Enlaces accesibilidad

La ONU pide 225 millones de euros para responder a la emergencia del tifón Haiyan en Filipinas

Por
Solidaridad mundial para ayudar a Filipinas tras el devastador tifón Haiyan

Las agencias humanitarias de la ONU han pedido 301 millones de dólares (alrededor de 225 millones de euros) para poder responder durante seis meses a la emergencia en Filipinas por el tifón Haiyan.

Así lo ha avanzado en Ginebra el portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Jens Laerke.

Por su parte, la Unión Europea ha desbloqueado este martes una ayuda adicional de 10 millones de euros, que se une a tres millones decididos anteriormente, según ha anunciado el comisario de Desarrollo, Andris Piebalgs, en Manila.

Mientras los equipos de emergencia y rescate trabajan contrar reloj para llegar a las víctimas en las zonas del país que continúan aisladas, la ayuda internacional ha comenzado a llegar. Numerosos países y organizaciones han anunciado su colaboración. 

España y la UE se vuelcan con Filipinas

España anunció el envío de dos aviones con ayuda para los damnificados por el tifón Yolanda, como respuesta humanitaria que el Ministerio de Exteriores ha cuantificado en total en más de un millón de euros.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, hizo este anuncio en un acto conmemorativo del 25 aniversario de la AECID, y aseguró que es el tifón filipino es una catástrofe "peor que la del Katrina".

Es una catástrofe peor que la del Katrina

Además, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) enviará en las próximas horas dos aviones con 15 y 40 toneladas de ayuda humanitaria de urgencia respectivamente, por un valor conjunto de 631.000 euros.

El cargamento de los aparatos, en el que ha colaborado Cruz Roja y organizaciones no gubernamentales, permitirá suministrar diariamente agua potable a más de 70.000 personas y llevará material de cobertura, como tiendas y mantas, así como raciones de emergencia para atender las necesidades básicas.

España es el único país de la UE con un equipo permanente de ayuda humanitaria en Filipinas y desde 2007 ha donado más ayuda humanitaria que ningún otro socio de la Unión (26 millones de euros), según ha informado el Ministerio de Exteriores.

Además de las ayudas de la AECID y las ONG, la entidad La Caixa ha aprobado una donación extraordinaria de 100.000 euros para los damnificados por el tifón.

Por su parte, la Fundación Reina Sofía, en colaboración con Laboratorios Normon y la AECID, enviará medicamentos (antibióticos, analgésicos y anestésicos locales) por valor de 300.000 euros a los damnificados por el tifón.

ACNUR, la OMS y las organizaciones no gubernamentales

Liderando las ayudas, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció este lunes que fletará un primer avión para Filipinas, cargado con ayuda de emergencia para unas 16.000 familias afectadas.

En el aparato, que saldrá de la central de ayuda de emergencia de ACNUR en Dubai, se enviarán 2.500 tiendas de campaña, además de mantas, colchonetas, bidones de agua, utensilios de cocina y unas 50.000 linternas solares para "mejorar la protección de las familias que han perdido sus hogares", ha indicado la agencia de Naciones Unidas en un comunicado.

"El nivel de destrucción que estamos viendo es absolutamente asombroso", ha señalado el Alto Comisionado para los Refugiados, Antonio Guterres.

El nivel de destrucción es asombroso

Guterres también ha precisado que, aunque el trabajo de ACNUR se centra generalmente en situaciones relacionadas con conflictos, "el carácter excepcional de esta trágica situación requiere todos los esfuerzos posibles para prestar ayuda a la gente necesitada".

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció un cargamento de medicinas para cubrir las necesidades básicas de 120.000 personas durante un mes y suministros para 400 intervenciones quirúrgicas.

También contribuirán con 350.000 euros de ayuda a la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, que se encuentran en estos momentos elaborando un llamamiento de emergencia que se lanzará en los próximos días.

Otros países se unen a la ola de solidaridad

La comunidad internacional se ha movilizado rápidamente destinando fondos y efectivos para apoyar a las autoridades filipinas y asistir a la devastada población.

Por su parte, Estados Unidos se ha volcado con la crisis humanitaria. El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, ordenó el lunes el desplazamiento del portaaviones USS George Washington y otros barcos de la Armada al país para ayudar en las tareas de rescate y asistencia.

Una ayuda que se suma al despliegue este domingo de alrededor de 90 marines estadounidenses procedentes de la base aérea de Futenma, en Okinawa (Japón), que partieron el domingo hacia Filipinas a bordo de dos aeronaves.

También el papa Francisco, quien pidió el domingo rezar por las víctimas y solicitó "ayuda concreta" para los damnificados, dispuso el lunes una primera donación de 150.000 euros (unos 200.000 dólares), que será distribuida a las iglesias católicas locales.

El Gobierno italiano enviará ayuda al país por valor de 1,3 millones de euros, entre dinero y artículos como tiendas de campaña, potabilizadoras y medicinas, según anunció su ministra de Exteriores, Emma Bonino.

Del mismo modo, Latinoamérica se ha unido a las manifestaciones de solidaridad expresadas por el Papa, la ONU y la mayoría de países del mundo. Venezuela ha manifestado a través de una nota oficial sus "sentimientos de hermandad" en este "triste momento" y reiteró su solidaridad con Filipinas, al igual que Ecuador, Argentina, Brasil, México, Nicaragua y Costa Rica.

Por su parte, Chile ha anunciado el próximo envío de ayuda humanitaria.

Noticias

anterior siguiente