Enlaces accesibilidad

'Una cuestión de tiempo': del chico conoce chica al secreto de la felicidad

  • Richard Curtis dirige una mezcla de comedia, familia y viajes en el tiempo
  • El director de Love actually afirma que es su última película
  • RTVE.es entrevista al cineasta británico y estrena un clip en exclusiva

Por
Richard Curtis: "Las comedias románticas solo son la mitad de la historia"

FICHA TÉCNICA

Título original: About time
Año: 2013
Duración: 123 min.
País: Reino Unido
Director: Richard Curtis
Guion: Richard Curtis
Reparto:  Domhnall Gleeson,  Rachel McAdams, Bill Nighy, Lydia Wilson, Lindsay Duncan

Richard Curtis es el maestro del chico conoce a chica. Autor de los guiones de Cuatro bodas y un funeral, Notting Hill, y director de Love actually y Radio Encubierta , el cineasta inglés de 56 años conoce todos los trucos de la comedia romántica. En Una cuestión de tiempo (estreno 18 de octubre) se atreve a ir más allá del final feliz en una película que habla precisamente de la felicidad y que precisamente es el final de su carrera de director. “La razón por la que no quiero dirigir más es porque quiero ser feliz. Hay miles de días de dolor”, explica.

En Una cuestión de tiempo un joven descubre que los hombres de su familia tienen el don de viajar en el tiempo sobre su propia vida hacia atrás. ¿Una película de ciencia-ficción? En absoluto, los viajes en el tiempo carecen de importancia (como casi todas las cosas) en la búsqueda de la felicidad. Porque de eso trata Una cuestión de tiempo.

“Me di cuenta hace cinco años de que era el tema que más me interesaba: básicamente cómo ser feliz”, dice Curtis. “Estoy rodeado de muchas cosas felices, pero es fácil preocuparse por el futuro, preocuparse de si tu trabajo es bueno o preocuparse de tu familia”.

Su mezcla de buen rollo, diálogos entre lo ácido y lo tierno, y el recordatorio de que hay que prestar más atención a los seres queridos ha conectado con el espectador medio. En su primer fin de semana en Reino Unido lideró la taquilla, y en el pasado Festival de San Sebastián fue la segunda elección del público dentro de la sección de Perlas.

Tim Lake (Domhnall Gleeson) es un joven de 21 años que descubre que puede viajar en el tiempo. Su padre (Bill Nighy) le cuenta que todos los hombres de la familia han tenido desde siempre ese don, el de regresar en el tiempo a un momento determinado, una y otra vez, hasta conseguir hacer "lo correcto". Así pues, Tim decide volver al pasado a intentear conquistar a Mary (Rachel McAdams), la chica de sus sueños.

Vida = comedia romántica + drama familiar

Domhnall Gleeson y Rachel Mcadams (El diario de Noa) son la pareja protagonista. Como suele ocurrir en los guiones y películas de Curtis, chica guapa y chico corriente. “Siempre espero que el amor sea ciego porque soy un tipo corriente”, dice mientras ríe. “Tratamos de hacer a Rachel McAdams un poco menos guapa, con un pelo y una ropa un poco raros, pero lo que me gusta de esta película es que los dos se gustan entre ellos desde el momento en el que se conocen. Y en el momento en el que se conocen no pueden verse. Así que ya están enamorados cuando ven que la chica es más guapa que el hombre”.

"Estoy rodeado de cosas felices, pero es fácil preocuparse por el futuro"

La comedia y los viajes en el tiempo para cuadrar la cita perfecta (al estilo Atrapado en el tiempo) se solapan con la vida familiar, problemas de seres queridos, y una hermosa relación entre hijo y padre (el inmenso Bill Nighy). Es decir, lo que se esconde tras el final feliz: las dificultades del comer perdices.

“Las comedias románticas como las que solía escribir solo son la mitad de la historia. Cuando te casas con alguien y tienes hijos, empiezas una familia y cuidas de tu propia familia, así que es un drama familiar y una comedia romántica”, explica el director. “En mis películas antiguas como Cuatro bodas y un funeral y Notting Hill, había mucho sobre amigos, había olvidado que tenía una familia, así que pensé que ahora que soy un padre de cuatro debería escribir sobre la familia porque vengo de una familia muy feliz y tengo una familia feliz”.

"Las comedias románticas solo son la mitad de la historia"

El director perdió a su padre y a su madre en los últimos cinco años y se ha servido de esa emoción para recrear algunas escenas que tocan sí o sí. Si Curtis pudiera viajar en el tiempo de su propia vida, no lo dudaría. “Probablemente iría a la Navidad de 30 años atrás, cuando mi familia estaba bien y era feliz, me gustaría volver y sentir cómo era una familia”, dice. “No vería El exorcista, la película que arruinó mi vida por un año porque la vi cuando era pequeño, y probablemente vería a The Beatles en concierto”, añade.

El testamento de Curtis

Curtis abandona la dirección pero no la escritura. Su último guión, Trash, lo dirige ahora mismo Stephen Daldry (Billy Elliot, Las horas) con Rooney Mara y Martin Sheen el reparto, una película de aventuras situada en Rio de Janeiro. “Lo hago porque nunca lo he hecho antes y es divertido para mí”. Al fin y al cabo, tras recordar la clave de la felicidad ¿qué queda por decir?- “Si escribo otra película que sea muy personal quizá sea sobre mujeres que viajan en el tiempo porque me siento mal de que no puedan hacerlo en esta”, bromea.

Escuchando a Curtis parece que no tiene dificultades en aplicar su fórmula. Él lo niega. “Intento seguir las instrucciones de la película. Trato de simplemente decir: “Esto es un cosa maravillosa que está pasando, vamos a disfrutar el día en lugar de preocuparnos. Me estoy acercando a ello pero necesito ver la película muchas veces para aprender la lección”.

Noticias

anterior siguiente