Enlaces accesibilidad

La NASA capturará un asteroide que le ayudará en la futura misión a Marte

       
  • La 'misión asteroide' capturará una roca de 500.000 kilos para estudiarla
  •    
  • Se trata de una misión "segura" que ya ha recibido más de 400 proyectos
  •    
  • El Gobierno de EE.UU. ha incluido la misión en sus presupuestos para 2014
  •    
  • La captura del asteroide servirá para avanzar en la misión a Marte para 2030

Por
Imágenes de la Nasa del asteroide '1998 QE'
El asteroide '1998 QE' detectado por la NASA en una imagen de archivo. AFP AFP / Archivo

La NASA ha completado el primer paso para abordar la captura de un asteroide que pasará cerca de la Tierra. Para ello utilizará una nave espacial robótica que lo acercará a las proximidades de la Luna para luego traerlo a la Tierra. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos que la NASA han incluido en su agenda para el próximo año.

Líderes y expertos de la agencia espacial estadounidense se han reunido este miércoles para examinar los conceptos y alternativas existentes para cada fase de la 'misión asteroide' que pretende capturar la roca. En el encuentro se han revisado y evaluado los aspectos técnicos y programáticos del proyecto.

El administrador de la agencia espacial, Robert Lightfoot, ha  apuntado que "la ciencia, la tecnología y los equipos de exploración humanos están trabajando en conjunto para comprender mejor acerca de los asteroides cercanos a la Tierra, incluidos los potencialmente peligrosos".

"Estoy muy orgulloso de los equipos y los avances que se han hecho hasta ahora y espero que vaya mejorando a medida que se  desarrolle el concepto de la misión", ha añadido.

La organización ya ha empezado a valorar algunas de las más de 400 propuestas enviadas desde la industria, las universidades y el público para esta iniciativa.

Una roca de 500.000 kilos

La intención de la NASA es capturar un asteroide utilizando una nave espacial robótica para acercarlo a las proximidades de la Luna desde donde será accesible al ser humano y, posteriormente, traerlo a la Tierra. Los expertos hablan de una roca de siete metros de diámetro y 500.000 kilogramos de peso.

La nave utilizaría impulsores eléctricos y de energía solar y arrastraría el cuerpo hasta situarlo en el Punto de 'Lagrange EML2', en donde las fuerzas gravitatorias de la Tierra y la Luna se equilibran, de manera que el asteroide puede mantenerse estacionario.

Allí, según se ha debatido en esta reunión, estaría lo suficientemente cerca como para llegar con un vehículo tripulado Orion, lanzado por un sistema espacial de  lanzamiento de carga pesada.

Una misión sin riesgos

En cuanto a los posibles riesgos, los científicos aseguran que no supondría amenaza alguna para la Tierra ya que los asteroides elegidos serían del tipo C (condritas carbonáceas, los más comunes), que tienen la misma densidad que "una bola de barro seca" y que, además, llegarían hasta la Tierra a una velocidad segura. 

La ‘misión ateroide’ se incluye en el ejercicio presupuestario de 2014 que el Gobierno de Estados Unidos ha aprobado para la NASA. Los  expertos han indicado que es un paso más en la estrategia de la agencia espacial para enviar seres humanos a Marte en la década de 2030.

Noticias

anterior siguiente