Enlaces accesibilidad

La Plataforma por la Cultura advierte de que en Madrid la cultura quedará en "manos privadas"

  • Más de 60 asociaciones expresan su "repulsa" a los planes del consistorio
  • La Plataforma cree que habrá privatizaciones y despidos de 400 trabajadores
  • El Ayuntamiento de Madrid niega las privatizaciones

Por
PRESENTACIÓND DE LA OBRA "EL DIVORCIO DE FÍGARO"
Los actores Micaela Quesada y David Sánchez en la obra "El divorcio de Fígaro", en el teatro Fernán Gómez de Madrid. EFE EFE/Kote Rodrigo

La Plataforma en Defensa de la Cultura, integrada por más de 60 asociaciones, ha advertido este viernes que la conversión de la empresa municipal Madrid Destino en una firma público-privada deja el ámbito cultural de la capital "en manos de intereses privados".

En un comunicado, la Plataforma expresa su "absoluta repulsa" ante las decisiones adoptadas por el Consejo de Administración de la empresa, en el que se anunció como nuevo delegado de Las Artes, Deportes y Turismo, a Pedro del Corral, y a Pablo del Amo como consejero ejecutivo de Madrid Destino.

La Plataforma dice que Del Amo ha anunciado la transformación de la empresa, hasta el momento pública, en una pública-privada, "con el consiguiente anuncio de la privatización de todos los teatros y espacios culturales" que gestionaba Macsa, antigua empresa gestora cuya fusión con Madrid Visitors y Madridec ha dado lugar a Madrid Destino.

Posibilidad de despidos

La Plataforma en Defensa de la Cultura advierte de la posible "puesta en manos privadas" del Teatro Municipal Fernán Gómez, el Circo Price, las Naves del Matadero, de determinados espacios del Conde Duque y del "despido de 400 trabajadores, prácticamente la totalidad de la plantilla".

Las asociaciones creen que los gestores actuales de los espacios culturales de Madrid, "más preocupados por la rentabilidad económica y por realizar negocio con empresas amigas", amenazan con "adocenar" la cultura y "rebajar su nivel" sin respetar la labor y la experiencia de sus trabajadores, que son quienes han sacado adelante estos recintos durante años.

Además, dicen, estos espacios, "gestionados y programados correctamente pueden ser rentables", dice la Plataforma, convencida de que "sólo la ignorancia y el continuo atropello de lo público por parte de la administración municipal pueden servir de coartada para tamaña tropelía".

Los teatros y demás espacios de la cultura de Madrid "han sido pagados y mantenidos con el dinero de los madrileños y ahora, sin contar con ellos, serán malvendidos a empresas que, a juzgar por el conflicto de la huelga de recogida de basuras -un modelo similar de privatización-, no parecen augurar una mejora en su actividad cultural", añade la Plataforma.

Este jueves, el portavoz del Grupo Socialista de Madrid, Jaime Lissavetzky, alertó del "escándalo" que supone que la nueva configuración de Madrid Destino suponga que en su accionariado haya "mayoría privada".

El Ayuntamiento niega las privatizaciones

Por su parte, el Consejo de Administración de la empresa municipal Madrid Destino Turismo Cultura y Negocio aseguró este jueves que el Ayuntamiento de Madrid "no va a privatizar ningún equipamiento cultural" y que seguirá gestionándolos todos, incluidos los teatros.

La respuesta del Ayuntamiento de Madrid se producía después de que desde distintos ámbitos, desde la oposición a parte del mundo de la cultura, se hiciera público un supuesto anuncio del nuevo consejero delegado de la empresa municipal Madrid Destino, Pablo del Amo, sobre la privatización de todos los teatros y espacios públicos de Madrid.

Respecto a la plantilla, la empresa señaló a Efe que en la actualidad la componen 392 personas, que incluyen las de las empresas municipales que se han unido en Destino: Madrid Arte y Cultura S.A. (Macsa), encargada hasta ahora de los espacios culturales, y Madrid Visitors & Convention Bureau, que se encargaba de la promoción turística. Recordó que "ya está anunciado un proceso de reestructuración de las plantillas" para el momento en que sea absorbida también la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec) y sus trabajadores pero que "bajo ningún concepto esa reestructuración conllevará el cierre o privatización de ningún centro cultural u otro espacio".

"Es una reestructuración motivada por un hecho obvio: donde antes había tres empresas, habrá una y la reestructuración evitará las duplicidades que evidentemente se producirán sin mermar para nada la capacidad de gestión de los espacios", ha manifestado la dirección de la sociedad municipal.

Noticias

anterior siguiente
-->