lo que generaba "una situación de riesgo permanente vinculada a la falta de diligencia de los laboratorios".

La farmacéutica asumió su responsabilidad por los daños

La juez subraya que "no puede olvidarse" que Grünenthal ha asumido pública y mundialmente la responsabilidad por los daños derivados de la fabricación, distribución y consumo de los medicamentos con talidomida que produjo.

Por ello, la juez condena a la farmacéutica a indemnizar a los socios de la Asociación de Víctimas de Afectados por la Talidomida (Avite), que perciban o pudieran percibir en el futuro las ayudas económicas previstas en un real decreto aprobado por el Gobierno en 2010.

Los hechos no están prescritos, como alegaba la farmacéutica, porque, a pesar del tiempo transcurrido, en la actualidad no se tiene un conocimiento "cierto, cabal, seguro, exacto y absolutamente definitivo" sobre el alcance de las lesiones y las secuelas producidas por la talidomida, argumenta la magistrada.

El fallo del Juzgado no es firme y contra él cabe un recurso de apelación, que se puede presentar en el plazo de veinte días.

Grünenthal "no comparte los argumentos de la sentencia"

La farmacéutica Grünenthal ha señalado este miércoles en un comunicado que "respeta pero no comparte los argumentos de la sentencia, por lo que procederá a analizarla con mayor grado de detalle" para decidir "las acciones que estime más apropiadas".

La compañía insiste en que "su conducta fue consistente con el estado del conocimiento científico y con los estánderes que prevalecían en aquel momento para el desarrollo y la realización de pruebas en la industria farmacéutica".

Grünenthal señala que la sentencia solo reconoce la indemnización a una parte reducida de los demandantes, "menos de 20" y añade que "lamenta sinceramente la tragedia de la talidomida, que siempre formará parte de la historia de la compañía".

Noticias

anterior siguiente