Enlaces accesibilidad

El FBI identifica a un exmilitar como principal sospechoso del tiroteo de Washington

       
  • Aaron Alexis, de 34 años, ha sido abatido por la Policía
  •    
  • Fue expulsado del Ejército en 2011 por uso indebido de su arma
  •    
  • Tenía acceso a la base porque trabajaba para una empresa externa
  •    
  • Tenía otros antecedentes pero nunca fue juzgado

Enlaces relacionados

Por
El FBI identifica a un exmilitar como principal sospechoso del tiroteo de Washington

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha identificado a Aaron Alexis como el único sospechoso del tiroteo que ha costado la vida a 12 personas en un edificio de la Armada en Washington este lunes. Alexis ha sido también abatido por la Policía.

Aaron Alexis, de 37 años, era un exmilitar que, según parece, trabajaba actualmente como empleado externo, aunque no se ha podido confirmar si estaba trabajando para el Ejército en el momento del tiroteo, según han informado oficiales.

Una fuente policial ha explicado en la cadena por cable CNN que Alexis iba  armado con un rifle semi-automático AR-15, un segundo rifle, y una  pistola semi-automática Glock cuando falleció en el tiroteo.

Por ahora, las autoridades federales no han establecido el motivo del  crimen, pero tampoco creen que se trate de un acto terrorista. A pesar de las informaciones iniciales, se ha descartado, por el momento, que hubiera más de un atacante.

Tenía antecedentes, pero no fue juzgado

Alexis fue miembro de la reserva de la fuerza naval en Fort Worth (Texas)  entre 2007 y 2011, donde trabajaba en varios sistemas de ingeniería  eléctrica en equipos de aviación, llegando a recibir la Medalla de Servicio de Defensa Nacional y la Medalla de Servicio a la Guerra Global contra el Terrorismo, dos condecoraciones habituales.

Su padre, en una entrevista telefónica, ha asegurado que había servido en el Ejército, pero que en la actualidad se encontraba continuando con su formación académica, al mismo tiempo que realizaba un trabajo en el sector privado.

"Ha sido un impacto total", ha explicado el padre  de Alexis al saber que su hijo había sido identificado como sospechoso  en el tiroteo.

Según datos que se han hecho públicos, Alexis vivió, desde 1998, en  Nueva York, Texas y Washington.

En 2004, según un informe policial, Alexis fue arrestado por disparar al coche de un obrero de la construcción "en un ataque de furia" tras haber "percibido una falta de respeto". Alexis explicó a los detectives que su presencia en el ataque a las torres gemelas el 11 de septiembre le había "causado trastornos", según explica el informe policial.

En septiembre de 2010, en Fort Worth,  Texas, fue arrestado por descargar un arma de fuego de manera ilegal,   aunque su caso no fue procesado, según ha explicado Melody McDonald,  portavoz de la Fiscalía del Distrito en el Condado de Tarrant.

"Se determinó que Alexis estaba limpiando un arma en su apartamento cuando se disparó accidentalmente", ha explicado McDonald.

No tenía experiencia en combate  ni había sido desplegado al exterior. La Marina lo expulsó en enero de  2011 a raíz del incidente del disparo en su apartamento.

Permiso especial para accesos restringidos

La compañía informática Hewlett-Packard ha informado de que Alexis era empleado de la compañía "The Experts" (Los expertos), una subcontrata de la división de servicios militares de HP.

Su función, según ha explicado HP, era "actualizar equipamiento utilizado en la Intranet" de los Marines del Ejército de EE.UU..

"HP está cooperando en lo posible con las fuerzas de la ley", ha  explicado el director de relaciones corporativas de la compañía, Michael  Thacker, que ha expresado sus condolencias con las víctimas y sus familias.

Aparentemente tenía acceso al complejo de la Marina y otras instalaciones militares.

Según ha explicado Thomas Hosko, principal ejecutivo de The Experts, a medios estadounidenses, Alexis pasó una revisión de antecedentes y su permiso de acceso privilegiado había sido renovado en julio pasado por las autoridades.

"Nadie pudo haber hecho nada para prevenir esto excepto Aaron Alexis. Quizá se le cruzaron los cables, no lo sé; simplemente es el incidente más desafortunado que he visto en toda mi carrera", ha lamentado Hoshko en declaraciones al Washington Post.

Noticias

anterior siguiente